Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 Economía MOVIMIENTOS EN EL SECTOR ELÉCTRICO REORDENACIÓN VIERNES 23 9 2005 ABC La eléctrica del Santander está en todas las quinielas y, sobre todo, en las de las portuguesas GDP y EDP Las empresas energéticas se adelantan a las decisiones que puedan derivarse del Libro Blanco b Los movimientos del sector Futuro mapa del sector energético Distribución de electricidad Distribución de gas energético español se suceden en las últimas semanas y todo apunta a que provocarán una importante reestructuración del mismo J. G. MADRID. El Banco Santander había reconocido hace tiempo su interés por desprenderse de su participación del 22 en Unión Fenosa, eléctrica de la que ha sido su accionista de referencia. Esto ha provocado que la compañía que preside Antonio Basagoiti figure en todas las quinielas sobre la reestructuración del sector energético español, máxime ahora, cuando la opa de Gas Natural sobre Endesa ha multiplicado las posibles combinaciones. En el sector eléctrico, todo apunta a que se crearían cuatro grandes grupos. Uno, la actual Endesa o la resultante de la fusión entre el grupo gasista y esa compañía; otro, Iberdrola; un tercero, el formado por Unión Fenosa junto a otra empresa; y el cuarto, Hidrocantábrico. La quinta del sector sería Viesgo. Endesa UF Iberdrola Viesgo EDP HC Endesa Gas Natural EDP HC NaturCorp Cuatro o tres grandes eléctricas Estas cuatro grandes eléctricas podrían reducirse a tres si se confirmara el interés demostrado públicamente por las compañías portuguesas Gas de Portugal (GDP) y Energías de Portugal (EDP) sobre Unión Fenosa. Hay que subrayar que ésta última es el accionista mayoritario de Hidrocan- tábrico. En este punto cabe recordar que el Gobierno de Aznar vetó en 2000 la compra de Hidrocantábrico por Unión Fenosa con el argumento de que cuatro son mejor que tres En las últimas fechas, después de que Gas Natural lanzara la opa sobre Endesa, se han acentuado en Portugal los rumores sobre el desembarco de EDP o GDP en Unión Fenosa. El elevado precio de la compañía madrileña ha frenado de momento esas intenciones. Hace pocos días, el propio presidente de Unión Fenosa, Antonio Basagoiti, dijo en Galicia que le constaba que ha habido contactos para conocer la situación de algún accionista de la compañía, aunque matizó que desde lue- go, en este momento no hay ninguna operación de este tipo en marcha En las quinielas se queda al margen Viesgo, controlada por la multinacional italiana Enel que, no obstante, ha manifestado también su interés por crecer en España. El pistoletazo de salida de la reestructuración del sector energético español lo ha dado La Caixa, al pilotar la Viesgo, controlada por la italiana Enel, va de tapada y podría protagonizar algún movimiento importante pretendida fusión entre el grupo gasista y la eléctrica que preside Manuel Pizarro. Esta operación, calculada al milímetro en el plano empresarial, se ha lanzado precisamente en estos momentos para anticiparse al Libro Blanco y a la reordenación del sector energético que dijo que iba a llevar a cabo el ministro de Industria, Turismo y Comercio, José Montilla. Además, como cuestiones colaterales- -según unos- -o como apoyo fundamental- -según otros- -está el tema político. A nadie escapa que la operación diseñada por La Caixa cuenta con el respaldo tanto del Gobierno socialista como del tripartito catalán. La eterna polémica de si las cajas deben realizar inversiones industriales o no se ha recrudecido con la opa de Gas Natural- -participada mayoritariamente por La Caixa- -sobre Endesa y ahora con la posible compra de un grupo liderado por Caixanova del 22 de Fenosa Otra vez las cajas de ahorros TEXTO: M. P. la Caixa de Pontevedra, realizada en julio del año 2000. Además, esta caja posee el 49,78 del Banco Gallego. Otras participaciones de la entidad gallega están también en la eléctrica Unión Fenosa, de la que posee el 4 Pescanova, Bodegas Vinum, Exportalia, Filmanova, Ibadesa, Prethor, Geriatros, Hoteles Participados, Vibarco, así como en varias navieras de esa comunidad autónoma. Influencia política Cuatro años más tarde adquiría el negocio minorista de BNP España. Caixa Galicia no se ha limitado a extender sus tentáculos en el negocio puramente bancario, sino que posee una importante red de participaciones industriales entre las que destacan compañías del calibre de la propia Unión Fenosa, de la que posee ya un 10 después de las dos últimas adquisiciones realizadas la semana pasada, con un 1 y ayer con otra cifra similar. Asimismo, está presente en el accionariado de Repsol, Ence, Pescanova, Puleva, Zeltia, Iberia y Azkar, entre otras. Por su parte, Caixanova es el resultado de la fusión de Caixavigo y Orense y Buena parte de las participaciones industriales de estas cajas entran dentro de la eterna polémica de si las inversiones están realizadas por la influencia política presente en sus consejos de administración y asambleas generales. Lo cierto es que la mayoría de las participadas son empresas radicadas en las comunidades autónomas en las que las cajas tienen establecida su sede. Ante esto, las propias cajas alegan que dónde van a invertir mejor que en la zona donde tienen su mayor presencia. La actual reglamentación establece una cuota máxima del 50 para la representación política. No obstante, resulta muy complicado saber quién representa a quién. MADRID. Cuando todavía no se ha digerido el paso dado por La Caixa para intentar liderar la reordenación del sector energético a través de la opa lanzada sobre Endesa por su participada Gas Natural, el nombre de otras dos cajas de ahorros- -Caixa Galicia y Caixanova- -saltaron ayer al terreno de juego como promotores de sendos grupos para engullir el 22 que el Santander tiene de Unión Fenosa. Sin embargo, la primera de estas entidades, radicada en La Coruña, desmentía a última hora de ayer estar en la operación. Caixa Galicia es el resultado de siete procesos de fusión y de dos adquisiciones. El proceso se inició en 1978, con la integración de las Cajas de La Coruña y Lugo y la de Ferrol. Dos años después se producía la absorción de la Caja de Ahorros de Santiago, y en 1982 la Caja de Ahorros Provincial de Lugo. Más adelante, Caixa Galicia adquiriría las Cajas Rurales de Pontevedra y Orense para terminar su crecimiento en esa comunidad autónoma. Expansión fuera de Galicia La expansión de esta caja no acabó ahí, pues en 1992 fue incorporada la Caja Rural de León, así como el Banco de Fomento, localizado en la Comunidad Valenciana, además de la compra al Banco Urquijo de 52 oficinas en 1996.