Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 22 9 2005 Internacional 29 Bush advierte a EE. UU. de que se prepare para lo peor con la llegada del Rita La embestida del nuevo ciclón de fuerza cinco está prevista para mañana en la costa del Golfo PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. En una temporada de huracanes tan intensa como acelerada, que ha logrado convertir lo terrible en cotidiano para la costa atlántica de Estados Unidos, el último capítulo de desgracias se llama Rita Lo que al comienzo de esta semana era otra tormenta tropical, se convirtió ayer en un huracán de categoría cinco en la escala Saffir- Simpson. Con vientos de 225 kilómetros por hora a su paso entre los Cayos de la Florida y Cuba, el Rita ha alcanzado el mismo ímpetu destructivo que el Katrina alimentándose de humedad y altas temperaturas. Pese a su lento avance a 22 kilómetros por hora, el Centro Nacional de Huracanes de Miami no ha podido todavía anticipar exactamente donde impactará el Rita mañana y el sábado, dentro de una zona que abarca desde el norte de México, pasando por Texas y llegando hasta la ya arrasada costa de Luisiana, hacia el oeste de Nueva Orleáns. Con las lecciones del Katrina demasiado recientes, el presidente Bush advirtió ayer a la nación de que se prepare para lo peor Las autoridades estatales y locales no han perdido el tiempo y han iniciado las evacuaciones, prestando especial atención a hospitales y residencias de ancianos. se está dejando notar en incrementos adicionales del precio del crudo, ya que la costa de Texas se encuentra plagada de instalaciones petrolíferas, muy dañadas por el anterior huracán. Un cadáver, enganchado a una verja tras la retirada del agua en Nueva Orleáns AP Texas en el punto de mira Los mayores miedos se concentran en la zona costera de Texas, en torno al puerto de Galveston. El mismo lugar donde un huracán sin nombre acabó en 1900 con la vida de más de 8.000 personas, en lo que se recuerda como una de las tragedias naturales más letales en la historia de EE. UU. Entre los preparativos, el sucesor de Bush como gobernador de Texas- -Rick Perry- -ha llamado a casa a los efectivos de la Guardia Nacional que se encontraban desplegados en Luisiana. Con todo, no se puede descartar totalmente que el Rita termine por afectar a Nueva Orleáns, ciudad totalmente desprotegida por los graves daños acumulados en sus sistemas de diques y drenaje. Aunque el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos ha logrado extraer toda el agua (3,7 billones de litros) que llegó a inundar un 80 por ciento de la histórica Nueva Orleáns, el municipio no está preparado para absorber grandes precipitaciones. Como recurso extremo, se dispone de dos enormes estructuras de acero y grandes sacos de tierra para reforzar los principales diques dañados, que contienen las aguas del lago Pontchartrain. Esta vez, las autoridades locales han dispuesto decenas de autobuses para facilitar una rápida salida de la ciudad medio abandonada. La anticipación del Rita también