Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 JUEVES 22 9 2005 ABC Madrid El cadáver del ciclista de Tres Cantos tenía varias quemaduras de puro en la espalda La tesis del crimen premeditado, y no para ocultar un atropello, cobra cada vez más fuerza b Lo más probable es que el cuer- po fuera carbonizado en el mismo lugar donde se halló, en un coto privado de caza en El Molar, a unos 25 kilómetros de su casa CARLOS HIDALGO MADRID. La aparición de diversas quemaduras de puro o cigarrillos en la espalda del cuerpo sin vida de Francisco José Quintana Calvo, el ciclista de 38 años y vecino de Tres Cantos que desapareció el pasado jueves cuando salió a practicar deporte por la zona, ha dado un vuelco de 180 grados a la investigación del trágico suceso, según ha podido saber ABC. Las presuntas señales de tortura hacen presumir que la muerte de Paco, como le cono- cían sus allegados, pudo deberse a algo más que a la intención de ocultar un atropello. Lo que trae ahora de cabeza a los investigadores es quién pudo llevar a cabo un acto tan truculento y por qué motivo. El cadáver parcialmente carbonizado de Francisco fue encontrado por una mujer en un coto privado de caza cercano a la A- 1, en el término municipal de El Molar, a unos 25 kilómetros de su domicilio de Tres Cantos. Aunque el macabro hallazgo tuvo lugar el pasado domingo por la noche, hasta ayer no se supo de ello. A partir de ahí, más incertidumbre aún. Porque las circunstancias de lo sucedido desde que Paco abandonó su casa con su bici, como hacía habitualmente, están envueltas en el mayor de los misterios. El cadáver fue hallado por una mujer que, habitualmente, salía a andar por la zona por motivos de salud. Lo que encontró fue un cuerpo tendido boca arriba. Le habían arrojado combustible por la zona frontal del cuerpo, que es la que ha quedado totalmente carbonizada. La gasolina quedó también vertida por las extremidades y parte de la espalda también quedó afectada por el fuego. Sin embargo, un detalle analizado en la autopsia es el que más ha llamado la atención de los investigadores: la aparición de las quemaduras con puros o con cigarrillos en la espalda. Los investigadores están desconcertados. El hecho de que el cuerpo fuera quemado y abandonado con tal impunidad está logrando que la hipótesis del asesinato cobre cada vez más fuerza. Un homicidio, que, además, habría sido perpetrado por dos o más personas, indicaron las mismas fuentes. El lugar donde ha aparecido el cadáver del ciclista de Tres Cantos Zona donde se produjeron los hechos M- 608 M- 625 Rancajales Pedrezuela Montenebro Zona en la que ha aparecido el cadáver carbonizado El Molar Talamanca de Jarama Valdetorres de Jarama Río Jarama Embalse de Santillana M- 609 AVE A- 1 M- 104 San Agustín de Guadalix M- 607 Colmenar Viejo M- 618 Río Manzanares M- 117 M- 103 Fuente el Saz de Jarama Valdelegua M- 607 Tres Cantos Lugar de donde salió el jueves Francisco Monte de El Pardo Área por la que solía ir en bici el fallecido Santo Domingo Ciudalcampo CIRCUITO DEL JARAMA Soto de Fuente del Fresno Viñuelas A- 1 M- 111 M- 103 M- 106 M- 100 Algete Cobeña Infografía ABC Embalse de El Pardo San Sebastián de los Reyes Alcobendas M- 616 La foto de Francisco José Quintana ABC que difundió su familia en la búsqueda ¿Paliza o atropello? En cuanto a la posibilidad de que se hubiese producido un atropello, ni la investigación policial ni los primeros resultados de la autopsia pueden corroborarlo. Es verdad que el cuerpo de Francisco José presentaba varios golpes, pero éstos pudieron también deberse a una paliza, y no a un atropello Lo que sí parece claro es que Francisco murió el mismo día en que quemaron su cuerpo, muy probablemente, el mismo jueves de la semana pasada. Además, todo apunta a que le prendieron fuego en el mismo lugar donde ha aparecido el cuerpo, aunque lo más seguro es que le mataran en otro lugar. Las claves del caso Francisco José Quintana Calvo, de 38 años, desapareció el pasado jueves, 15 de septiembre, a las seis de la tarde. Se despidió, como tantos días, de su mujer para hacer un recorrido en bici por la zona de Soto de Viñuelas, a las afueras de Tres Cantos. Era un joven deportista, serio e introvertido, muy correcto en todas las facetas de su vida. En el momento de su desaparición, vestía pantalón corto negro y camiseta roja. De 1,70 de estatura, tenía complexión atlética. Casi 200 personas participaron los días posteriores en los grupos de búsqueda por la zona. El pasado domingo, una mujer encontró el cuerpo sin vida de Francisco cuando daba un paseo por un coto privado de caza del paraje de Rascambre, en El Molar. El forense confirmó ayer que el cuerpo era el de Francisco. Están abiertas todas las hipótesis, pero la de un homicidio para tapar un atropello pierde fuerza en favor de un crimen premeditado. Los investigadores creen que el cuerpo fue quemado el mismo día en que murió Francisco Los golpes encontrados en la autopsia pueden tratarse de una paliza, y no de un atropello