Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 20 9 2005 Nacional 21 EL ESCÁNDALO DE CAMAS CÓMO SE FRAGUÓ EL PRESUNTO SOBORNO La operación de presunto intento de soborno a una edil de Camas, paso a paso: desde la primera llamada en la que los intermediarios se pusieron en contacto hasta el pago a la concejal en un restaurante sevillano Tú y tu hija tendréis la vida arreglada TEXTO MANUEL CONTRERAS FOTO JOSÉ LUIS ORTEGA SEVILLA. Quiero que conozcas a Eusebio Gaviño Una llamada telefónica a Francisco Javier Gordo, amigo de la concejal independiente del Ayuntamiento de Camas Carmen Lobo, supuso el prólogo de una oscura operación de supuesto soborno que ha conmocionado al escenario político e inmobiliario de Sevilla. La llamada tuvo lugar dos semanas antes del pleno que iba a celebrar el Ayuntamiento de Camas el pasado martes 13 de septiembre. En el orden del día de este pleno estaban incluidas dos actuaciones urbanísticas: la enajenación de cinco parcelas propiedad del Ayuntamiento en la urbanización Vega del Rey, junto al polígono industrial de El Manchón, con uso industrial y de oficinas, y la recalificación de una parcela frente al centro de salud de la localidad, calificada en el PGOU para uso cultural. Ambas operaciones supondrían para el Ayuntamiento unos ingresos cercanos a los 17 millones de euros. Pero éste es un asunto menor. Otros importantes proyectos permanecen bloqueados en Camas a la espera de ser aprobados en pleno municipal, entre ellos la joya de la corona el proyecto de Caño Ronco, que incluye viviendas, un hotel y un campo de golf. El problema es que el tripartito formado por IU, PP y PA tiene las manos atadas y no puede aprobar ninguna decisión importante, porque gobierna en minoría tras el abandono de dos tránsfugas de sus filas, Carmen Lobo (Izquierda Unida) e Inmaculada Larrinaga (Partido Popular) que integran el grupo mixto. Estas dos concejales son, por tanto, la llave para aprobar cualquier propuesta en el pleno municipal. Es por ello que nada más recibir la llamada- -que la Policía atribuye al concejal de Castilleja del Guzmán Aureliano Lucas, del PP- -proponiéndole una cita con Eusebio Gaviño, primo del alcalde de Bormujos y conocido empresario de la zona, Francico Javier Gordo sospechó que ambos iban a ser intermediarios en una operación de clara finalidad política. Pavón (primeo por la izquierda) junto a varios ediles, entre ellos Del Castillo (tercero por la izquierda) y Fraile (segundo por la derecha) del presunto soborno, la aparición por primera vez de los concejales del Ayuntamiento de Camas. Según fuentes consultadas por ABC próximas a la investigación y al entorno de la concejal, Gaviño citó a Gordo en el restaurante Los Monos, pero una vez allí el empresario le propuso trasladarse a su chalet de Bormujos. Poco después llegaban a la vivienda, según estos testimonios, el concejal del PP Antonio Enrique Fraile, el andalucista José del Castillo y el Los promotores del soborno garantizaron a la edil el pago de 600.000 euros y un apartamento en Zahara de los Atunes alcalde camero, Agustín Pavón. La entrada de estos tres políticos en el chalet fue grabada en una cinta de vídeo que ha sido entregada por los denunciantes a la Policía. La investigación considera que en este encuentro, que tuvo lugar la semana pasada, se planteó ya sin rodeos la operación para que Carmen Lobo apoyara las propuestas del gobierno municipal en el pleno del pasado martes, una alianza que se ofrece extender a otros cuatro plenos en los que se iban a incluir en el orden del día sendas operaciones urbanísticas, entre ellas la de Caño Ronco. Una vez que se concretó la oferta, fue la propia Carmen Lobo la que presentó una denuncia por intento de soborno ante la Policía Nacional, la segunda tras la del propio Gordo. Para entonces, los presuntos promotores del soborno ya han definido el segundo escenario clave de la operación: la primera cita con la propia concejal tránsfuga. Este encuentro tuvo lugar en una cafetería de Sevilla