Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 22 9 2005 91 Deportes Joane Somarriba pone la guinda a su carrera con la plata en la contrarreloj del Mundial de ciclismo VILLARREAL CELTA 1 2 Villarreal (4- 4- 2) Viera; Javi Venta, Peña, Gonzalo Rodríguez, Arruabarena; Cazorla (Figueroa, m. 58) Marcos Senna (Roger, m. 58) Tacchinardi, Riquelme; José Mari (Guayre, m. 67) y Forlán. Celta (4- 2- 3- 1) Pinto; Ángel, Sergio, Contreras, José Enrique; Iriney (Giovanella, m. 55) Oubiña; Núñez, Jorge (Gustavo López, m. 67) Silva; y Baiano (Javi Guerrero, m. 75) Árbitro Turienzo Álvarez. Amarilla a Oubiña, Contreras y Gonzalo Rodríguez. Goles 0- 1, m. 26: Fernando Baiano. 0- 2, m. 46: Fernando Baiano. 1- 2, m. 80: Riquelme. Dos goles de Baiano colocan al Celta líder y al Villarreal, último Eto o y Marchena en plena pugna por el balón AP Cañizares compensa a Valdés El Valencia dio la vuelta al partido gracias a un error del portero azulgrana, pero su colega resucitó al Barcelona con otro fallo garrafal ENRIQUE YUNTA BARCELONA. Algo le pasa al Barcelona. Cuesta trabajo entender cómo el mismo equipo que la temporada pasada arrasó en la Liga tiene tan poco criterio en estas primeras jornadas. Y tampoco es que el Valencia fuera una maravilla, ni mucho menos. Pero supo rentabilizar al máximo las concesiones del equipo de Frank Rijkaard, recientemente renovado hasta 2009. Claro que Cañizares, siempre protagonista en el Camp Nou, se convirtió en un aliado de lujo para los catalanes. El primer acto fue de lo más aburrido. El Valencia jugó no se sabe muy bien a qué y con el paso de los minutos fue cediendo terreno al Barcelona. Con muy poco esfuerzo, el conjunto azulgrana se aproximaba al área de Cañizares, pero apenas creaba peligro. Por lo visto, el repaso que dio el búlgaro Petrov a la banda derecha azulgrana en el partido del pasado domingo en el Calderón no sirvió como ejemplo al equipo de Quique, que reculaba y reculaba facilitando las cosas a los de Rijkaard. Y eso que por la banda izquierda atacaba Vicente, seguramente uno de los jugadores más rápidos de la Liga, aunque se borró en la primera mitad, en la que apenas asomó. De hecho, la mejor oportunidad visitante llegó desde la derecha. Una bue- BARCELONA VALENCIA 2 2 Barcelona (4- 2- 3- 1) Víctor Valdés; Oleguer, Puyol, Edmilson (Iniesta, m. 73) Van Bronckhorst; Xavi, Márquez (Belletti, m. 63) Deco Giuly, Ronaldinho; y Etoo. Valencia (4- 2- 3- 1) Cañizares; Caneira, Ayala, Marchena, Moretti; Albelda, Fabio Aurelio (Hugo Viana, m. 65) Rufete, Aimar (Mista, m. 75) Vicente; y Villa (Di Vaio, m. 89) Árbitro Mejuto González (asturiano) Amonestó a Deco, Edmilson, Albelda, Belletti y Vicente. Goles 1- 0, min. 44: Giuly. 1- 1, min. 52: Villa, de penalti. 1- 2, min. 54: Villa. 2- 2, min. 80: Deco. go, es justo reconocer su buen hacer al filo del descanso. Una asistencia de Eto o, que engañó con un solo movimiento a toda la defensa valenciana, la resolvió con un potente derechazo. El panorama cambió radicalmente en la segunda parte. Salió dormido el Barcelona y el Valencia apretó mínimamente los dientes. A los seis minutos, Villa cayó dentro del área en una pugna con Edmilson. Penalti que transformó el propio delantero. Dos minutos después, el segundo Sin tiempo para reaccionar se produjo, dos minutos después, la jugada tonta del partido. Deco cedió un balón a Valdés, que no tenía complicación alguna. Sin embargo, el guardameta erró estrepitosamente en su despeje, que golpeó en Villa y se metió en la portería ante el asombro de todos. Pero Cañizares quiso ser solidario con su colega Buscaban los locales sorprender por alto y en una de estas llegó el regalo del portero valencianista, que no acertó a atajar un balón bombeado. Deco, que ya se daba media vuelta para recuperar la posición, se encontró la pelota en sus pies y no perdonó a puerta vacía. Pese a todo, el resultado final no esconde las debilidades de un Barcelona, que lleva cinco temporadas sin vencer al Valencia en el Camp Nou. na triangulación entre Villa y Aimar la culminó Rufete, pero Valdés sacó una mano providencial. Era el minuto 12 y desde ese momento el Valencia se olvidó de atacar. El Barcelona, sin grandes alardes y con un fútbol previsible, se acercaba por la banda derecha. Pudo marcar Giuly al quedarse sólo delante de Cañizares, pero ya se ha comprobado que el francés no destaca por su acierto en el disparo. Si materializara la mitad de las ocasiones de las que dispone por partido sería el máximo goleador del campeonato con diferencia. Sin embar- J. M. ARQUIMBAU VILLARREAL. El conjunto de Pellegrini no carbura. Y eso que tiene mejor plantilla que la temporada pasada. Anda completamente atascado y muy lejos del vistoso juego que mostró allá por donde pasaba. Quizá se deba a que durante dos años consecutivos ha compaginado a un gran nivel la Liga con la Copa de la UEFA o la Liga de Campeones. Ahora puede que empiece a pagar el esfuerzo físico y mental continuado y por eso hoy el Villarreal es un equipo menor. O quizá que su excesiva dependencia de Riquelme le esté arrastrando hasta el fondo del pozo. El argentino no ha encontrado aún el tono físico y su equipo navega sin rumbo en cada partido. Ayer, el Celta le complicó la vida simplemente con plantarse ordenado en el campo, defender con tino y sacar provecho del contragolpe. Así llegó el primer gol de Fernando Baiano. Una excelente jugada de Núñez por la banda derecha fue rematada de manera impecable por el pillo delantero brasileño. El golpe puso el partido muy cuesta arriba para el Villarrel. Y el equipo no está para grandes empresas. Incapaz de remontar el vuelo se marchó al descanso cabizbajo y casi entregado. El comienzo de la segunda parte fue la puntilla. Un pase a la espalda de los centrales fue aprovechado por el omnipresente Baiano para abrir una brecha casi insalvable, pese a que quedaban cuarenta y cuatro minutos por delante. Pellegrini metió tres delanteros a la desesperada, pero el orden del Celta fue suficiente para echar abajo el empuje local. Riquelme acortó distancias con un gol de fortuna, pero sin tiempo para reaccionar.