Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 22 9 2005 35 Las plazas para aparcamiento de motos pasarán de las 700 actuales a 2.700 El Mundial de Ciclismo, las obras y varios accidentes provocan un monumental atasco El cadáver apareció el domingo, pero la Guardia Civil no informó de ello hasta ayer por la mañana muerte. La Guardia Civil también va a investigar este extremo. Lo que sí que aún no ha aparecido es la bicicleta en la que circulaba en el momento en que, presuntamente, le asaltaron. El paraje de Rascambre, en el que ha sido encontrado el cuerpo, se encuentra en el término municipal de El Molar, muy próximo a la Urbanización Santo Domingo y del municipio de Algete y del circuito del Jarama, a unos 25 kilómetros de Tres Cantos y muy cerca de la carretera de Burgos (A- 1) Con todos estos datos sobre la mesa, tan sólo cabe preguntarse dos cosas: ¿Quién y por qué dio muerte a Francisco? Ésa es la mayor preocupación de la Guardia Civil. El primer nivel de investigación es el entorno cercano al joven ciclista, sus familiares y amigos. María de los Ángeles Mañá, portavoz de la familia, hablando ayer con la Prensa Los discos duros, intervenidos Pero también el laboral. Tanto es así, que se están investigando los discos duros de los ordenadores que utilizaba en su puesto de trabajo como empleado de una empresa informática situada en Las Rozas. Nada sospechoso. Lo mismo se está haciendo con sus cuentas bancarias, las llamadas telefónicas... Fuentes policiales indicaron que el historial de Francisco José es intachable. Un hombre serio e introvertido, como también le recuerdan sus vecinos. Una de las muchas hipótesis que maneja la Guardia Civil es que el fallecido fuera, por casualidad, testigo de un asunto turbio el mismo día que paseaba en bici, y que intentaran acallarlo acabando con su muerte. Lo que tampoco tiene tan claro el Instituto Armado es que el hombre sufriera un atropello en las inmediaciones de un camino de Soto de Viñuelas, cerca de un castillo. Los agentes de la Científica han rastreado la zona, pero tampoco han conseguido pruebas concluyentes. Tanto es así, que, a fecha de hoy, concretar el itinerario exacto que recorrió aquella tarde del jueves no es posible, por la sencilla razón de que se desconoce en qué punto fue abordado. Francisco Quintana: un hombre serio, introvertido y muy educado Francisco José Quintana era ayer recordado como un hombre serio, introvertido, muy educado y con una vida totalmente normal. Vivía desde hacía bastantes años en Tres Cantos, en el el sector de las Embarcaciones. Cada mañana, se desplazaba a Las Rozas, localidad en la que trabajaba como informático para una empresa, en la que su conducta era exquisita y muy satisfactoria. Su esposa, Míriam, trabaja como profesora en un centro educativo de Tres Cantos y es conocida por su afabilidad, comentaban ayer en su barrio. La mujer de la víctima se encuentra embarazada. Una noticia que la pareja conoció hace unas dos semanas, según indicaron algunos de sus allegados, y que les llenó de una alegría que por desgracia duró poco, al sobrevenir una tragedia que ha consternado a toda a la familia. La pareja ya cuenta con otra hija de 5 años, a la que todos han tratado de mantener al margen de lo que estaba acontenciendo, hasta el punto de que el pasado lunes se incorporó a sus clases como si de un día normal se tratara. Míriam, en la medida de lo posible, también lo intentó antes de conocer el brutal mazazo que el destino le tenía guardado. El mismo martes se acercó a la farmacia que frecuentaba y allí estuvo comentando la situación con su encargada. ¡Verán como pronto nos reímos de todo esto! la animó. Horas más tarde le darían la fatal noticia. La portavoz de la familia, María de los Ángeles Mañá, explicó ayer que cualquier interlocución por el asunto ya quedaba en manos de la Guardia Civil, con cuyo trabajo estaban muy satisfechos. Ahora sólo queda dejar hacer su labor a la Policía Científica dijo. Afirmó que la familia conoció la noticia por la Benemérita y que no tenían constancia oficial de que el joven hubiese sido atropellado. Ahora sólo queda esperar los resultados de las pesquisas. FOTOS: CHEMA BARROSO Un cuerpo que, finalmente ayer, pudo comprobarse que era el de Francisco José. En un primer momento, se le practicó la prueba de identificación de la mandíbula y el historial dental. Que no se tratara del mismo suceso era una hipótesis remota. Sin embargo, se le practicó después otra prueba científica, utilizando una huella dactilar para comprobar la identidad del fallecido. Ya no había dudas: era él. La falta de documentación junto al cuerpo- -se encontraba completamente desnudo y sin ningún rastro de tejidos ni objetos- -habían sembrado las interrogantes. Ayer, los restos del fuego y material quemado continuaban en el punto donde fue abandonado el cuerpo. Incluso fue hallado un bidón de color verde, aunque aún está por concretar si contenía combustible o aceite para coches y si tuvo algo que ver con la espantosa