Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional LA REFORMA DEL ESTATUTO CATALÁN EL TRÁMITE PARLAMENTARIO MARTES 20 9 2005 ABC ¿POR QUÉ SE NEGOCIA? aídas las máscaras, por fin podemos hablar abiertamente de la realidad, es decir, del proceso de negociación en marcha con ETA. Es un alivio. Algunos estábamos más que aburridos de perder el tiempo haciendo de traductores de los eufemismos empleados por el Gobierno para referirse a lo innombrable, deseo de paz, ansia de paz, e, incluso, lucha por la paz. Como ya se reconoce abiertamente, podemos dedicarnos a otras cosas más interesantes. Y no sólo la del precio que está dispuesto a ofrecer el Ejecutivo. Hay otra cuestión previa casi igual de importante que es la de las razones por las que ha decidido negociar ahora. Porque es su iniciatiEDURNE va, no la de ETA. ¿Cómo URIARTE entender que un Estado fuerte que ha resistido durante décadas los ataques del grupo terrorista le ofrezca negociación ahora que ha conseguido arrinconarlo? Yo no lo entiendo. Y me dejo de moralismos y de principios para analizarlo, sobre todo porque el propio Gobierno los ha obviado. Pero también porque al PSOE le acompaña la cruda realidad de que la mayor parte de las democracias han negociado en algún momento con terroristas. Pero, incluso así de fríos, lo del Gobierno español sigue siendo sorprendente. Ninguna de las motivaciones habituales de la negociación encaja en su iniciativa. No es posible acudir al pragmatismo, ése que explica perfectamente, por ejemplo, la negociación ofrecida por el presidente colombiano Álvaro Uribe a los tres grupos terroristas de su país. Uribe es un gobernante con unas posiciones antiterroristas clarísimas, y, sin embargo, acaba de conceder, entre otras muchas cosas, que está dispuesto a usar la palabra guerrilla en lugar de terrorismo, si eso contribuye a la paz Sencillamente, porque carece de instrumentos suficientes para vencer a un terrorismo poderosísimo. Lo de nuestro Gobierno tampoco se entiende por la vía del populismo. No ha habido clamor popular en pro de la negociación. Eso le ocurrió al Gobierno italiano cuando negoció con los terroristas para liberar a varias secuestradas en Irak. Porque los italianos eligieron pagar. Pero los ciudadanos españoles se han caracterizado por todo lo contrario. Y esta negociación tampoco se sostiene en la cercanía ideológica. Esa es la motivación de los nacionalistas vascos, pero no tiene nada que ver con la estrategia socialista. Y eso que algunos intelectuales, en su afán de justificación del proceso, incluso alientan esta última explicación, como Ignacio Sánchez- Cuenca, ayer, en El País, con esa penosa alusión a los vaqueros que quieren exterminar a los indios en la batalla final. Lo que nos faltaba, los demócratas y el Estado de derecho convertidos en vaqueros exterminadores y los etarras en pobres indios masacrados. Ni con todas las ayudas intelectuales, las eficaces y las ineficaces, se entiende la estrategia gubernamental. Probablemente, porque no hay estrategia. No es que no lo entendamos. Es que no existen argumentos disponibles para la comprensión. C ERC presenta una enmienda de financiación al margen del PSC que CiU también rechaza Planteadas 93 propuestas al Estatuto tras el dictamen del Consultivo b La presentación de enmien- das evidencia de nuevo la división del tripartito en una parte del texto y en la estrategia de negociación con CiU IVA ANGUERA DE SOJO BARCELONA. Las formaciones del tripartito catalán no fueron capaces de llegar a un acuerdo interno sobre los puntos conflictivos de la reforma del Estatuto- -financiación y derechos históricos- -para la presentación de las enmiendas al dictamen del Consejo Consultivo, último paso antes del debate en el Pleno del Parlamento autonómico que se celebrará la última semana de septiembre. PSC, ERC e ICV presentaron un total de 30 enmiendas conjuntas de carácter técnico a los puntos señalados como inconstitucionales por el Consultivo en los artículos que no provocan división, pero no llegaron a ningún acuerdo sobre los puntos en discusión con CiU ni en aquellos aspectos que enfrentan a PSC y ERC. CiU quiere que ERC vote contra el concierto La Junta de Portavoces del Parlamento catalán debe decidir esta mañana cuál será el siguiente paso en la tramitación del nuevo Estatuto: reunir de nuevo la ponencia, crear una comisión para debatir las últimas enmiendas o pasar directamente al debate