Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 MARTES 20 9 2005 ABC Economía Mariano Rajoy, entre el presidente de La Caixa, Ricardo Fornesa, y su director general, Isidro Fainé, antes de la conferencia en la sede de la caja catalana YOLANDA CARDO Rajoy advierte a La Caixa en su sede que con el nuevo Estatuto perderá independencia El presidente del PP censura en Barcelona la opa a Endesa y el asfixiante poder político catalán en duda la profesionalidad de La Caixa en la opa sobre Endesa, pero advirtió que lleva una carga política por el ansia intervencionista del Estatuto M. J. CAÑIZARES J. C. VALERO BARCELONA. El líder del PP, Mariano Rajoy, no defraudó ayer las expectativas que su conferencia en la sede de La Caixa había levantado. El presidente de la entidad anfitriona, Ricardo Fornesa, le lanzó el guante nada más empezar ante un auditorio repleto de empresarios catalanes, al preguntarle directamente sobre la opa de Gas Natural (participada de la caja catalana) sobre Endesa. Mariano Rajoy respondió el envite en los primeros compases de su discurso, al aclarar que su verdadera preocupación no es por su origen catalán, sino por las posturas, declaraciones y descalificaciones de algunos políticos que ostentan hoy el poder en Cataluña Desde la legitimidad que según Rajoy le otorga haber participado en unos Gobiernos que frenaron otras operaciones de concentración en el sector energético español (la fusión de Endesa e Iberdrola; Hidrocantábrico y Fenosa; Gas Natural con Iberdrola y Repb Rajoy no puso sol con Gas Natural) el líder de la oposición hizo votos para que los criterios que predominen en la opa actual sean los mismos que rigieron las anteriores operaciones: la defensa de la competencia y de los consumidores No es Cataluña, ni los catalanes, los que suscitan rechazo, sino las actitudes de determinados sectores de su clase política sentenció. Vigilantes ante la operación El presidente de los populares advirtió, no obstante, que estaremos extraordinariamente vigilantes en defensa de la competencia, de los intereses de los consumidores, del desarrollo mejor de nuestro sistema energético y de la ausencia de interferencias políticas en los procesos empresariales Con estas palabras resumía la posición de su partido ante la operación, que no es, ni mucho menos, una posición anticatalana ni tampoco es una posición contra La Caixa. Es una posición, simplemente, a favor del mercado y a favor, sobre todo, de los consumidores explicó. Después de defender la independencia y la gestión profesional del equipo que dirige Fornesa, Rajoy argumentó que estos activos de la entidad no quedan garantizados necesariamente en quien vaya a sucederle porque el pro- yecto actual de Estatuto de Cataluña rezuma intervencionismo Según el diagnóstico de Rajoy, el nuevo Estatuto, que tiene 55 artículos más que la Constitución Española, es fruto de unos partidos que buscan con la reforma del texto controlarlo todo en Cataluña, desde las vidas a los sueños de los ciudadanos En su opinión, la verdadera esencia del proyecto de Estatuto, más allá del engarce constitucional o no del mismo, es que busca una Cataluña encorsetada, dirigida y controlada hasta sus últimos extremos por unas minorías políticas que aspiran a sacralizar un poder absoluto Para despejar cualquier tipo de dudas sobre el carácter intervencionista y, paradójicamente, estatista del Estatuto Rajoy citó dos artículos del actual redactado que afectan directamente a La Caixa, anfitriona de su conferencia. El líder de la oposición señaló el artículo 117, referente a las cajas de ahorro, para llegar a la conclusión de que el sucesor de Ricardo Fornesa lo decidirá el gobernante de turno, posiblemente en el cambalache de un pacto por el reparto de poder El otro artículo, el 44, plantea que la Generalitat promoverá la contribución social de las cajas a las estrategias económicas y sociales de los diversos territorios de Cataluña lo que a juicio del líder del PP supone poner en tela de juicio la expansión de La Caixa fuera de Cataluña. En su conferencia titulada ¿Sabemos a dónde vamos? Rajoy señaló que esta situación obedece a una estrategia concreta y bien diseñada que calificó de taimada ya que mediante el sueño del debate y la confrontación en torno a lo identitario se esconde la meta más auténtica: implantar un intervencionismo metódico y minucioso Para Rajoy, cualquier estatuto debe ser un marco válido para todos Tras sorprenderse por el excesivo peso del poder político en la comunidad, que llega a parecer asfixiante y entorpece la viveza de una sociedad tan dinámica, tan creativa y tan innovadora como es la sociedad civil catalana Rajoy denunció que su gobierno autónomo desatiende las verdaderas prioridades. Tal vez, dijo, por tratarse de asuntos sin ideología como la llegada del AVE a Barcelona, la interconexión eléctrica con Francia o el Cuarto Cinturón. El presidente del PP advirtió de las consecuencias irreversibles que tendría para la economía ese tipo de reformas, pero señaló que otorgar prioridad al hecho diferencial en detrimen-