Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 23 9 2005 Nacional 17 El presidente del Congreso se ve obligado a pedir disculpas por el enésimo fallo en el panel de votación del hemiciclo. El marcador se queda parado en el último segundo del tiempo fijado para votar y no contabiliza el número de sufragios. Así no podemos seguir denunció Zaplana El maldito segundo de Marín J. L. LORENTE MADRID. La informática no termina de funcionar bien en el Congreso de los Diputados. Un nuevo fallo- -el enésimo- -en el panel de votación del hemiciclo llevó ayer el caos al Pleno de la Cámara. La situación provocó la protesta formal del PP- así no podemos seguir denunció el portavoz de los populares, Eduardo Zaplana- -y la petición de disculpas por parte del presidente del Congreso, Manuel Marín. La Cámara estrenó la pasada semana un nuevo sistema informático en el hemiciclo que, además de facilitar ordenadores a los diputados en sus escaños (el denominado pupitre electrónico supuso la instalación de paneles que permiten recoger imágenes de los oradores y, teóricamente, mejorar la información sobre el sentido del voto de sus señorías. Sin embargo, en algunas ocasiones, el marcador se queda parado en el último segundo de las votaciones y no contabiliza el números de sufragios de sus señorías. Los datos sí aparecen en el ordenador de Marín, que- -como es costumbre- -los canta al Pleno. Los fallos vienen repitiéndose desde que se estrenó el nuevo sistema informático. Pero ayer la situación estalló. Sus señorías votaban una moción del PP- -con la que los populares pedían la reprobación del director general de la Guardia Civil, Carlos Gómez Arruche- cuando el panel de votación volvió a quedarse parado en el último segundo y no registró el número de votos a favor o en contra de la iniciativa. El presidente del Congreso, visiblemente molesto, ofreció a los portavoces de los grupos parlamentarios la posibilidad de repetir el escrutinio. Zaplana pidió la palabra en ese momento para anunciar que el PP- -que había perdido la votación- -no quería una repetición, pero aprovechó para avisar al presidente de la conveniencia de re- Una treintena de funcionarios revisaron los 350 ordenadores del hemiciclo para detectar el fallo informático visar los desajustes del sistema: Así no podemos seguir subrayó. Marín dio muestras de haber encajado el golpe. Dio las gracias al portavoz del PP y, tras asegurar que la modernización de la Cámara se está haciendo lo mejor posible pidió a todos comprensión para solucionar este asunto y otras muchas cosas Pero ahí no acabó el incidente. En la siguiente votación volvió a repetirse el mismo fallo y el presidente del Congreso no tuvo más remedio que pedir disculpas al Pleno. El anterior comentario del señor Zaplana es totalmente correcto. Estas cosas no deberían ocurrir en un Parlamento A continuación, dio explicaciones a la Cámara. Según dijo, el problema se centra en un segundo de tiempo que los informáticos no pueden controlar e impide que en los paneles se registre correctamente el resultado de las votaciones. Conseguir afinarlo es cuestión de tiempo. Tengan confianza en nuestros servicios para ver si conseguimos atrapar ese maldito segundo En efecto, terminado el Pleno una El nuevo panel registra una de las votaciones en la que no hubo fallos EFE treintena de operarios de la Cámara se afanaba por detectar el fallo. Según comentó uno de los miembros del servicios informático del Congreso, el error proviene de uno de los nuevos ordenadores instalados en los escaños de los diputados. Cuando el parlamentario con el ordenador estropeado pulsa el botón que le permite ejercer el voto, se bloquea el sistema informático. La misión de esa treintena de funcionarios de la Cámara consistió en revisar uno a uno todos los equipos. Una labor difícil ésa de atrapar el maldito segundo de Marín.