Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 Cultura MIÉRCOLES 21 9 2005 ABC FESTIVAL DE CINE DE SAN SEBASTIÁN TOROS FERIA DE LOGROÑO Cornada de Chaves y gran tarde de Encabo con los cebadas ABC LOGROÑO (LA RIOJA) Gran espectáculo, con emociones encontradas, el primero de la feria de San Mateo de Logroño. Se lidió una buena corrida de Cebada Gago, con matices pero que permitió el triunfo de los toreros. La corrida se quedó en mano a mano por percance del diestro salmantino Domingo López Chaves en el segundo toro, y Luis Miguel Encabo paseó dos trofeos, en tanto que Pepín Liria cortó la oreja del tercero y dio la vuelta en el quinto, según mundotoro. Con dos tercios de entrada, se lidiaron seis toros de Cebada Gago, bien presentados, serios pero no aparatosos, buenos en general pero con matices. Pepín Liria, silencio, una oreja y vuelta al ruedo tras petición; y Luis Miguel Encabo, una oreja, fuerte ovación y una oreja. El parte facultativo de Chaves informaba de una cornada de dos trayectorias en el tercio superior del muslo derecho, una ascendente 15 centímetros, sin destrozos vasculares, es decir, lo que se denomina limpia Con la lectura del tradicional Pregón Taurino de San Mateo a cargo del periodista Carlos Ruiz Villasuso se dio por inaugurada la presente edición de la feria taurina. El Pregón Taurino, un acto ya tradicional organizado por el Club Taurino Logroñés, cuenta ya con casi treinta años de historia desde su primera lectura en 1978 por parte del malogrado crítico de ABC Vicente Zabala. Edgardo Esteban, Gaston Pauls, Virginia Innocenti y Tristan Bauer (de izquierda a derecha) en San Sebastián TELEPRESS La doble vida del faquir un trozo de cine y mucha, mucha historia Tristán Bauer pone en el diván la guerra de las Malvinas una película bélica sobre las Malvinas y Elisabet Cabeza y Esteve Riambau proponen un juego de magia histórica en La doble vida del faquir E. RODRIGUEZ MARCHANTE SAN SEBASTIAN. El momento más genuino y de más pura emoción vivido ayer en el festival estaba alojado, como una vieja bala, en una pequeña pero gran película que se proyectaba fuera de la Sección Oficial, La doble vida del faquir cuando hacia la mitad, o así, la voz en off de la directora (Elisabet Cabeza, en colaboración con Esteve Riambau) lee una carta al vacío dejado en ella, y en la esencia de la película, la figura de su padre. Luego habrá otras referencias, otras voces, pero esa primera voz directa y sencilla cae y deja un socavón como si fuera un enorme meteorito. La doble vida del faquir es un doble rescate en el tiempo: una vieja película del padre de la directora sacada de un arcón en la que se ven una imágenes de unos niños voraces de magia, él entre ellos; las filma Felip Sagués en un colegio para huérfanos de Sant Juliá de Vilatorta, cercano a Vic, y en plena guerra civil, en 1937... Es cine mudo pero que habla por los codos... Con ese material tan escaso como sobrecogedor, los directores deciden inventar el mundo, también como faquires, y convocar los fantasmas del tiempo y del espacio en una cita que tiene algo de entrañable sesión de espiritismo y de lugares y memorias solapadas. Varios de los supervivientes de aquella pequeña película amateur Imitando al faquir vuelven al lugar de los hechos y los reviven ante la cámab Bauer presenta ra, momento que aprovechan los pulsos internos del cine para que vuelen tramas y subtramas, se rompan los quistes del recuerdo y se esparzan las metáforas y las ideas como el agua de un palmetazo. No es fácil enfundarse la piel de la guerra civil sin que apriete o quede grande... pues en pocas ocasiones ha estado tan cómodo y abrigado el cine dentro de su memoria irisada, en lonchas y tornasoles. Tal vez el festival debería haber echado más la pata p alante con esta película y arriesgarse con ella en la sección competitiva. Un montador de ilusiones También en ese mismo apartado se proyectó ¡a la vez! el documental de Diego Galán sobre Pablo del Amo, Un montador de ilusiones que es el título de la película, pero también una verdad como un templo pegada a uno de los mejores montadores de cine que hubo nunca por aquí y que falleció no ha mucho. Prácticamente vierte en ella sus opiniones y testimonios el cine español al completo; lamento no poder entrar hoy en esta película más en menudo, a la espera de tener un tropiezo con su interior ¡verla, joé! que no sabe uno lo que dice) En la competición ayer no hubo tanta suerte: dos películas se la jugaban, la argentina Iluminados por el fuego de Tristán Bauer, y la checa Stesti Algo bueno va a suceder era su título es español, pero no llevaba razón) de Bohdan La doble vida del faquir es un doble rescate en el tiempo: una vieja película del padre de la directora sacada de un arcón Slama. La argentina era una película bélica, pues trataba sobre el trauma de la guerra de las Malvinas, pero era también una película psicoanalítica, pues trataba sobre el trauma de la guerra de las Malvinas... Cruza el presente con aquel desafortunado momento histórico mediante el reencuentro de dos combatientes, uno de ellos en coma tras un intento de suicidio. El espectador asiste a ese cruce de tiempos y a ese ajuste de cuentas con perplejidad: a las Malvinas mandaron aquellos militares sádicos de la época oscura a unos cuantos chavales a que pasaran frío y hambre y humillaciones. Hay escenas de guerra bien hechas en su desesperación argumental y de medios técnicos (no está Spielberg, pero Bauer se apaña) y otras de solidaridad, compañerismo y trinchera; también hay una excesiva y obvia tendencia a cantar Viva la gente Gaston Pauls protagoniza ambos tiempos verbales: ese eterno presente tan de indicativo en el que se debate su país. La checa Algo bueno va a suceder es un retrato espeso y dramático de unos cuantos personajes que viven en la misma casa de vecinos de un barrio de las afueras: sus vidas ruedan pendiente abajo por pura inercia de la desgracia, amores que no funcionan, tejados que no funcionan, relaciones que se resquebrajan y cristales rotos... Aunque no dejan de pasar cosas, se diría que no pasa nada salvo la vida de esos personajes tristes y condenados a la tristeza, medio locos y muchos de ellos anodinos. Entre el paisaje, el director, Bohdan Slama, parece querer y cuidar más a dos de ellos, ella y él, pero ni siquiera coinciden en el cruce de sus pasiones. Está filmada con desgarro, pero, uno la ha de parar con su cuerpo como si supiera jugar al rugby. Andrés Amorós, XVII premio literario doctor Zúmel ABC MADRID. Andrés Amorós ha ganado el premio literario internacional doctor Mariano Zúmel en su XVII edición por un trabajo que versa sobre la temática propuesta por el jurado, que preside Rafael Campos de España: ¿Es la Fiesta Nacional un valor cultural a conservar o un espectáculo obsoleto? ¿Sobrevivirá? ¿Es políticamente incorrecto defenderla? El galardón, dotado con 4.500 euros, está patrocinado por David Shohet y Caja Madrid, que publicará próximamente el trabajo premiado. El doctor Fernando Claramunt fue finalista en segundo lugar, con una dotación de 1.500 euros. La doctora Marilén Barceló recibió un accésit por su destacado trabajo.