final en Pleno. La primera opción es la preferida por ERC, que recuerda que tras las presentadas ayer, quedan alrededor de 500 enmiendas vivas. Sin embargo, CiU y PSC se inclinan además por convocar de nuevo un debate en comisión, que permitiría a los nacionalistas defender hasta el último momento su apuesta por el modelo de concierto económico y forzar, además, una votación en contra de Esquerra. Esto explicaría la insistencia de socialistas y nacionalistas en mantener sus posiciones con vistas a esa última votación de cara a la galería antes del pleno definitivo, que pondría en serios apuros a ERC. mica que reclama CiU, ERC propone incluir en el artículo 196, de principios rectores de la financiación, que las relaciones tributarias entre la Generalitat y el Estado y la financiación de la Generalitat tienen carácter singular y, en caso de conflicto normativo, se regulan de acuerdo con los principios de proximidad y subsidariedad lo que da una preeminencia al gobierno autonómico que CiU no considera suficiente para evitar interferencias Malestar en ERC Puig advirtió además de que la propuesta republicana es confusa sobre si Cataluña en gestionará todos los impuestos, y no concreta los conceptos de solidaridad y servicios La reacción nacionalista provocó malestar en las filas republicanas, que ayer atribuían el rechazo a la eventual voluntad convergente de polarizar el debate entre CiU y PSC, excluyendo a los republicanos. En todo caso, el portavoz de ERC, Joan Ridao, recordó que tanto Puig como el ponente de CiU, Francesc Homs, conocían desde el viernes la propuesta de Esquerra y sabían que se trata de un gancho para acercar posturas entre los dos grandes partidos que en ningún caso prefigura la postura definitiva de los republicanos. Ridao reconoció que ERC se guarda sus cartas las enmiendas definitivas, para el debate en el Pleno. Lejos del acuerdo ERC presentó sus propias enmiendas en materia de financiación, punto en el que el tripartito ha pactado un modelo propio que sigue enfrentándolo con CiU, para propiciar un acercamiento entre nacionalistas y socialistas que, vistas las reacciones, está lejos de producirse. Tras la presentación de las enmiendas, socialistas, republicanos y nacionalistas se acusaron mutuamente de impedir un acuerdo que, según el portavoz del PSC, Miquel Iceta, podría cerrarse en 48 horas si CiU tiene voluntad de hacerlo. El portavoz de CiU, Felip Puig, advirtió, tras conocer la propuesta republicana, que la federación la considera un paso atrás respecto el Estatuto de 1979 mientras que el PSC apuntaba que ERC intenta ayudar al consenso pero lo hace por la vía equivocada. Para atender a la exigencia de un blindaje específico sobre el nuevo modelo de financiación autonó- Derechos históricos Al margen del debate sobre la financiación, punto clave del enfrentamiento entre CiU y PSC, los miembros del tripartito volvieron a evidenciar ayer su división en materia de derechos históricos. En este campo, en el que ERC se ha ali- LAS ALTERNATIVAS AL CONSULTIVO PSC Ahora El PSC incorpora al artículo 5, referido a derechos históricos, que el autogobierno de Cataluña se basa también en los derechos históricos, las instituciones seculares y la tradición jurídica en el marco de lo que dispone la Constitución para que quede claro que no es un título de atribución de competencias. Antes El PSC apoyaba el texto pactado por todos del artículo 5, que no hacía referencia a la Constitución, pero no la adicional primera consensuada por CiU y Esquerra. CiU Ahora En base a su última propuesta CiU plantea la gestión por parte de la Generalitat de todos los tributos recaudados en Cataluña, pero no propone que sean de titularidad autonómica ni fija el porcentaje de la cuota de retorno en concepto de solidaridad y servicios prestados por el Estado. Antes El modelo inicial fijaba la titularidad autonómica de los tributos y concretaba una cuota de retorno no superior a determinado porcentaje del PIB catalán. ERC Ahora Propone modificar los principios rectores en materia de financiación para especificar que la relación del Estado y la Generalitat en este ámbito será singular y en caso de conflicto se aplicarán los principios de proximidad y subsidiariedad que darían prioridad a la administración autonómica. Antes ERC secundaba el modelo pactado por el tripartito que no fija ningún sistema de blindaje en caso de conflicto con el Estado, como exige CiU.