Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 23 9 2005 Internacional 33 Schröder y Merkel siguen en sus trece tras una primera reunión negociadora El canciller saliente lamenta su prepotencia, pero no reconoce la ventaja democristiana b Tanto la CDU como el SPD des- cartan formar un gobierno en minoría; Merkel subraya que no es adecuado para un país de las responsabilidades de Alemania RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLÍN. El canciller saliente, Gerhard Schröder, lamenta el desdén con que trató a la vencedora, Angela Merkel, en la noche de las elecciones, y su avasalladora entrada en los estudios de televisión, pero ayer persistió en no reconocer la precedencia de los democristianos para intentar formar gobierno. Schröder negó encontrarse bajo los efectos del alcohol cuando irrumpió como en una cacharrería ante las cámaras, en la noche del domingo, pero reconoce en entrevista a Die Zeit que mi mujer dice que me pasé y yo no tengo que añadir más en fin, no estuvo bien La animosidad contra la oposición y la Prensa por parte del antes canciller mediático se ha disparado desde que logró el techo máximo que le prometían las encuestas. Las sorprendentes pérdidas sufridas por los democristianos no modifican la circunstancia de que su partido (la CDU) haya terminado en cabeza con 450.000 votos más que el SPD de Schröder, si bien en difícil trance para formar coalición. En 2002, la diferencia a favor del SPD fue de 8.000 votos y la CDU CSU se apresuró a reconocer su derrota. Ayer Merkel exigió otro tanto de los socialdemócratas que, contra la tradición, se han adelantado a entablar conversaciones de gobierno. Merkel dijo ayer tras reunirse por primera vez con Schröder que he expuesto la responsabilidad que me compete de formar gobierno y que, en el caso de que entablemos negociaciones de coalición entre CDU CSU y SPD, esta cuestión debe ser aceptada desde el principio. Pero el SPD ha aventurado por primera vez la idea de que Schröder (a la izquierda) junto al presidente del SPD, y Merkel al lado de Stoiber la Unión Democristiana la forman efectivamente dos partidos, la CDU y la CSU bávara, el primero con un 27,8 por ciento de sufragios y el segundo con un 7,3. De este modo el 34,3 por ciento le concedería a aquel la primacía en la iniciativa de formar gobierno. El presidente del SPD, Franz Müntefering, insistió en un gobierno presidido por Schröder estable y tan pronto como sea posible. Tanto CDU CSU como SPD dicen descartar la posibilidad de un gobierno en minoría, tolerado por algunos diputados ajenos. Merkel dijo que no es adecuado para un país de las responsabilidades de Alemania Ambos partidos subra- EPA yaron sus diferencias tras el primer encuentro, pero se dieron cita para una nueva ronda programática más detallada. Aparte de estos episodios resulta saludable el debate y movimientos estratégicos con que miembros de los partidos opinan sobre salidas a la crisis o se postulan para el poder. Ayer, los liberales cerraron el enfrentamiento entre sus líderes por hacerse con la visible jefatura del grupo parlamentario en el Bundestag: el actual Wolfgang Gerhardt permanecerá hasta vencer su plazo en 2006, momento en que lo sustituirá el presidente del FDP, Guido Westerwelle, que ambiciona el puesto.