Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 21 9 2005 Nacional LAS REFORMAS TERRITORIALES ANDALUCÍA 15 Batalla de textos Las dudas que sobre la constitucionalidad del texto valenciano arrojaron algunos dirigentes políticos como Alfonso Guerra o catedráticos como Manuel Jiménez de Parga, han llevado al PP a hacer una comparativa con el proyecto de estatuto catalán. 1. El valenciano hace un reconocimiento explícito de la unidad de la Nación española. El catalán proclama que Cataluña es una nación. 2. El primero no establece el blindaje de competencias ni pone límites a a la legislación básica del Estado. El texto del tripartito sí establece ese blindaje. 3. Valencia respeta el modelo de financiación multilateral y asume el principio de solidaridad. Cataluña habla de una negociación bilateral y devolución de una cuota de solidaridad 4. En la administración de Justicia, el texto que se debatió ayer admite que el Tribunal Superior de Justicia no dicta jurisprudencia y deja a salvo el recurso de casación. Los catalanes crean un Fiscal General de Cataluña y establecen que el TSJC es la última instancia en todos los casos. el PP- apeló al deber de los partidos de no imputar al adversario político el propósito de quebrarlo ese marco cuando tal imputación no puede apoyarse en hechos concretos, incontrovertibles y de significado equívoco El reafirmado compromiso del Gobierno con el respeto a la Constitución y, por ende, a la pluralidad llevó a De la Vega después a resaltar la relevancia de respetar el procedimiento que impone una necesidad de diálogo entre dos interlocutores con perspectivas necesariamente distintas y la condición básica del consenso. No hay nada mejor que nos encontremos con propuestas que, como la que hoy nos ocupa, sean aprobadas por una amplia mayoría concluyó. Sevilla avisa a Chaves que el AVE de González es parte del pago de la deuda histórica El ministro no aclara si habrá inversiones especiales en Andalucía en los Presupuestos b La Junta exige asignaciones complementarias para garantizar la consecución del nivel mínimo de los servicios transferidos por el Estado ABC SEVILLA. El ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, incluyó ayer el tren de Alta Velocidad entre Sevilla y Madrid, puesto en marcha en 1992 por el Gobierno de Felipe González, como parte de las inversiones del Estado en Andalucía que se deben tener en cuenta para aminorar la denominada deuda histórica recogida en la Disposición Adicional Segunda del Estatuto de Autonomía andaluz. Sevilla se pronunció de este modo después de asegurar el lunes, tras reunirse con el presidente de la Junta, Manuel Chaves, que una inversión adicional de los Presupuestos Generales del Estado en Andalucía respecto a la media nacional sería una compensación de la deuda histórica con independencia de que se consigne o no una partida económica específica por este concepto. El titular de Administraciones Públicas insistió ayer en esta tesis y destacó que el actual Gobierno es sensible a reivindicaciones del tipo de la deuda histórica que también aho- ra las reformas territoriales. Y todos estos requisitos los cumple, en principio, el que será nuevo Estatuto valenciano, que ahora inicia su tramitación y que, no obstante, según vino a admitir el portavoz socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, exigirá modificaciones técnico- jurídicas que terminen de pulir la fórmula ideada por PP y PSOE en Valencia, llegada al Congreso con algunos aspectos aún discutibles. De la Vega se reafirmó en que la Constitución y la solidaridad entre las nacionalidades y regiones en ella consagrada son el marco infranqueable al que deben adherirse las reformas y, más allá- -en un mensaje hacia ra se están planteando en Galicia pero la interpretó como un problema de déficits estructurales que existen con zonas del país que a lo largo de la historia de España han estado menos desarrolladas y en las que se requiere hacer un esfuerzo especial de inversión informa Ep. En este sentido, Sevilla, que no aclaró si habrá una partida específica con cargo a la deuda histórica andaluza en los próximos Presupuestos Generales, defendió que a veces determinado tipo de esfuerzos inversores que se han hecho en los Presupuestos vienen a corregir ese tipo de déficits estructurales Por su parte, la Junta de Andalucía expresó su discrepancia con las manifestaciones del ministro. El consejero de la Presidencia, Gaspar Zarrías, dejó claro que el concepto de deuda histórica está bastante bien delimitado en la Disposición Adicional Segunda que se refiere a asignaciones complementarias para garantizar la consecución del nivel mínimo de los servicios transferidos por el Estado y no a infraestructuras, y a eso es a lo que hay que atenerse, y no a cualquier otra cuestión, lo diga el ministro o lo diga quien sea Zarrías coincidió con Sevilla en el importante esfuerzo de los gobiernos socialistas, de González y de Zapatero, en pos de la mejora de las infraestructuras