Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 20 9 2005 Nacional 15 Sólo el presidente puede acallar rumores y aportar luz. Sin interferencias nacionalistas, el PP y el PSOE podrían llegar a acuerdos: Valencia es el ejemplo. ¿Podría Ángel Acebes ser candidato a Castilla y León? Gritos y susurros POR CHARO ZARZALEJOS -Se habla de proceso de paz, de fase previa... ¿En qué momento estamos? -Estamos en los preliminares de un proceso de diálogo y negociación política. Los dos carriles están definidos. Es pública la posición de ETA de que está haciendo gestiones para abordar un ámbito de diálogo y negociación con el Gobierno. En este momento me es imposible considerar en qué fase está eso. Y en el otro carril hay una cuestión básica que es la construcción de una mesa de diálogo y negociación política. Esta mesa de partidos no puede nacer en el vacío ni ser un acto voluntarista, sino que tiene que estar muy bien anclado en bases, objetivos, metodología, agenda, plazos e incluso en el papel de observadores y garantistas internacionales. Todavía se necesita tiempo Gara 18- IX- 05) Quien así habla es Rafa Díez Usabiaga. Podrían ser consideradas unas declaraciones más, una derrama dialéctica, si no fuera porque su autoridad ha sido reconocida por Patxi López sin que nadie le matizara y porque su paso por la Audiencia Nacional era un auténtico test para poder medir la auténtica voluntad del PSOE Son significativas después de una semana de especulaciones, en la que el Gobierno ha dicho que no hay novedades y el presidente reitera que su Gobierno trabaja por la paz alertando de que el proceso será largo, difícil y duro. Ocurre que quienes creen y siguen a Díez Usabiaga saben de qué va la historia. Tienen referencias claras de lo que piensan, quieren y hacen sus líderes. Casi a gritos- -es un modo de decirlo- ponen encima de la mesa sus cartas, para que los suyos estén tranquilos, y ello sin temor alguno. Esto es lo que hay vienen a decir. Todos los demás estamos a oscuras, porque sólo hay susurros. Sabemos lo que no hay- -acercamiento de presos o traspaso de Prisiones- pero ¿hay algo? Sólo el presidente puede acallar rumores, disipar dudas y, desde luego, recortar expectativas como las de Díez Usabiaga. En el camino emprendido, el riesgo del presidente no es que Mariano Rajoy le critique. El riesgo es no cortar a tiempo con algunas ensoñaciones y marcar con claridad, como hace Díez Usabiaga, su hoja de ruta. Ni puede re- nunciar a poner fin a la pesadilla etarra ni debería dejar que aquellos que nunca le van a hacer un favor tomen la delantera ante la opinión pública. Después de más de veinticinco años de democracia, de gestos de inmensa generosidad, de esperanzas frustradas, no puede ser que, a la postre, el fin de ETA sea más problema para los demócratas que para la propia ETA. En materia autonómica, la delantera, ¡lo que son las cosas! la ha tomado Valencia, un buen escenario para comprobar cómo el PP y el PSOE pueden llegar a acuerdos cuando no hay interferencias nacionalistas. El debate va a ir más allá del propio Estatuto valenciano y va a servir al PP para trasladar a la opinión pública que no estamos En Génova, algunos ven en Aguirre la pieza del por si acaso que no es para mañana, porque el futuro más próximo es Rajoy y sólo Rajoy en contra de las reformas. Estamos en contra de algunos modelos, de propuestas que al final sólo contribuyen a hacer inviable el Estado En Galicia, Anxo Quintana calienta motores. Rajoy estuvo ayer en Cataluña. Llegó preocupado por el debate catalán pero enormemente satisfecho del debate de Esperanza Aguirre en el Parlamento madrileño. En Génova están convencidos de que barre en las próximas autonómicas, y algunos van más allá, viendo en ella la pieza del por si acaso De un por si acaso que no es para mañana, porque el futuro más proximo es Rajoy y sólo Rajoy, que, a diferencia del PSOE, quiere tener preparado para el primer trimestre del año próximo el boceto de las listas para las municipales y las autonómicas. Piqué y Aguirre son nombres seguros, y algunos apuntan que Ángel Acebes podría ser el candidato para Castilla y León, con el riesgo de que esto fuera interpretado como una patada para arriba que ni Acebes se merece ni Rajoy se la quiere dar. Si fuera candidato, sería por la exclusiva consideración de que es el más adecuado ¡Lo que nos queda por ver