Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 JUEVES 22 9 2005 ABC Nacional Carod asegura que se cargará el tripartito y habrá elecciones si el PSC frustra el Estatuto El líder de ERC dice que evitará la crisis y apoyará al PSOE en Madrid sólo si el culpable es CiU b El responsable de ERC también destacó que la crisis podría incluso tener repercusiones a nivel estatal en alusión a la retirada de su apoyo al Gobierno de Zapatero G. LÓPEZ ALBA MADRID. El líder de ERC, Josep Lluís Carod- Rovira, confirmó ayer que el gobierno tripartito de Cataluña tiene la intención de agotar la legislatura desarrollando el resto de su programa si la reforma del Estatuto de autonomía entra en vía muerta por culpa de CiU, como adelantó ABC. Si quien impide que Cataluña tenga un nuevo Estatuto es CiU, el gobierno de la Generalitat va a continuar existiendo con la misma composición que tiene en estos momentos. No vamos a consentir que, encima de no tener Estatuto, nos carguemos el gobierno afirmó Carod- Rovira al término de la reunión que celebraron en la sede del PSOE sendas delegaciones de este partido y de ERC. Repercusiones a nivel estatal No obstante, Carod- Rovira mantuvo su estrategia de equidistancia y se reservó el papel de juez al señalar también que la convocatoria anticipada de elecciones sólo sería imaginable si el irresponsable, más que el responsable, de que Cataluña no tuviera un nuevo Estatuto fuera el PSC en cuyo caso agregó que la crisis podría incluso tener repercusiones a nivel estatal -retirada del apoyo de ERC al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en el Parlamento nacional- El líder de ERC acentuó así la presión sobre CiU, donde los republicanos detectan disparidad de intereses entre Artur Mas y Josep Antoni Duran Lleida, pero mantuvo también en la incertidumbre al PSC sobre su lealtad al tripartito, cuya mayoría parlamentaria está en sus manos. También los socialistas presionan a CiU- -cuyos votos son imprescindibles para que la reforma prospere, al requerirse el apoyo de de dos tercios del Parlamento catalán- Así, amén de las gestiones secretas o discretas, la vicepresidenta del PSC, Manuela de Madre, pidió ayer en Tele 5 la intervención del ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol para favorecer el entendimiento necesario, desde el con- vencimiento de que si el ex presidente de la Generalitat jugara a favorecer el entendimiento y la aceptación por parte de CiU de algunos límites que ha de tener el nuevo Estatut, estoy segura de que CiU votaría que sí Carod- Rovira proclamó que no deseamos, no queremos y no esperamos que fracase la reforma Y el portavoz parlamentario del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, manifestó que por información, intuición y experiencia, creo que habrá Estatuto si bien admitió que no me siento muy acompañado en esta opinión y que su pronóstico no gana adeptos a medida que se acerca la fecha fijada para su votación en el Parlamento catalán, el próximo día 30. De hecho, dirigentes del PSC y de CiU coincidieron ayer en cifrar en un raquítico 10 por ciento a lo más un 20, las posibilidades de que el vértigo del abismo decante un acuerdo en el último momento, aunque nadie quiere renunciar a ese margen de esperanza. La mayoría de los dirigentes tanto del PSC como del PSOE opinan que la coalición nacionalista ha ido demasiado lejos para rectificar ahora y que la última posibilidad de conseguirlo la abortó la propia ERC al darle oxígeno cuando empezaban a sentirse arrinconados ante la opinión pública Puigcercós y Carod (ERC) delante de los socialistas Rubalcaba, Blanco y Cuesta final En esta situación, aunque dijo mantener un optimismo moderado ante la recta final del proceso, vino a admitir la existencia de un plan B al señalar que existen instrumentos para reforzar el autogobierno que no se expresan en exclusiva a través del Estatuto Se trataría de profundizar en el autogobierno de Cataluña a través de la reforma de determinadas leyes orgánicas por el Parlamento nacional, previo pacto entre PSOE, ERC e IC, y en la mejora de su financiación- -cuestión medular- -a través de la reforma global del sistema que José Luis Rodríguez Zapatero se comprometió en su programa electoral a impulsar en esta legislatura. El plan B de ERC Carod- Rovira afirmó que no queremos ocultar la existencia de dificultades y tampoco que estas parecen mayores cuanto más se avecina la hora ERC apunta que existen instrumentos para reforzar el autogobierno al margen del Estatuto El asunto medular de la financiación A propósito de la financiación, fuentes gubernamentales indicaron que el grupo de expertos que preparó la reforma de la financiación sanitaria ya ha recibido el encargo de ponerse a trabajar El PSC sí acepta ahora las competencias excluyentes de CiU I. ANGUERA BARCELONA. Los portavoces parlamentarios de CiU, PSC, ERC e ICV pactaron ayer recuperar la expresión competencias excluyentes en el nuevo Estatuto. Esta vía de blindaje, vetada en julio por el PSC, ha sido recuperada tras recibir el aval constitucional del Consejo Consultivo catalán, y puede convertirse en la contrapartida para que CiU retire la adicional primera, referida a los derechos históricos. ERC planteó ayer una propuesta intermedia que en principio es bien vista tanto por el PSC como por CiU, aunque el acuerdo no se cerró en este terreno. Paralelamente, el consejero de Economía y responsable de política económica del PSC, Antoni Castells, reconoció ayer que su equipo prepara una adaptación del modelo de financiación del tripartito, el que figura en el texto actual del Estatuto, con puntos de la propuesta de CiU, para agotar todas las posibles vías de acuerdo, para el que ERC e ICV reclaman la intensificación de las negociaciones CiU- PSC. En este sentido, fuentes de Presidencia confirmaron que la línea de comunicación entre Pasqual Maragall y el líder de CiU, Artur Mas, continúa abierta desde la entrevista del 7 de sep- tiembre, pese al giro crítico que han dado las negociaciones en los últimos días. No está prevista, sin embargo, una segunda entrevista oficial entre ambos. Así, a pesar del pesimismo del portavoz de CiU, Felip Puig, quien cifró en un 20 por ciento las opciones de un acuerdo, el tripartito, con el PSC a la cabeza, parece dispuesto a mover todas sus fichas para agotar las opciones de pacto.