Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 19 9 2005 Cultura 57 ÓPERA Don Quijote Int. Josep Miquel Ramón, Enrique Baquerizo, Eduardo Santamaría, Diana Tiegs, María Rodríguez. Coro Nacional de España. Orquesta Sinfónica de Madrid. Dir. Cristóbal Halffter. Lugar: Teatro Calderón, Valladolid. Fecha: 16- 09 ECOS DE DON QUIJOTE ALBERTO GONZÁLEZ LAPUENTE uena de nuevo Don Quijote la ópera de Cristóbal Halffter que hace cinco años se estrenara en el Teatro Real de Madrid. Lo ha hecho al amparo del cuarto centenario de la publicación de la obra cumbre de Cervantes y con el apoyo de la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales. Suena, ha sonado en Valladolid, también en León. En los dos casos en versión de concierto, es decir, sin la teatralidad que Herbert Wernicke se inventó para el estreno en el escenario madrileño. Fue entonces cuando ya se auguró que la obra tendría futuro escuchada en el estricto ámbito sinfónico- coral. No se equivocaron quienes así lo afirmaron, pues la dramaturgia interiorizada de Halffter, el protagonismo de su música portadora de ideas y descriptora de ambientes, todos ellos más cercanos al concepto que a la anécdota, es un fin en sí misma. S Con todo, la novedad de estas interpretaciones estaba en la presencia como director del propio compositor y no de su hijo Pedro Halffter, quien fuera responsable musical en el estreno y en la posterior grabación discográfica. De ahí que se haya escuchado un Don Quijote de pulsación más sostenida, de tempo más sujeto y de tensión expresiva más homogénea. Cierto es que, en el Teatro Calderón de Valladolid, Cristóbal Halffter tuvo en su contra una acústica poco dispuesta a proyectarse sobre los espectadores, especialmente con todo lo que sucedía en el fondo del escenario. Por eso sonaron excesivamente mates las intervenciones del Coro Nacional de España, pese al vigor que se desprende de cada una de ellas. Fue mejor aliado de la obra la Orquesta Sinfónica de Madrid, muy engrasada ya en la partitura y en las peculiaridades estilísticas de Halffter. Notables las intervenciones del violonchelo solista. Y al lado de todos ellos la casi totalidad del reparto vocal habitual con Eduardo Santamaría afinando el inclemente papel de Sancho, Enrique Baquerizo proponiendo con anchura a Don Quijote y Josep Miquel Ramón llevando desde la corrección hasta la autoridad a Cervantes. Diana Tiegs y María Rodríguez conjuntaron a Dulcinea y Aldonza en dúos redondos y sentidos. Manso, Berri, Häsler, Sánchez Jericó, Latorre y Roldán completaron un plantel bien avenido y entusiasta. Lo mejor: escuchar la lozanía musical de este pensamiento sobre Don Quijote James Blunt, el músico que sobrevivió a Bosnia Mis canciones son muy personales y honestas primer disco, Back to bedlam el cantante se ha situado en lo más alto de las listas de éxito del Reino Unido, por delante de Coldplay PABLO MARTÍNEZ PITA MADRID. Dos son los detalles que marcan la biografía de James Blunt. Una es que estuvo destinado, como capitán del Ejército británico que era, en Bosnia, y otra que ha conseguido desbancar nada menos que a Coldplay del número uno de las listas de ventas en el Reino Unido. Con sólo un disco, Back to bedlam ha conquistado el corazón de sus compatriotas, y ahora pretende hacer lo mismo con los pobladores de otros países. Sin embargo, todavía no es capaz de salir de su perplejidad: Fue algo totalmente inesperado. Eran canciones que componía para mí, en privado. El siguiente paso fue conseguir un contrato discográfico para enseñarle a la gente mis sueños personales, pero en ningún momento me esperaba que su repercusión fuera tan grande b Con su Que estuviera al frente nada menos que de treinta mil hombres en una zona que era un polvorín es algo que llama poderosamente la atención, pero él insiste en quitarle importancia: No creo que antes y después de la guerra fuera dos personas diferentes. Me siento más influido por cualquier experiencia humana en relación con los demás Tampoco cree que se refleje en su música: De los diez temas, sólo dos hablan de la guerra. Sitúo mi carrera militar como un trabajo A pesar de haberse convertido en el hijo rebelde en una familia de larguísima tradición castrense, pone distancias con aquellos que ven su ascenso como producto del pacifismo creciente, y prefiere buscar la explicación de su éxito en la sensibilidad que transmite su trabajo: Son canciones muy personales, muy privadas, y precisamente por eso son muy honestas. La gente puede percibir esa honestidad, una manera de contar unos sentimientos que son muy similares a todo el mundo Lo que sí se puede encontrar son unas melodías creadas sin ninguna intención pretenciosa, fáciles de adoptar por el oído aficionado al pop más sensible