Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 Espectáculos VIERNES 23 9 2005 ABC VIERNES DE ESTRENO entrevista a MICHAEL RADFORD director de cine Venecia es un personaje en sí misma Después de haberse estrenado en EE. UU. y varios países europeos, El mercader de Venecia llega hoy a las salas españolas, mientras su director ya piensa en futuros proyectos: uno en tierras catalanas y otro en la isla de Santa Elena ISABEL REPISO MADRID. El realizador de la aplaudida El cartero de Pablo Neruda ha vuelto a repetir localizaciones en Italia con la adaptación cinematográfica de la obra homónima de William Shakespeare El mercader de Venecia Con un reparto de excepción- -que lideran los oscarizados Al Pacino y Jeremy Irons, y completan Joseph Fiennes y Lynn Collins- la cinta es la primera que lleva a la gran pantalla este texto, después del fallido intento de Orson Welles. Tras recibir varias nominaciones entre los premios BAFTA y los Golden Satellite, El mercader de Venecia desembarca por fin hoy en los cines españoles. El mercader de Venecia al igual que El cartero de Pablo Neruda está ambientada en Italia y ambas son coproducciones en las que también participa el país italano. ¿Es éste acaso su verdadera inspiración? -Bueno... Es difícil de decir, pero me parece que sí, porque de hecho mi vida está muy ligada a Italia. Pero en el caso de El mercader de Venecia se trata de una adaptación de la obra homónima de Shakespeare, por lo que es algo diferente. Yo diría que lo realmente importante de la película es la ambientación: Venecia es un personaje en sí misma. -La película se estrena en España después de haberse comercializado en otros países europeos. ¿Cómo ha acogido el público El mercader de Venecia en estos países? -Francamente bien, particularmente en Italia. Lo que me propuse en cierto modo con este filme es acercar la obra de Shakespeare al gran público. -El personaje de Antonio vive profundamente la fe cristiana, pero al mismo tiempo frecuenta a hombres jóvenes. ¿Habló con Jeremy Irons del conflicto interior del personaje por estas razones? -Sí. La homosexualidad estaba prohibida en la Venecia de esa época y, en este sentido, Antonio pertenece a una minoría que está reprimida. Además, el hecho de no poder mostrar sus afectos abiertamente le hace ser un hombre algo triste. -Sin embargo, este conflicto no se refleja en la película... -No, porque hoy por hoy la homosexualidad es algo socialmente aceptado y el conflicto ya no es tal. -La relación entre Antonio y Bassanio es muy sugerente, pero también ambigua. ¿Tuvo miedo de ser Michael Radford aprovecha una pausa del rodaje para dar instrucciones a la actriz Lynn Collins más explícito a la hora de mostrar el amor homosexual? -No, porque a pesar de que el personaje que interpreta Irons es homosexual, el de Fiennes no lo es; está sólo experimentando. Por otro lado, la amistad entre hombres en aquella época estaba considerada como algo más honorable que el propio amor entre hombre y mujer, por lo que significaba en términos de fidelidad y lealtad. ¿Le resultó difícil a la actriz Lynn Collins renunciar a su gestualidad femenina en la parte en la que se disfraza de hombre? -Sin duda, sí. Yo creo que este es uno de los papeles femeninos más bellos de Shakespeare. Cuando Porcia se disfraza está transgrediendo una norma social (las mujeres no tenían potestad para desempeñar cargos jurídicos) y a la vez está midiendo la relación que hay entre su amado, Bassanio, y el amigo de éste, Antonio. Algo enormemente interesante... No me dio miedo reflejar el amor homosexual, pero no sentí la necesidad de ser realmente explícito El personaje de Porcia es uno de los más bellos de Shakespeare, porque mide secretamente la relación de su amado con Antonio El mensaje de la película se podría resumir en que no existen buenos y malos, sino personas -Respecto a la obra de Shakespeare, usted ha acentuado la animadversión de los cristianos venecianos por la comunidad judía. ¿Cuál es el mensaje que pretende transmitir el filme? -En líneas generales, que no hay buenos y malos, sino personas que a veces son más malas y otras veces más buenas. Pero en todo caso, me niego a juzgar a estos personajes. ¿En qué proyectos está trabajando actualmente? -Por una parte, estoy inmerso en un proyecto con Al Pacino que trata sobre los últimos días de Napoleón en la isla de Santa Elena, donde fue desterrado. Y por otra, estoy trabajando con el guionista y escritor español Ignacio del Moral (guionista de Los lunes al sol en un texto: Las voces del viejo mar que está orientado en la misma línea que El cartero de Pablo Neruda aunque éste está ambientado en Cataluña.