Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 21 9 2005 Nacional 19 Una asesoría estafó a 700 inmigrantes con ofertas de patronos que no existían Los falsos empleadores eran captados en la Prensa a cambio de 300 euros b Los gestores han ganado más Tres mil expedientes en el garaje Los agentes hallaron escondidos en un garaje cajas que contenían 3.057 expedientes, la mayoría de permisos de trabajo y residencia. Los estafadores consiguieron más de un millón de euros en dos años y medio de funcionamiento, ya que cobraban una media de 1.000 euros a los inmigrantes. Las víctimas son de dos tipos: por un lado los extranjeros y, por otra, españoles cuyos datos fueron utilizados sin su consentimiento. De éstos últimos se han presentado 17 denuncias; con sus firmas falsificadas habían tramitado 99 permisos de trabajo y residencia. Los agentes aseguran que hay más. de un millón de euros en dos años de actividad; utilizaban, sin su conocimiento, nombres y datos de titulares para contratar ilegales C. M. P. M. MADRID. Imagine que recibe una carta del Ministerio de Trabajo en la que le informa del estado del expediente de un extranjero al que supuestamente quiere contratar. Pero usted ni conoce al inmigrante ni tiene intención de emplear a nadie. Alguien ha utilizado sus datos y su firma sin su consentimiento. Esta ha sido una de las formas de fraude cometida por una asesoría jurídica madrileña, ahora destapada por la Policía, que ha estafado a unos 700 inmigrantes y a un número no cuantificado de españoles a los que hacían figurar como patronos. Los investigadores han detenido a doce personas: los dos responsables del despacho, Miguel Arcángel H. G. y Yolanda B. P. y diez españoles que se prestaron al engaño a cambio de 300 euros por cada solicitud en la que apareciera su nombre. Éstos fueron captados a través de anuncios en Prensa bajo el reclamo Si tienes un trabajo estable y quieres ganar un dinero extra, llámanos Una vez que entraban en la trama se convertían además en intermediarios para ampliar el número de empleadores. El despacho colgó entonces un cartel en la puerta que rezaba los dos meses de verano no estamos en funcionamiento por enfermedad grave del propietario Ese anuncio desató las iras de las víctimas que no cesaron de denunciar porque la promesa de trabajo incluía la devolución de los 1.000 euros que cobraban de media si no prosperaba la solicitud. En fechas recientes, los investigadores averiguaron que la documentación que les comprometía ya no estaba en la asesoría, sino escondida en el garaje de un socio de Arcángel, donde hallaron 3.057 expedientes apilados en cajas. Esas cajas guardaban solicitudes de trabajo y residencia para extranjeros de todas las nacionalidades. Casi ninguno consiguió sus papeles. Diecisiete denuncias La operación de la Comisaría General de Extranjería y Documentación, en la que han colaborado la Brigada de Madrid y varias comisarías, comenzó en febrero tras la denuncia de un vecino de Alcorcón, cuyos datos habían sido utilizados para conseguir permisos de residencia y trabajo para extranjeros. Poco después hubo otras siete denuncias. Todos habían recibido cartas de organismos oficiales en las que les comunicaban el estado de tramitación de expedientes de inmigrantes; todos trabajaban para la misma empresa y todos desconocían qué les estaba ocurriendo. La historia se repitió en otras siete comisarías de Madrid capital y en la Brigada de Extranjería. Los hilos confluyeron en el mismo punto: una asesoría jurídica situada en la calle Francisco de Rojas, llamada Asesoría de Extranjería Miguel Arcángel En ese mismo domicilio, el titular había dado de alta otras sociedades mercantiles creadas con el único fin de tramitar permisos de trabajo en las que las víctimas jamás lograrían empleo, pues no tenían actividad. En junio del año pasado, la asesoría se muda a la calle Jordán. Coincidiendo con ese cambio, Arcángel tuvo un altercado con un peruano que se sintió engañado. Al acudir la Policía, el dueño de la asesoría fue detenido ya que tenía una busca en vigor.