Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 23 9 2005 Sociedad 51 Francia pagará 750 euros al mes a las familias que tengan su tercer hijo Padres o madres podrán disfrutar de esta subvención durante un año también aumentará las ayudas económicas que concede a las familias con hijos enfermos o con algún tipo de discapacidad J. PEDRO QUIÑONERO. CORRESPONSAL PARÍS. El Gobierno francés ha lanzado una batería de medidas presupuestarias y administrativas destinadas a intentar fomentar la natalidad, cuya tasa se sitúa en 1,9 hijos por mujer y es, después de Irlanda, uno de los países de la Unión Europea con mejores índices de reproducción. Aun así, París ha decidido emprender toda una serie de iniciativas en favor de la familia a través de más ayudas directas, más guarderías y mejores condiciones económicas de las bajas por maternidad, que a partir del 1 de julio de 2006 estarán mejor remuneradas durante menos tiempo. La idea central del proyecto es ayudar, consolidar y favorecer a las familias que deseen tener más hijos. Por eso, entre las principales medidas del proyecto figura una dedicada exclusivamente a madres o padres que solicib El Gobierno francés Medidas a favor de la familia Permiso por el nacimiento de un hijo. A partir del 1 de julio de 2006 las madres y los padres que tengan su tercer hijo podrán solicitar un permiso durante un año remunerado con 750 euros al mes. Esta modalidad coexistirá con las dos actuales: seis meses de excedencia por el primer hijo y tres años a partir del segundo. Los franceses perciben 521,64 euros netos mesuales por el cuidado de menores de tres años. Permiso para el cuidado de hijos enfermos, discapacitados o que han sufrido accidentes. Los franceses podrán disponer de 310 días laborales en tres años de forma fraccionada y no en periodos fijos de cuatro meses como hasta ahora. A los 810 euros al mes que reciben por cada hijo discapacitado, se añadirán entre 100 y 300 más. Se duplicarán las ayudas fiscales para los gastos derivados del cuidado de los niños menores de seis años, ya sea por la contratación de niñeras o por la utilización de guarderías. Se crearán 15.000 plazas en guarderías junto a las 26.000 que han aparecido desde 2002 y a las 31.000 previstas hasta 2008. Aparecerá la tarjeta de familia numerosa que permitirá acceder a bienes y servicios a precios reducidos. Aumentará el control de acceso a internet para evitar que los niños se conecten a páginas chocantes de carácter pederasta, pornográficas o de incitación al odio racial, a la violencia o a la anorexia. ten un permiso por el nacimiento de su tercer hijo. Estos tendrán una ayuda mensual de 750 euros durante un año, en lugar de los 521,64 euros que reciben actualmente cada mes hasta un máximo de seis meses, si se trata del primer hijo, y de tres años, si es el segundo. También se van a incrementar las ayudas directas e indirectas ofrecidas a las familias, que pueden oscilar entre los 200 y los 1.000 euros, con un techo de 2.300 euros por niño menor de seis años. Las ayudas podrán ascender hasta el 25 por ciento del montante de los gastos familiares por niño. Otra novedad significativa es la creación de una nueva tarjeta de familia numerosa, que permitirá hacer muchas compras a precios reducidos. Esa tarjeta tendrá reducciones, por ejemplo, de entre el 30 al 50 por ciento para viajes en tren, y aspira a facilitar la compra, a precios muy ventajosos, de electrodomésticos, material para el equipamiento del hogar y ocio recreativo (cines, museos, etcétera) Ayudas especiales El Ejecutivo francés ha pensado también en los padres con niños enfermos o discapacitados que recibirán ayudas económicas especiales, con incrementos mensuales de entre 100 y 300 euros por hijo. En la actualidad, las familias que tienen hijos con algún tipo de discapacidad reciben una prestación del Gobierno de 840 euros cada mes. El costo global de las nuevas ayudas gubernamentales se cifra en unos 140 millones de euros anuales, cuando, en Francia, el déficit aproximado de la Seguridad Social es de unos 1.000 millones. Según las cifras oficiales, el 42 por ciento de las familias francesas tienen un hijo, un 37,8 por ciento tienen dos y un 18 por ciento tienen tres. Según las encuestas oficiosas, a un 38 por ciento de las familias les gustaría tener tres hijos. A esas familias se dirigen las nuevas medidas anunciadas ayer por el Gobierno. La tarjeta de familia numerosa facilitará cuantiosos descuentos en transporte y ocio recreativo