Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 MARTES 20 9 2005 ABC Gente Naomi, contra la trata de blancas. La modelo británica filmará en Colombia, durante una visita que realizará el próximo fin de semana, un vídeo en contra de la trata de blancas. El mensaje será grabado entre la agencia Elite Models y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) Farruquito, jaleado por sus familiares en la puerta de la iglesia del Cristo de los Gitanos de Sevilla Asalto a la cocina en el banquete de boda de Farruquito La celebración de la boda del bailaor Farruquito se convirtió el domingo en una especie de batalla campal: primero querían entrar, después comer TEXTO: ESTHER M. ALEMÁN FOTO: PABLO COUSINOU a salida de la iglesia del Cristo de los Gitanos en Sevilla se podía intuir lo que ocurriría después. El revuelo popular que levanta Juan Manuel Montoya Farruquito le persiguió hasta el convite de su boda. Después de los novios, miles de personas partieron rumbo al rancho El Rocío Todos querían entrar: invitados y no invitados. Al lugar de celebración sólo podían acceder los coches cuya matrícula estuviera registrada en una lista. Y esos entraron, pero varias veces y con gente hasta en el maletero. La carretera que conducía al lugar donde Farruquito y Rosario Alcántara celebraron su en- Al lace estuvo colapsada varias horas. Los coches se sucedían desde Aznalcóllar hasta Isla Menor, donde se encuentra el rancho. A las puertas del lugar se arremolinaban multitud de personas ataviadas con sus mejores galas tratando de acceder al convite. Numerosas reyertas se produjeron entre ellos y hubo incluso intentos de agresión al personal de seguridad, a la Guardia Civil que custodiaba el camino y a los servicios de coordinación a la entrada de la finca. Farruquito, con la felicidad que le confería su nuevo estado civil, recorrió la distancia entre la puerta y el salón a lomos de un corcel con su reciente mujer en la grupa. Pero, oh fatalidad, los volantes del traje hicieron que la joven resbalara y fuera a parar al suelo, destrozándose así su discreto tocado. Padrinos y familiares más cercanos también cabalgaron tras ellos en otros cuatro caballos, dos castaños y dos tordos. Al entrar en el salón del banquete vino la verdadera marabunta. Aunque la celebración estaba prevista para 600 personas, fueron más de 1.500 las que allí se juntaron. Parece que lo que más éxito tuvo para conseguir llegar hasta allí fue la reventa de invitaciones, que se cotizaban a más de 200.000 de las antiguas pesetas. Entre los invitados, la Niña Pastori, Rafael Amargo, los Amaya, Antonio Canales, Massiel, con un espectacular mantón de manila, los hermanos Carmona y la más elegante: Manuela Carrasco. Yo me frío mis croquetas Pero todos ellos se vieron, como los demás, obligados a apresurarse si querían comer algo, ya que con tanta gente no daban abasto. Los del cátering, horrorizados, asistían impotentes al asalto de la cocina por algunos invitados, que se empeñaban en freírse ellos mismos las croquetas y que impedían que los platos llegaran a las mesas interceptándolos antes. El jamón casi ni se olió, lo único que pudo llegar fue el cóctel de mariscos, los langostinos y las enormes cigalas y los salmonetes. Pero de la carne y el postre ni rastro. Farruco, el padrino, tuvo que hacer frente a los que intentaban arramplar también con las botellas de vino y champán. Después del atípico banquete, todos pasaron a otra sala donde dio comienzo el otro espectáculo Bailes y cantes se sucedieron durante toda la madrugada. A las tres de la mañana se le practicó a la novia la famosa prueba del pañuelo Otra anécdota de la contrayente: Rosario no pudo cambiarse de traje puesto que se olvidó en Sevilla del que tenía previsto ponerse. Ayer, como en toda buena boda gitana, la fiesta continuó en la finca con puchero y caldereta.