la mañana del pasado lunes día 12, y para entonces la situación ya estaba totalmente controlada por la Policía, que proporcionó una grabadora a la concejal. En el encuentro, Gaviño le garantiza el pago de 600.000 euros y un apartamento en Zahara de los Atunes, y le asegura que vendrán más pagos a medida que se vayan aprobando proyectos en los otros cuatro plenos. Tú y tu hija podéis tener la vida arreglada aseguran en el entorno de Lobo que afirmó Gaviño durante el encuentro, en el cual restó importancia al giro político que la concejala iba a protagonizar. El PP rompe el pacto mientras el alcalde planta cara a IU y se niega a dejar el cargo y su militancia MERCEDES BENÍTEZ SEVILLA. El PP romperá el pacto con IU y PA en el Ayuntamiento de Camas. Así lo anunció ayer el presidente del PP- A, Javier Arenas, quien aseguró que su formación no puede seguir prestando apoyo al gobierno de Camas, lo que significa que el único concejal que le queda pasará al grupo mixto. La decisión de romper con el alcalde implicado en el escándalo urbanístico, Agustín Pavón, la justificó Arenas en que no va a permitir que nadie manche el nombre del partido y en que, según dijo, no le va a temblar el pulso a la hora de tomar decisiones frente a cualquier conducta irregular Para Arenas, lo que ha ocurrido en Camas tiene una explicación: los controles urbanísticos están fallando estrepitosamente Por ello, los populares reclaman a la Junta que estudie como mejorar estos con- Anticipo para ver que va en serio El empresario acordó entregarle un anticipo de 12.000 euros como muestra de que esto va en serio para lo cual vuelven a citarse esa misma noche, víspera del pleno, en el restaurante Taberna Medieval, en la calle Torneo. A la hora acordada, Gaviño entró en un establecimiento donde no todos los comensales estaban pendientes de la cena, ya que varios de ellos eran policías. Nada más llegar, el empresario deslizó presuntamente a la concejal un sobre con los 12.000 euros pactados, que ésta guardó disimuladamente. Poco después, Carmen Lobo se disculpó para ir al baño, y allí una señora que se identificó como agente de Policía le pidió que le entregara el sobre, que supone hoy la principal prueba de cargo. A la mañana siguiente, los hechos son conocidos y los acontecimientos se precipitan. Lobo vota en contra de los puntos 5 y 6 del orden del día ante la perplejidad del Gobierno. Las presuntas alusiones a la contratación de sicarios hizo que la Policía adelantase el plan y detuviese a Gaviño, Enrique Fraile y José del Castillo, para después imputar a Agustín Pavón. El escándalo había estallado. Para bienestar del pueblo La primera cita con Gaviño confirmó las sospechas de Gordo, ya que el empresario, tras un dilatado circunloquio y tras minimizar los duros enfrentamientos mantenidos por Lobo con su antiguo grupo municipal, le hizo ver la necesidad de que el Ayuntamiento de Camas saque adelante proyectos vitales para el bienestar del pueblo. Esa fue la primera vez que el empresario insinuó un acuerdo de tipo económico con Carmen Lobo, según consta en la denuncia que Francisco Javier Gordo presentó en la Comisaría de Policía. Tras varios días de llamadas y gestiones, llegó el primer momento clave troles para evitar que proliferen los casos de corrupción urbanística. Por su parte, la comisión permanente de IU- LV- CA acordó ayer pedir al alcalde su baja cautelar como militante de Izquierda Unida y exigirle su cese temporal como regidor, según anunció el coordinador regional, Diego Valderas. Sin embargo, tras abandonar la reunión, Pavón afirnó que sigo siendo militante de IULV- CA y alcalde de Camas Mientras, el secretario general del PSOE de Sevilla, José Antonio Viera, aseguró que su partido está dispuesto a asumir el gobierno si el alcalde dimite. Como fuerza mayoritaria garantizaríamos la gobernabilidad de Camas, con una sola condición: las cuestiones que se detaban en el pleno deben atender los intereses generales, no particulares por muy legítimos que sean