Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional CRISIS POLÍTICA EN ALEMANIA MARTES 20 9 2005 ABC Barroso pide a los líderes alemanes que encuentren pronto una solución estable Tras el bache de la Constitución, Europa necesita una Alemania fuerte b Tony Blair aparece en estos mo- REACCIONES Angela Merkel CDU Schröder y el SPD deben aceptar que no son el partido más fuerte. Hemos obtenido un mandato claro para gobernar y ya se han iniciado contactos con otras formaciones para formar gabinete Gerhard Schröder SPD Es una derrota grandiosa para Merkel. La CDU no puede aspirar al poder. El SPD ha manifestado su clara voluntad del dirigir este país desde el Gobierno Guido Westerwelle FDP Somos los vencedores del día. No gobernaremos con los socialdemócratas y Los Verdes. Si no es posible iremos a la oposición Oskar Lafontaine La Izquierda La aventura mereció la pena: hay una izquierda fuerte en el Parlamento alemán. No abandonaremos nuestras posiciones: no trabajaremos con Schröder Joschka Fischer Los Verdes No serviremos en un gabinete dirigido por Angela Merkel. Estamos interesados en el contenido, no sólo en gobernar. Lo que nos interesa es la política mentos como el único dirigente europeo al que no le tiemblan los cimientos. Por suerte para él, porque no tendría donde apoyarse ENRIQUE SERBETO. CORRESPONSAL BRUSELAS. Las cosas ya estaban bastante mal en la UE después del bloqueo francés a la Constitución como para pasar por alto la crisis política en la que entra Alemania tras las elecciones del pasado domingo. El presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, pidió ayer a los responsables políticos alemanes que resuelvan el problema y encuentren lo antes posible una situación estable para Europa pero no ha sabido decirles por dónde pueden buscar ese remedio. Se suponía que Barroso tenía ya preparado el mensaje de felicitaciones para Angela Merkel, a quien las encuestas daban la victoria por un margen mucho mayor del que ha obtenido. Al final, el resultado no ha sido ni cara ni cruz, sino que la moneda se ha quedado de canto y ha dejado la agenda europea en el aire. La portavoz de Barroso reconoció ayer que no han enviado ninguna felicitación a Berlín y no lo harán hasta que haya un (o una) canciller se supone que para saber si en el paquete tienen que poner un pañuelo estampado o una corbata. Aunque la Comisión no puede pronunciarse sobre ello- -bastante ruido hizo la comisaria Kroes expresando su apoyo a Merkel como mujer el mensaje de Barroso es lo bastante claro y revela la inquietud que ha despertado la situación. Durao Barroso, presidente de la Comisión Europea, ayer en Bruselas ciller. Blair ha convocado una cumbre extraordinaria de presidentes a finales de octubre para definir el modelo social europeo y contaba ya con la ayuda de la dirigente democristiana alemana, dado que no parece que el jefe del Gobierno español, Rodríguez Zapatero, esté pensando en apoyar las tesis liberalizadoras del británico. Zapatero ya ha expresado su alegría porque la derrota de Schröder deja todavía resquicios para que el socialde- REUTERS Panorama inquietante La interinidad en Berlín deja un panorama poco tranquilizador en Europa. De los grandes países miembros, Francia está en una crisis grave después del referéndum contra la Constitución Europea. Además el presidente Jacques Chirac no sólo está muy dañado políticamente, sino que incluso su salud podría representar un contratiempo grave. Hace meses que se venían haciendo cálculos de cómo se recompondrían las preferencias del eje franco- alemán con Merkel en Berlín y Nicolás Sarkozy en París, pero ahora cualquier análisis basado en este paisaje político ha quedado archivado en el mismo limbo donde espera la resurrección la Constitución europea. Italia se encamina a unas elecciones generales y el primer ministro Berlusconi está utilizando todos los recursos a su alcance para enturbiarlas. Con la crisis en Alemania, el líder más sólido de los cuatro grandes es el británico Tony Blair, pero se ha quedado también sin respiración ante la posibilidad de que no sea Merkel la nueva can- mócrata siga siendo el canciller, aunque está por ver, en caso de que lo consiguiera, quien necesitaría el apoyo de quien. El Partido Popular Europeo, dirigido por el alemán Hans Gert Pötering, ha sido la única organización que ha felicitado a Merkel, con el sencillo argumento de que el 35,2 por ciento de los votos constituyen un mandato para formar un Gobierno que por primera vez puede ser dirigido por una mujer Jornada de dudas en los mercados europeos, mientras el euro se deprecia frente al dólar ABC MADRID. A pesar de que los inciertos resultados de los comicios en la primera potencia económica del Viejo Continente pueden generar muchas dudas en los mercados, las bolsas europeas salvaron ayer, tras un dubitativo arranque, una sesión que hacía prever una importante caída de los mercados bursátiles. Sólo en Fráncfort se cedió un 1,21 por ciento al cierre, aunque existe un claro peligro de contagio al resto de países de la Zona Euro. Asimismo, la incógnita que se cierne sobre la Cancillería germana debilitó a la moneda comunitaria, que llegó a caer hasta los 1,21 dólares. Los operadores aseguran que el confuso balance de fuerzas dictaminado por las urnas en Alemania forzará al euro a seguir cotizando a la baja, y no recuperará su fortaleza hasta que se geste un nuevo Gobierno. Así las cosas, el Bundesbank hizo público ayer su boletín mensual en el que alerta sobre el estancamiento de la economía del primer motor de la UE. El retroceso de las exportaciones en el segundo trimestre del año es la principal causa de este anquilosa- miento económico. El Bundesbank señaló también el notable aumento de las importaciones y la debilidad del consumo privado, por lo que buena parte de dichas importaciones permanecerán almacenadas. Ante esta situación, los expertos coinciden en señalar que sólo un Ejecutivo estable que tenga el valor de emprender profundas reformas en la legislación laboral y otros sectores podrá combatir el desempleo que afecta a casi cinco millones de personas. La globalización ha afectado a unas empresas alemanas que viven de la exportación y tienen unos muy altos costes laborales, lo que ha provocado recortes de puestos de trabajo y la deslocalización hacia el Este europeo. Unos resultados desastrosos resume Nikolaus Scheickart, presidente de la farmaceútica Altana, una de las 30 primeras compañías del país.