Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 21 9 2005 Cultura 55 Fernández Álvarez: Me identifico con Cervantes; éste es mi mejor libro El historiador publica una novedosa biografía del autor del Quijote b En Cervantes visto por un histo- Intelectuales y políticos descifran las claves de la guerra del siglo XXI b Periodistas como Eduardo San Martín, director adjunto de ABC, participan en una serie de conferencias sobre el papel militar y civil en los conflictos bélicos A. AYCART MONDARIZ (PONTEVEDRA) El bello balneario de Mondariz ha sido el paraje escogido para la celebración de las jornadas sobre Conflictos bélicos y violencia en el nuevo siglo que reúnen esta semana a medio centenar de políticos, intelectuales y periodistas, entre ellos el director adjunto de ABC Eduardo San Martín. Las jornadas comenzaron ayer con un debate en torno a las Nuevas guerras, nuevas Fuerzas Armadas dirigido por Xosé Fortes Bouzán, uno de los militares de la clandestina Unión Militar Democrática que se dio a conocer en los últimos años del franquismo. La discusión se centró en la consideración humanitaria de las misiones realizadas por las Fuerzas Armadas, así como en si pueden entenderse como misiones de paz unas actuaciones que pueden provocar víctimas, tal como sucedió en el reciente caso de Afganistán. El encuentro, promovido por la Fundación Carlos Casares, reunirá también al ex ministro de Defensa Alberto Oliart, que dictará una conferencia sobre el terrorismo global; el catedrático Felipe Fernández Armesto, que impartirá la sesión Guerra y Civilización o el almirante Miguel Ángel Fernández- -jefe de inteligencia de la Armada durante la Guerra del Golfo 1991- 1992- responsable de la coordinación del debate sobre Después de la Guerra Fría: Alianzas y Coaliciones riador se aplica un tipo especial de biografía. El autor, 84 años, prepara nuevas páginas sobre un aventurero del XIX. No dice más TRINIDAD DE LEÓN- SOTELO MADRID. Una biografía monumental en la que el lector se sumerge con delectación, tanta es su atractiva amenidad y su rigor absoluto: Cervantes visto por un historiador (Espasa) Protagonista: Miguel de Cervantes Saavedra; coprotagonista: Manuel Fernández Álvarez. Esa importancia puede dársele al sabio historiador que alía en sus páginas la vida del genio por excelencia de la literatura española, con sus sentires, generalmente demasiados amargos, tanto que de algunos sangra en sus obras. Una muestra es, por ejemplo, cuando en La Galatea (su primer libro) escribe de alguien que es más versado en desdichas que en versos Ese era él. Aquí radica mucho del interés de la obra de Don Manuel. A su favor, también, que el personaje pertenezca a la España de Felipe II, un tiempo que el autor de Juana la Loca conoce al dedillo, como ha demostrado en obras sobre ese Rey y Carlos V. Un hombre del pueblo Tiene a su nuevo biografiado por hombre luchador y no sólo porque se integrara en los tercios viejos- el manco de Lepanto (tenía 24 años) por los siglos de los siglos- sino porque nunca se dió por vencido. Confiesa don Manuel que con este libro ha deseado que la sociedad disfrute y comprenda. Lo acepté como un reto, porque siempre existe el temor, pero me dio esperanzas la frase de Pierre Vilar, a Cervantes y al Quijote hay que verlos en clave de historia Se afirma que su obra es lo mejor que se ha hecho sobre Cervantes; él sonríe y se limita a responder: Es la mejor obra de mi vida En realidad ha vivido con Cervantes, porque desde chavalillo se enamoró del Quijote. Además, añade, me he identificado con Cervantes como con nadie, porque es un hombre salido del pueblo como yo, mientras que los Reyes me eran más lejanos Del gran escritor destaca su patriotismo, su interés por defender a la Cristiandad del Islam, su religiosidad y su amor por la libertad y la justicia: Se hizo soldado porque era un patriota que deseaba defender al Imperio español. Tenía un gran sentido nacional. En lo que respecta a la fe la tuvo siempre, sobre todo fue muy marianista, y a la Virgen se aferra, durante su largo cautiverio en Árgel. Con respecto a la libertad y la justicia, ahí están los consejos que le da a Sancho cuando se convierte en gobernador de la ínsula Barataria De Argel intentó huir varias veces, pero preocupándose de que en la Manuel Fernández Álvarez presentó ayer Cervantes visto por un historiador fuga participaran sus compañeros. De hecho con ellos, explica don Manuel, fue capitán- tenía talento y valor para ello -ya que no pudo serlo por decisión real. El Bey de Árgel lo admiró por su valentía, y no lo castigó por sus actos. Cervantes vive un tiempo en que la Cristiandad y el Islam luchan a muerte. Vivimos el duelo del terrorismo islámico, ¿cree posible la Alianza de Civilizaciones? La situación ha cambiado a través de los siglos, responde el historiador. En la etapa de Felipe II existía una irreductible enemistad, EFE Don Manuel dice con orgullo que ha vivido con Cervantes, porque leyó el Quijote cuando era un chavalillo Felipe II nunca apreció al Príncipe de las Letras; sin embargo, el Bey de Árgel lo admiró por su valentía pero también se viven treguas como cuando Carlos V decide que es más importante luchar contra la herejía luterana. También en nuestros tiempos podría llegarse a una armonía. Es un gran ideal, pero no lo veo factible, claro que no soy profeta. Pero la Turquía de Cervantes era el gran coco, cuando la de hoy, no tiene nada que ver con Irán o Afganistán. Hoy la miramos como el puente entre Europa y el Islam. Hay elementos islámicos racionales y otros radicales. Este juicio es el de un hombre de la calle. La idea de la Alianza es brillante, pero... Felipe II se negó siempre a recibir al Príncipe de las Letras. Pero el deseo de vengar lo sucedido en Árgel lo reflejó en Los baños de Árgel obra teatral con la que su instancia al Rey es de dominio público. Castigado por la justicia por una pendencia huyó a Sevilla e Italia con 22 años; el cautiverio argelino, también en la veintena. Todo lo que logró en su España querida fue que lo nombraran comisario de abastos o le enviaran a Orán (1581) en una misión que pretendía quitárselo de encima. Pero a Cervantes, dice don Manuel, siempre lo salvó la literatura. Pluralismo y diversidad cultural Por su parte, la presidenta del Patronato de la Fundación, Kristina Berg, enfatizó que las jornadas vienen a refrendar la voluntad de la institución de contribuir a mediar entre la cultura gallega y la universal, desde criterios de pluralismo y respeto a la diversidad cultural. Se trata de configurar un ambiente de diálogo libre y de convivencia alejado de comportamientos sectarios dijo. Las jornadas, que concluyen mañana, congregarán a intelectuales de la talla de Fernando Reilein, Basilio García, Luis Otero o Eduardo San Martín, que participarán en debates como el que dirigirá el periodista Rafael Vilasanjuán, secretario internacional de Médicos Sin Fronteras, sobre los nuevos retos de la acción humanitaria o también Bernard Cassen, profesor en el Instituto de Estudios Europeos en la Universidad de París VIII sobre Guerra y Medios de Comunicación