Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional LA INVESTIGACIÓN DEL 11- M EL SUMARIO JUDICIAL VIERNES 23 9 2005 ABC EL DÚO ZAPATERO MARAGALL l futuro del PSOE, el de España en buena medida, es dependiente de los complejos de Pasqual Maragall y José Luis Rodríguez Zapatero. Por eso la situación actual tiene mucho de enfermiza. Toda la carrera de Pasqual Maragall viene siendo desde hace años un intento de superación de las marcas políticas conseguidas hasta la fecha por Jordi Pujol. Sabe que éste va a pasar a la historia de Cataluña como el político que consiguió las mayores cuotas de autonomía para CÉSAR ALONSO ésta como región. Así DE LOS RÍOS que la única posibilidad de superación será la de llevar la competición a otro campo, al más querido por un nacionalista, al cualitativamente distinto: al de la Nación. Pascual Maragall conseguirá para Cataluña la condición que siempre soñó Pujol. Desde hace años Maragall viene arrastrando esa ambición que, en ocasiones, le ha parecido inalcanzable y por lo que se ha sentido tantas veces frustrado. Ahora, por fin, ve la ocasión. Tiene el triunfo al alcance de la mano. Ha enviado a la oposición al partido de Pujol. Se ha aliado con quien en otros tiempos hubiera considerado un indeseable y cuenta con un presidente español que se aviene a entregarle la parte de dignidad que le corresponde a España y que él necesita para hacer de Cataluña una Nación. El otro personaje acomplejado, del que depende nuestro futuro, es José Luis Rodríguez Zapatero. También éste tiene un modelo que superar. En este caso, el de Felipe González. Al que estima e incluso admira pero al que considera, a pesar de sus catorce años de gobierno, un fracasado. Alguien que ha tenido que salir de la Historia por la puerta de atrás. Él reconoce que González colocó a la izquierda en el tablero de juego pero sin lograr aquellos triunfos a los que tiene derecho ésta, es decir, a competir con el Imperio y, sobre todo, a conseguir el sueño kantiano, el ideal, la derrota de la guerra, la paz, la paz. Zapatero quiere pasar a la historia como el Príncipe de la Paz, el título al que todos aspiraron y no consiguieron por no entender que sólo la paz se consigue con la paz. Y él lo hará, lo está haciendo, lo va a hacer, con el proceso de negociación, en una mesa, en dos mesas, en todas las mesas que resulten necesarias. Y está dispuesto a todo. Si Maragall aspira a darle a Cataluña la condición de nación, éste está dispuesto a negársela a España y a convertir a los terroristas en ciudadanos que, en todo caso, pudieron llegar a equivocarse por intentar liberar a su país del yugo franquista. Lo peor de los proyectos de estos dos seres no es que puedan llevar al PSOE al desastre, sino a España. E El Chino donó dinero del tráfico de drogas a las mezquitas de Tetuán y de la M- 30 Un testigo protegido reconoció a Ahmidan en un vídeo de reivindicación del 11- M identificó la voz del terrorista islamista, que tenía dificultades para hablar debido a que llevaba dentadura postiza D. M. N. C. MADRID. Jamal Ahmidan, El Chino que se suicidó en Leganés junto a otros seis autores materiales del 11- M, donó dinero procedente del tráfico de drogas a las mezquitas Abu Baker (también conocida como Tetuán o Estrecho) y M- 30, ambas situadas en Madrid. Así lo revela un testigo protegido en una declaración realizada ante la Policía y recogida en el sumario que instruye el juez Juan del Olmo. El testigo, que compartió celda con algunos de los implicados en el 11- M, dio a los investigadores los nombres de los individuos que componían el círculo más próximo a El Chino en sus actividades relacionadas con el tráfico de drogas. El colaborador habló a los policías de Khalid Oulad Akcha, hermano de dos de los que se suicidaron en Leganés; de Hicham Ahmidan, primo de El Chino de Abdulillah el Fuad el Akil, en prisión desde el 7 de abril de 2004; de Anouar Asrih Rifaat, que se quitó la vida en Leganés, y de un palestino del que dijo desconocer su nombre. Según el tesb El colaborador policial tigo, cada uno de estos individuos tenía, bajo la supervisión de Jamal Ahmidan, una misión concreta. Así, Hicham controlaba la entregas de droga y recogida del dinero que recaudaban Kalid y Anouar, quienes se dedicaban a distribuir las sustancias a pequeños traficantes, mientras que Abdulillah el Fuad era el responsable de llevar las cuentas del grupo. El colaborador también relata la transformación religiosa de Jamal Ahmidan y, en este contexto, reveló que en 1995 el marroquí donó dinero procedente del tráfico de drogas a las mezquitas Abu Baker y M- 30. Riay Tatary Bakry, imán del centro de religioso situado en la calle Anastasio Herrero, afirmó a ABC que en la mezquita no se tiene conocimiento de que Ahmidan hubiera visitado el centro y niega, por tanto, que el marroquí realizara aportaciones económicas. ABC también se puso en contacto con la mezquita de la M- 30, pero ayer por la tarde ningún responsable se encontraba localizable. El testigo protegido también explicó a la Policía que la radicalización de El Chino se inició en 1998 cuando volvió de Francia, país en el que estuvo encarcelado por llevar documentación falsa de Suiza y Bélgica, y que en 2002, coincidiendo con su regreso de Marruecos- -también estuvo en prisión por portar La mezquita de la M- 30 era visitada por muchos de los implicados Empieza en la Audiencia el juicio contra el talibán español que estuvo preso en Guantánamo N. COLLI MADRID. El juicio contra Hamed Abderrahaman Ahmed, Hmido el talibán español que permaneció dos años preso en Guantánamo (Cuba) y que fue devuelto a España en febrero de 2004, comenzó ayer en la Audiencia Nacional. La Fiscalía le imputa un delito de integración en organización terrorista y solicita una condena a 9 años de prisión. La vista continuará el próximo día 29. Hamed Abderrahaman, que no quiso responder a las preguntas que le fueron formuladas por el teniente fiscal, Jesús Santos, negó toda vinculación con el terrorismo islamista al contestar a su abogado de- fensor. La Fiscalía asegura que este individuo, nacido en Ceuta, viajó a Afganistán en agosto de 2001 para hacer la jihad con el gobierno talibán. Esta decisión la tomó influenciado por su amigo Abu Naiz, conocido como Abdallah y al parecer ya fallecido, cuya existencia el acusado negó ayer en el juicio. Es mentira aseguró, y explicó que tuvo que inventar una historia por las torturas psicológicas a las que fue sometido en Guantánamo. El acusado reconoció que durante su estancia en Afganistán estuvo en una madraza para estudiar el Corán y la cultura musulmana, pero rechazó que allí le instruyeran también en la jihad y en el manejo de armamento (pistolas y fusiles kalasnikov y que realizara entrenamiento físico a diario. Su contacto en Afganistán fue un tal Ibrahim identificado como el número dos del Grupo Islámico combatiente Libio Abu Suhaid, Kamoka Este dato figura en una comisión rogatoria al Reino Unido recibida en abril cuya incorporación al proceso solicitará el fiscal. La relación del acusado con Ibrahim fue corroborada también por el comisario de la UCIE Rafael Gómez Menor, que ayer declaró como testigo. La detención de Ahmed Abderrahaman se produjo días después de los atentados del 11- S en Pakistán, país al que el acusado huyó con otros talibanes. Entregado a las fuerzas militares de los Estados Unidos, fue trasladado a la base de Guantánamo donde, dijo, no vio nunca a un juez ni a un abogado.