Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 JUEVES 22 9 2005 ABC Economía Las cajas levantan la voz contra el Estatuto catalán para evitar una mayor politización La CECA crea una comisión que opinará sobre cambios legislativos que pueden romper la unidad del mercado Quintás no es partidario de alterar la Ley Financiera, como propone Rajoy, hasta conocer los efectos de la última modificación PALOMA CERVILLA MADRID. Las cajas de ahorros quieren que su voz se oiga en la polémica elaboración del nuevo Estatuto catalán, después de conocer la intención de Cataluña de convertir la regulación básica de estas entidades en una competencia autonómica, arrebatándola al ámbito estatal, como así consta en el artículo 117. Este asunto, puesto sobre la mesa por el líder del PP, Mariano Rajoy, así como la polvareda mediática levantada por la opa de Gas Natural a Endesa, sitúa de nuevo a las cajas en el disparadero del poder político. La inquietud ante este posible cambio de enorme transcendencia para el sistema financiero español a juicio del presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) Juan Ramón Quintás, ha empujado a esta patronal a crear una comisión, presidida por el propio presidente, que tendrá la responsabilidad de elaborar un diagnóstico técnico, serio y profesional de una medida que puede afectar a la unidad del mercado financiero b Juan Ramón No podemos inhibirnos La preocupación es tal en el seno de la patronal de cajas de ahorros, cuyo consejo debatió ayer durante más de tres horas esta cuestión, que Quintás incluso dibujó el escenario que se puede producir si esta medida se incluye finalmente en el Estatuto catalán. Se puede dar el caso de que una caja sea totalmente pública en una comunidad autónoma, si su legislación así lo recoge, o privada en otra comunidad, incluso se habla del destino de la liquidación de la caja Ante este panorama que puede aumentar la presencia política en los órgano de gobierno de las entidades de ahorro, Quintás afirmó que la patronal que preside no puede inhibirse y mirar para otro lado. No tendríamos perdón si no dijéramos lo que pensamos. Es una responsabilidad que hemos asumido hoy, aunque sea molesta para nosotros Aunque Quintás quiso dejar claro que no nos queremos mez- clar en la polémica del Estatuto, sí que precisó que la preocupación radica en que esta medida puede tener un efecto dominó en el resto de los estatutos de España, que se encuentran en proceso de revisión. En España, cualquier cosa que se haga en Cataluña, la abrazamos todos dijo Quintás, a la vez que precisó que esta Comunidad ya lideró la redacción de estatutos y que en España si uno tiene una competencia, el resto también la quiere. El presidente de la patronal insistió en que el objetivo de esta comisión es simplemente fijar una posición sobre un tema que alguien ha puesto sobre la mesa y no entrar en una ninguna melé política En este sentido, recordó que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, también se ha mostrado contrario a que las reformas de los estatutos incluyan cambios en estas entidades. Por otra parte, Quintás también se pronunció sobre la manifestación del líder de la oposición, Mariano Rajoy, en relación a la necesidad de modificar la Ley Financiera para reducir el peso político en los órganos de gobierno de las cajas. A este respecto, apostó por no precipitarse a la hora de hacer estos cambios, que no se realicen al impulso de una urgencia anecdótica y esperar a ver los efectos de la última modificación. El presidente de la CECA apuntó que antes de hacer los cambios habría Medel saluda a Caruana (en el centro) en presencia de Quintás y Fornesa (derecha) que profundizar en los aspectos de la actual Ley, ya que, a su juicio, no hemos tenido tiempo de profundizar Precisó que se pueden elevar al máximo los márgenes que contempla la legislación, poniendo como ejemplo que la representación de los impositores puede estar entre un 25 y un 50 y la de los empleados entre un 5 y un 15 La de los políticos está actualmente en el 46 Además, recordó que en algunos casos todavía no se han renovado los órganos de gobierno de algunas cajas, aplicando la legislación actual y, por lo tanto, no hay que apresurarse a cambiar el modelo. Quintás quiso dejar claro que la patronal que preside jamás se meterá en decisiones de esta envergadura ya que corresponden a la representación democrática pero sí insistió en No tendríamos perdón si no dijéramos lo que pensamos. Nosotros no podemos mirar para otro lado Las grandes entidades del sector negocian con los partidos quedarse fuera de cambios autonómicos A. L. D. M. J. P. MADRID. Las grandes cajas de ahorros españolas, encabezadas por La Caixa, ya han establecido contactos con los partidos políticos mayoritarios como el PSOE y el PP, para ir preparando una norma estatal que pueda evitar que el control político de estas entidades pase a las comunidades autónomas, según ha sabido ABC de fuentes del sector. La intención que se busca en estos contactos es evitar que las grandes ca- jas, las que tienen numerosas oficinas fuera de su ámbito geográfico fundacional, como les sucede, por ejemplo, a La Caixa, Caja Madrid, Caixa Catalunya, las valencianas CAM o Bancaja o la andaluza Unicaja, entre otras, puedan verse afectadas por nuevos reglamentos autonómicos que se están preparando, como el borrador de Estatuto catalán o el llamado artículo Camps del Estatuto valenciano, que las supediten directamente al control político de los gobier- nos regionales. Por el momento, la idea es poner unos parámetros económicos, como podría ser un determinado número de oficinas fuera de sus regiones, aunque también se estudian otros del propio balance de las entidades, para diferenciar a las grandes cajas del resto y evitar el exceso de injerencia política, que podría estarse preparando desde las autonomías. En la cena mantenida el pasado lunes por el presidente del PP, Mariano Rajoy, con numerosos empresarios catalanes tras su conferencia en la sede La Caixa, se habló mucho de este asunto. De hecho, Rajoy tuvo palabras muy duras contra el Estatuto catalán y alertó al presidente de la caja catalana, Ricardo Fornesa, de la que se le puede venir encima a La Caixa si sale adelante el borrador de Estatuto.