Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 20 9 2005 11 Bono descarta el ataque como causa de la tragedia de Afganistán, pero no aclara la causa del accidente Juzgan a once ultras de Bastión, entre ellos a Ricardo Guerra, por asociación ilícita LAS FRASES Jordi Sevilla Ministro de Administraciones Públicas Lo que abiertamente no es constitucional no lo apoyaremos; y lo que sea malo para el conjunto de España no lo apoyaremos aunque sea constitucional Juan Fernando López Aguilar Ministro de Justicia El Gobierno hace un ejercicio de responsabilidad advirtiendo de que las reformas tienen el límite infranqueable de la Constitución José Antonio Alonso Ministro de Interior Constitucionalmente, el término nación está referido a España José Bono Ministro de Defensa No voy a favorecer la proliferación de estados dentro de la nación española apruebe el Parlamento catalán, pero recordó que este compromiso tiene una cláusula: Siempre que se acomode al texto constitucional El PP invita a Zapatero a aclarar si su modelo de Estado es plurinacional Acebes anima a Bono y Alonso a defender sus ideas en el partido y en el Ejecutivo Popular acusa al Gobierno de enredarse en debates que sólo satisfacen a los nacionalistas y olvidarse de los problemas reales del país A. COLLADO MADRID. El Partido Popular pretende que el presidente del Gobierno aproveche hoy el debate parlamentario de admisión a trámite del proyecto de reforma del estatuto de autonomía de la Comunidad Valenciana para aclarar cuál es su modelo de Estado. El secretario general del PP, Ángel Acebes, aprovechó la acumulación de declaraciones de los socios del Ejecutivo sobre la conversión de las actuales comunidades autónomas en naciones o estados para pedir explicaciones. El presidente del Gobierno debe decir si su modelo territorial es que algunas comunidades autónomas o todas pueden ser una nación y lo deje de ser España comentó el secretario general del PP. En la oposición asisten escépticos al giro experimentado en el Gobierno sobre lo que los socialistas llaman debate territorial Zapatero se comprometió con el tripartito a apoyar en el Congreso el texto de reforma del Estatuto catalán tal y como saliera de la Cámara autonómica. Luego, dijo en el Senado que el término nación era discutido y discutible, pero ahora se aplica en frenar dicho texto y sus ministros defienden el precepto constitucional sobre la unidad y cohesión de España. Sin descartar que se trate de un reparto de papeles entre los distintos sectores del PSOE, en el PP insisten en que dar vueltas a la esencia del b El Partido De la Vega avala hoy en el Congreso la vía valenciana pactada por el PP y el PSOE b Zapatero cree que el nuevo Esta- tuto será aprobado con el máximo consenso Camps defiende su cláusula como mecanismo para actualizar el texto día a día M. G. VALENCIA. La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, defenderá hoy la postura del Gobierno sobre propuesta de reforma del estatuto de autonomía de la Comunidad Valenciana, como paso previo a la tramitación de enmiendas en la Comisión Constitucional. José Luis Rodríguez Zapatero adelantó ayer su plena confianza en que el estatuto valenciano, como aquellas otras reformas que puedan llegar al Parlamento español, sean aprobadas por el máximo consenso posible algo que, en opinión del presidente del Gobierno, creo que estamos en vías de conseguirlo precisó. La determinación de ERC de introducir modificaciones en la ponencia y la polémica en torno a la constitucionalidad de la carta de derechos, la recuperación del Derecho Foral valenciano y la denominada cláusula Camps de máxima garantía competencial focalizan la atención en la profundidad de los cambios que puedan adoptarse. Al respecto, el presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, defendió ayer su cláusula adicional como una legítima ambición Durante una entrevista concedida a Antena 3, el jefe del Consell insistió en la absoluta lealtad constitucional de la reforma, y explicó que la denominada cláusula Camps por la que la Generalitat se arroga la capacidad de pedir cuantos avances competenciales logren otras autonomías, responde a la legítima aspiración de la Comunidad Valenciana de actualizar constantemente su estatuto modelo institucional genera inestabilidad y, a la larga, amenaza el progreso y el desarrollo del país. El hecho de que dos ministros, José Bono y José Antonio Alonso, se pronunciaran ayer claramente en defensa de los principios constitucionales y de la unidad de España como nación, sirvió a Acebes para animar a los titulares de Defensa e Interior- -y a otros dirigentes socialistas que hablan en los mismos términos- -a sostener sus ideas dentro del partido y en el Gabinete. El dirigente del PP reitera que el proceso de desmantelamiento del Estado sólo hace felices a sus beneficiarios, los socios del Gobierno, mientras el Ejecutivo elude ocuparse de los problemas reales del país y que afectan a los ciudadanos, como, por ejemplo, la descoordinación y la ineficacia ante los incendios. Acebes contrapuso a la reforma del Estatuto valenciano suscrita por el PP y el PSOE las aspiraciones rupturistas del tripartito catalán y las esbozadas ya en Galicia por otro socio del Gobierno, el BNG, que exige un estatuto de nación Normalidad valenciana El dirigente del PP admitió que el texto valenciano que empieza hoy su andadura parlamentaria es susceptible de cambios, pero no tiene nada que ver con la reforma que ha preparado el tripartito o la que llevó Ibarretxe al Congreso. Para remarcar la normalidad del Estatuto valenciano, el Grupo Popular mantendrá la tradición de que sea su portavoz en la comisión competente, la Constitucional, el que intervenga en el debate, norma sólo rota hasta ahora por los dos partidos mayoritarios cuando rechazaron el plan Ibarretxe. Convencer a CiU Mientras, las conversaciones prosiguen a todos los niveles, y en muchos casos con carácter secreto o confidencial. A pesar del malestar con las fintas de ERC, la directriz entre los socialistas es volcarse en convencer a CiU para que apoye una reforma que pueda ser aprobada por las Cortes. Desde La Moncloa se advierte ya de que, si no se lograra, tendrían que empezar otra vez y replantear la reforma tras un proceso de reflexión. Ante este hipotético escenario, la consigna es desdramatizar un posible bloqueo.