Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 MIÉRCOLES 21 9 2005 ABC Deportes Marcha atrás del Madrid, que no impugna el partido del domingo Florentino dice que hay motivos, pero no lo hace por el bien del fútbol JULIÁN ÁVILA MADRID. Imperó la cordura en la casa blanca y el Real Madrid no envió, pese a que estaba redactado, el recurso al Comité de Competición de la Federación Española para solicitar la impugnación del partido frente al Español porque el colegiado Rodríguez Santiago cometió un error grave al aplicar el Reglamento. Sobre las seis y media de la tarde de ayer, después de muchas deliberaciones, el presidente del Real Madrid compareció ante los medios de comunicación para informar que finalmente no pedirían la impugnación. En veinte minutos, Florentino Pérez justificó la marcha atrás amparándose en el señorío, la cultura y la historia del Madrid: El domingo se produjo un hecho grave, pero todos sabéis que el Real Madrid es un club respetuoso y ejemplar con las decisiones arbitrales, incluso cuando éstas nos perjudican. Queremos la mejora de la profesionalidad de los árbitros, a los que siempre hemos ofrecido colaboración, porque forma parte de nuestra historia y cultura. Siempre hemos mantenido que son soberanos en la apreciación de los hechos, pero el domingo sucedió algo insólito y singular, porque se produjo una aplicación errónea del Reglamento. Voy al fútbol desde los cuatro años y nunca había visto nada igual FRASES DEL PRESIDENTE Siempre hemos mantenido que los árbitros son soberanos en la apreciación de los hechos, pero el domingo sucedió algo insólito y singular, porque se produjo una aplicación errónea del Reglamento Algo admisible es interpretar mal el Reglamento y otra inadmisible es infringirlo. No se trata de un error de apreciación, por eso hay que restituirlo. De no hacerlo, estaríamos admitiendo que cada árbitro tuviera su propio reglamento. Es como si un colegiado decide que el córner se saca con la mano No he hablado con nadie de la Federación. Las relaciones entre la Federación y el Madrid siempre han sido normales. No he hablado nunca mal de la FEF. Nadie, ni los árbitros se pueden sentir molestos por algún comentario nuestro Los árbitros deben tener libertad. Les pido que no se dejen influenciar ni por presidentes ni instituciones deportivas. Se tienen que ganar el respeto con su profesión cuencias legales diciéndoles que deben sentirse orgullosos de este club, y tomar con generosidad la decisión que hemos tomado Algunos sectores del club y de la Prensa creen que los errores arbitrales ante el Español y el Celta no son por casualidad y que obedecen a una guerra fría entre el Madrid y la Federación: No he hablado con nadie de la Federación. Las relaciones entre la Federación y el Madrid siempre han sido normales. No he hablado nunca mal de la Federación. Nadie, ni los árbitros se pueden sentir molestos por algún comentario nuestro Sobre la jugada polémica señaló que no me puedo creer lo de que el árbitro no pitó. Con la medida que hemos tomado contribuimos a que alguien no justifique desde la sinrazón. Nuestro objetivo es señalar, para que no se sucedan estos errores Por último, Florentino lanzó un mensaje al colectivo: Comprendo que su trabajo es difícil, pero deben tener libertad. Les pido que no se dejen influenciar ni por presidentes ni instituciones deportivas. Se tienen que ganar el respeto con su profesión... No puedo entender que el presidente del Comité de Árbitros influya para predisponer a los árbitros contra el Madrid El colegiado Pajares Paz fue sancionado por una acción similar EFE ELCHE (ALICANTE) El colegiado extremeño José Luis Pajares Paz fue sancionado en la temporada 1988- 89 por un error técnico similar al que el Real Madrid atribuye al colegiado Julián Rodríguez Santiago, que concedió el gol de la victoria del Español en la última jornada de Liga, cuando previamente había pitado otra