Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 Madrid MIÉRCOLES 21 9 2005 ABC Los vecinos de esta colonia de Villaverde no salen de su asombro: aseguran que el plan de control de accesos en el barrio jamás ha existido; además, en las últimas semanas, grupos de toxicómanos han tomado las calles, como las prostitutas lo hacen por la mañana En Marconi ya no hay controles de nada; esto es el cachondeo padre TEXTO: CARLOS HIDALGO FOTO: DANIEL G. LÓPEZ MADRID. Entrar en la colonica Marconi de once de la noche a seis de la madrugada es tan fácil como hacerlo a cualquier otra hora del día. Ni controles de acceso y requerimientos de tarjetas identificativas como vecinos o trabajadores de la zona. Ésa es la conclusión a la que han llegado los habitantes de esa zona de Villaverde, quienes aseguran que el plan de controles puesto en marcha por el Ayuntamiento el pasado 2 de agosto jamás ha existido. Así de claro. Pusieron las placas en siete entradas y se han realizado algunos controles de alcoholemia y drogas, pero aquí no se les pide la tarjeta de identificación como residente a nadie aseguran desde la Asociación de Vecinos Residencial Resina. No se trata de una opinión aislada. Los vecinos de a pie lo constatan: La cosa sigue igual; no se ha notado absolutamente nada. Yo mismo he entrado de madrugada, a las cuatro, y no he visto ningún control. Nunca he tenido problemas para entrar, incluso sin llevar el salvoconducto y con el coche de mis padres afirmaba ayer, indignado, Máximo Méndez. La prostitución nocturna ha mermado. Es una realidad. Pero, a plena luz del día, se siguen viendo mujeres medio desnudas en la zona del polígono más cercana a las viviendas. Hay El barrio tendrá su propio mercadillo Después de 17 años sin conceder permisos, el Ayuntamiento de Madrid ha aprobado por trámite urgente la puesta en marcha de un mercadillo en la colonia Marconi. Se trata de una medida que busca la normalización del barrio mediante actividades de este tipo. Según ha podido saber ABC, la intención de partida es que la venta ambulante regulada arranque el próximo 2 de octubre, domingo, día de la semana en el que se instalarán los puestos. Eso sí, los trámites burocráticos podrían postergar la fecha de inauguración. En total se han recibido 515 solicitudes, aunque finalmente se han concedido 32 puestos. El 40 por ciento corresponderá a venta de productos de alimentación, mientras que el resto será para género variado. La venta se realizará en la calle de San Eustaquio, junto a la glorieta existente. Tras dos años de peticiones, el pasado lunes se realizó el sorteo de los puestos. quien dice que, lejos de disminuir, el comercio del sexo matutino ha crecido, en detrimento del nocturno. Aquí no hay controles ni se ha adelantado nada; esto es una vergüenza, el cachondeo padre se quejaba José Luis Carrero, también vecino de la colonia. Aquí no ha habido controles de entrada- -añadió- Nos han engañado como a chinos. Ayer mismo por el lunes rompieron las lunas de tres coches. Menos prostitución, más inseguridad Pero el único problema de este barrio del distrito de Villaverde no es la prostitución. Hay otro, más amplio, que se llama inseguridad. Y que se apellida Salobral. Es el germen de todo. La cercanía del enorme poblado chabolista convierte a los vecinos en carne de cañón. La situación se ha recrudecido desde hace unas semanas. Debido al trasiego de toxicómanos que van y vienen de las chabolas utilizando como pasadizo la estación de Cercanías del barrio, se ha decidido poner vigilancia privada en el paso subterráneo. Evidentemente, esto no ha sido óbice para que quienes van a por su dosis diaria busquen la alternativa: pasar por el medio de la colonia. Hasta hace una semana, se veían verdaderos grupos de drogadictos por las calles se quejan desde la Residencial Resina, que convocará próximamente a sus vecinos a una asamblea para estudiar la situación. La intención es hablar con el Ayuntamiento y convocar un consejo urgente de seguridad en la Junta de Distrito. Asimismo, la asociación está en contacto con otras de Barcelona para promover la creación de algún tipo de normativa o legislación sobre la prostitución en las calles.