Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 20 9 2005 Nacional 19 El sospechoso de matar a dos ancianos podría salir de prisión por la dilación del proceso La vista se suspendió ayer, a punto de cumplir 4 años como preso preventivo ISABEL RODRÍGUEZ DE LA TORRE VALENCIA. Jesús V. M. acusado de un doble crimen, acaricia la libertad antes de que le llegue la hora de rendir cuentas ante la Justica. El fiscal le cree autor de la muerte de dos ancianos en Valencia, a quienes supuestamente cosió a puñaladas en su domicilio donde entró para robar. Desde entonces han transcurrido casi cuatro años, los mismos que él ha pasado entre rejas, pero podría abandonar su condición de preso preventivo el próximo 17 de octubre, antes de ser juzgado por el tribunal popular encargado de hacerlo. Y esto es así porque una sucesión de recursos ha dilatado tanto la tramitación del procedimiento que es más que probable que cuando se señale el juicio tras la suspensión de ayer, él esté en la calle por haber agotado el plazo máximo de cuatro años de permanencia en prisión en calidad de reo preventivo. La instrucción judicial del caso consumió buena parte de su tiempo en decidir si la causa debía tramitarse como sumario, con lo que sería juzgado por un tribunal profesional, o como jurado, con lo que el caso lo vería un tribunal popular. El instructor decidió que fuera sumario; el abogado recurrió; la Audiencia y el TSJ se alinearon con el juez instructor porque el robo no está entre los delitos que juzga el jurado. El vuelco se produce cuando el caso llega al Supremo, que resuelve que el asunto sea visto por un jurado popular. Los distintos trámites procesales obligaron a prorrogar la prisión preventiva cuando se cumplieron dos años. Cronología Los cadáveres de los dos ancianos fueron localizados el 8 de octubre de 2001 con varias heridas de arma blanca. El procedimiento se dilata por los distintos recursos del abogado defensor para conseguir que el caso fuera juzgado por el procedimiento del jurado. El instructor, la Audiencia y el TSJ se oponían; el Supremo le dio la razón. Los distintos recursos obligaron a prorrogar la prisión preventiva del acusado cuando se agotó el plazo máximo de dos años sin que se hubiera celebrado juicio. La prórroga, por otros dos años, está a punto de expirar. sa) en el marco de una burocracia judicial, cuyos ritmos vienen definidos por la carga de trabajo. Hay que citar de nuevo a los candidatos a jurado y la oficina del tribunal popular de Valencia está ocupada preparando otra vista por un allanamiento de morada en el que la implicación de personas que viven en el extranjero ha obligado incluso a solicitar comisiones rogatorias. Los cadáveres de Daniel M. de 72, y de su esposa, Amparo D. de 65 fueron encontrados por los bomberos en su casa de la calle Alboraya, después de que una hija diera la voz de alarma tras haber intentado contactar con ellos durante la mañana del 8 de octubre de 2001. El anciano, convaleciente de una operación de vesícula, yacía en su cama. El cuerpo de la esposa, muy cerca. El enésimo recurso El último capítulo de esta dilatada causa judicial se vivió ayer, el día señalado para la celebración del juicio. El abogado defensor quiso impugnar una prueba. El magistrado de la Audiencia que preside el jurado rechazó esta posibilidad y el letrado anunció un recurso ante el TSJ para el que la ley le otorga diez días (hasta el 30 de septiembre) La Sala del TSJ tiene que resolver la cuesión en cinco días, según las fuentes judiciales consultadas. Pero el calendario corre a favor del acusado y en contra de la Justicia porque mientras para él cada día que pasa, con independencia de que sea fin de semana, festivo o puente, es un día menos que le queda para salir de la cárcel, para los tribunales sólo cuentan los días hábiles. La Sala podrá decidir si resuelve el recurso directamente o si convoca una vista para escuchar los argumentos de las partes, posibilidad, ésta última, que aplazaría aún más el señalamiento del juicio. Además, hay que contabilizar los días que se consumen para la notificación (comunicaciones por escrito) de recursos y resoluciones a todas las partes personadas en el procedimiento (fiscal, acusación particular y defen-