acción. En esa temporada, el Elche vivió una situación similar a la del Madrid, en el partido que le enfrentó al Logroñés en Las Gaunas (quinta jornada de Primera división, 2 de octubre) y que acabó con triunfo local por 2- 1. En aquella ocasión, Pajares Paz pitó una falta del ilicitano Antonio González Cepeda a Manu Sarabia. Sin embargo el uruguayo Antonio Alzamendi continuó la jugada, sin sacar la falta, y chutó a puerta. El portero del Elche Miguel Recio dejó pasar el balón, cuando pudo detenerlo y el árbitro dio el gol. José Luis Pajares Paz, que expulsó al ilicitano Del Barrio por protestar esa jugada, fue sancionado por el Comité de Árbitros con tres meses de suspensión por un error técnico, pero el Elche perdió el encuentro por 2- 1, aunque cuando se produjo esa jugada empataba a un gol. Ni peleas ni rencillas El presidente y sus colaboradores entienden que existen razones concluyentes para solicitar la repetición del partido: Una cosa admisible es interpretar mal el Reglamento y otra inadmisible es infringir el Reglamento. En esta ocasión no se trata de un error de apreciación, por eso es necesario restituirlo. De no hacerlo, estaríamos admitiendo que cada árbitro tuviera su propio Reglamento. Es como si un colegiado decide que el córner se saca con la mano Con esta decisión, el dirigente quiere hacer ver a los árbitros que no quiere ni peleas ni rencillas: No tengo otro objetivo que colaborar en la profesionalización del colectivo y no en sacar algún tipo de beneficio ante un hecho de extrema gravedad. Velamos por el bien del fútbol y para que el Reglamento sea igual para todos. Por respeto al Español, a su afición y a todos los aficionados, al árbitro y a todos sus colegas, el Real Madrid no va a impugnar el partido. Sabemos que tenemos razón, pero nos sentimos satisfechos con contribuir a la mejora del arbitraje. Damos el asunto por terminado. Por último, me gustaría dirigirme a los madridistas que piensan que deberíamos llegar hasta las últimas conse- EL MADRIDISMO NO TRAGABA ENRIQUE ORTEGO U na de las manías de Florentino Pérez es preguntar mucho. No se pueden imaginar cuanto. Y quien interpela está obligado a escuchar, aunque después, a la hora de la verdad, haga lo que considere oportuno, que para eso es el jefe y ejerce como tal desde que se levanta hasta que se acuesta, e incluso cuando duerme. En esta impugnación fantasma el presidente ha tenido que atender la voz del madridismo sin ni siquiera preguntar. La mayor parte de la afición blanca no quería impugnar, ni pasar a la historia del fútbol español por ser el primer club en pedir la repetición de un partido. El Madrid también llegó ayer a la conclusión de que podía ser peor el remedio que la enfermedad. Y aunque el recurso estaba fundamentado en una verdad- -el error técnico del árbitro- la realidad es que te- nía pocos visos de ser atendido por los Comités de Villar y todo el fútbol español señalaría al Madrid con el dedo por llegar tan lejos y abrir una vía muy peligrosa. Con la simple amenaza de la impugnación, ha quedado otra vez en evidencia la escasa consistencia del colectivo arbitral. Rodríguez Santiago ha faltado a la verdad al decir que sólo pitó el gol. El vídeo demuestra que silbó antes y que levanta su mano izquierda- -luego indica el centro del campo con la derecha- -para señalar algo que sólo él sabe. Eso es lo grave, que un juez por disculparse y justificar un error no diga la verdad. Si miente una vez lo puede hacer más. Y si lo hace en el terreno de juego puede adulterar más partidos, como ya hizo el domingo. El Comité Técnico debe castigar al colegiado por el error y la sanción debe hacerse pública, como las de jugadores y técnicos. Los que les prohíben defenderse y explicarse están convirtiendo a los árbitros en seres extraterrestres y, mientras no se demuestre lo contrario, tienen ojos, manos, piernas... aunque les callen la boca y les calienten los oídos.