Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 JUEVES 22 9 2005 ABC Gente Las marcas de lujo se desmarcan de Kate Moss Scotland Yard investigará la adicción de la supermodelo británica a la cocaína TEXTO: EMILI J. BLASCO, CORRESPONSAL FOTO: AFP Madonna y Ritchie, abucheados en Londres. La pareja fue abucheada en el estreno de la nueva película de Ritchie, Revólver en Londres. Los admiradores protestaron porque ni la cantante ni el cineasta se acercaron a firmar autógrafos. Si hubiesen visto la película, las protestas habrían degenerado en motín señaló un periódico. s que una supermodelo tenga que ser un dechado de virtudes, pero su conducta tampoco puede ser un mal ejemplo para la influenciable gente joven Así ha justificado el jefe de Scotland Yard, Ian Blair, la decisión de la Policía Metropolitana de Londres de abrir una investigación sobre las alegaciones de que la modelo británica Kate Moss es adicta a la cocaína. Moss no sólo ha perdido el contrato de 1,5 millones de euros con la marca sueca de ropa H M para la campaña publicitaria de la línea de Stella McCartney, después de que la semana pasada el Daily Mirror publicara fotos de la modelo consumiendo cocaína en una fiesta, sino que también Chanel ha expresado su intención de no volver a contar con sus servicios y Burberry ha cancelado una colaboración que ya había sido programada con antelación. Únicamente el gigante de cosméticos Coty ha asegurado que mantiene su contrato con Moss para la marca Rimmel. Dior, con la que también trabaja, no se ha manifestado de momento al respecto. Tenemos que atender al impacto de este tipo de comportamiento en influenciable gente joven, y si hay evidencias de esa conducta, alguna medida debería ser tomada explicó ayer Ian Blair. La Policía no ha confirma- Noe do si llamará a Moss para preguntarle sobre las alegaciones difundidas por el Daily Mirror sobre las que la modelo no se ha pronunciado, más allá de pedir excusas a H M por el impacto negativo que para la marca hayan tenido esas informaciones. Después de una primera reacción para dar una nueva oportunidad a Moss, que tiene 31 años, H M ha decidido finalmente prescindir de la colaboración con ella. Hemos evaluado la situación y hemos decidido que la campaña usando a Kate Moss es incongruente con la clara disociación de H M con las drogas y su abuso ha indicado un comunicado de la compañía. La empresa colabora con una fundación de lucha contra la drogodependencia y la Iglesia de Suecia es uno de sus principales accionistas. En 1998, Moss ingresó en una clínica de desintoxicación tras reconocer su insano estilo de vida. Ahora informaciones periodísticas aseguran que su hábito le supone un gasto de trescientos euros diarios en cocaína, práctica que parece compartir con su compañero sentimental, el cantante Pete Doherty, e incluso la vinculan con prácticas de sexo a tres que incluyen relaciones lésbicas. Moss tiene una hija de dos años, Lila Grace, fruto de su relación anterior con el publicista Jefferson Hack. Kate Moss, que en junio recibió un premio como icono mundial de la moda en Nueva York, ve ahora cómo las marcas de lujo quieren desvincularse de su imagen