Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Madrid LUNES 19 9 2005 ABC SE DICE SE COMENTA DESCORTESÍA PARLAMENTARIA José Ignacio Echeverría, vicepresidente primero de la Asamblea y veterano político del PP en la Comunidad de Madrid, es desde el miércoles senador por esta región, en sustitución de Luis Eduardo Cortés, que ha dejado su escaño tanto en la Cámara Alta como en la autonómica para dedicarse a la actividad privada. Por primera vez en el Parlamento situado en Vallecas, la oposición no dio sus votos a la designación de un senador y optó por abstenerse, un gesto que el PP ha interpretado como descortesía parlamentaria. MADRID AL DÍA CADENA DE SMS La OPA de Gas Natural a Endesa ha provocado en Madrid una cadena de mensajes SMS al móvil, enviados incluso por dirigentes autonómicos. El texto del mensaje es el siguiente: Con gran placer, acabo de darme de baja en Gas Natural y de alta en Unión Fenosa Gas. Os invito a hacer lo mismo. Es sólo una llamada con tu recibo delante A continuación se adjunta un número de teléfono del servicio 24 horas para contratar el nuevo servicio. La anécdota deja a las claras la postura de algunos altos cargos regionales. MOVILIDAD RESTRINGIDA PEDRO MONTOLIÚ L LA OPINIÓN DEL LECTOR Pueden dirigir sus cartas a esta sección: Correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Fax: 917 424 104. Correo electrónico: madrid abc. es El semáforo La Avda. Cardenal Herrera Oria es una de las principales vías de acceso a la zona de Madrid- Norte. Sin embargo existe en la misma un semáforo que en los últimos 5 años nunca se puso en verde (todo un premio Guinness) El semáforo que está situado a la altura del acceso a la calle Vega Fría, se queda durante 50 segundos en fase roja a la que le sucede otra fase intermitente y de color naranja, de escasos 10 segundos de duración. Durante esta última tiene que cruzar el semáforo toda la fila de coches y autobuses concentrados durante la fase roja. Como, dado el color naranja de esta fase, los conductores suelen tardar en arrancar, se forman grandes atascos acompañados de más de un frenazo de vehículos. Dado que a escasos 20 metros, después de una curva, existe un semáforo normal de colores rojo- verde, se faci- co y organice un concurso para la creación del logo Madrid 2016 ó 2020. Pilar M. E. Marco Familia numerosa La presidenta de la Comunidad prometió en el debate sobre el estado de la región libros de texto gratis para las familias numerosas. Me gustaría hacer la reflexión sobre quiénes serán los beneficiados: familias que no se preocupan por la escolarización de sus hijos por vivir en la indigencia o familias numerosas que no necesitan la ayuda pública y que tienen a sus hijos en colegios privados. La mayoría de las familias con niños en edad escolar, que no pueden permitirse tener un segundo hijo, son precisamente aquellas que más necesitarían la ayuda. Con la carestía de la vivienda y la precariedad laboral, ¿qué pareja se anima a tener familia numerosa? Manuel Pulido Mendoza JAVIER PRIETO Mercado de las flores. Es realmente increíble lo que pasa en Tirso de Molina. Ya ha comenzado la tala de árboles para instalar el mercado permanente de flores proyectado dentro de su plan de reformas. ¿En qué cabeza cabe semejante despropósito? ¿Creamos un mercado de flores destruyendo los árboles? S. Mera litaría el tráfico pasando semáforo de la Vega Fria a fase intermitente continuada. Mariano Magister Hafner la creatividad del logotipo no fue la más adecuada, los creativos madrileños pedimos una oportunidad. Nos encantaría que lo hicieran como en Londres (recordemos, ciudad ganadora) con una elección de carácter popular. Ruiz- Gallardón: copie un po- Logo para 2016 Después del fiasco de las olimpiadas y comprobar que DIMES Y DIRETES REFLEJOS, ISLETAS Y M- 30 E utilizan con frecuencia la M- 30. s normal que toda obra Estas isletas tienen un riesgo grande y compleja conlleciertamente importante para el ve, inevitablemente, moconductor, pues en pocas décilestias e incomodidades. Esto sumas de segundo le obligan a elecede en cualquier gran metrópogir, inesperadamente, un camili que quiera mejorar. Al final no u otro pero, desde luego, no seéstas se acaban soportando a la guir recto ya que chocaría contra espera de que el resultado final DAVID la isleta. El arriesgado problema merezca la pena. Las obras de la ORTEGA que crean las isletas es que no te M- 30 son, desde luego, un gran las esperas, y además, pueden reto para todos y afectan de foraparecer detrás de una de las muchas ma importante a la vida cotidiana de los curvas sin visibilidad que lógicamente ciudadanos. Al regreso de las vacacioestán generando estas complicadísimas nes nos hemos encontrado que a las ya obras. A mayor abundamiento, cuando habituales modificaciones de trazado, con el paso de los días te has acostumbracon las consiguientes curvas acentuado a la inoportuna isleta, ésta cambia de das, están comenzando a aparecer deterlugar y puede aparecer en cualquier minadas isletas en medio del trayecto cootro sitio de la M- 30, dado que las obras tidiano. Y no es ésta una cuestión mevan avanzado y cambiado de lugar. nor, especialmente para aquellos que no Ante esta peligrosa y contrastada realidad de la más importante circunvalación de nuestra ciudad, lo mejor que podemos hacer los madrileños que a diario necesariamente la usamos es: 1) ir siempre a una velocidad más que moderada, 2) tener constantemente los reflejos a flor de piel y, por último, 3) esperar una isleta en el peor momento. Tal y como está la M- 30, hay que olvidarse de la habitual relajación que uno lleva en la conducción cuando hace el trayecto rutinario al trabajo, pues ahora éste es de todo, menos conocido. A los madrileños, de manera estoica, no nos queda más que esperar a que las obras se realicen de la forma más rápida y mejor, consolándonos mientras tanto con que sean verdad aquellas palabras de un hombre sabio como Benjamín Franklin, que afirmaba lo siguiente: Quien tiene paciencia, obtendrá lo que desea Vicerrector de la Universidad Rey Juan Carlos os madrileños hemos visto en los últimos años cómo el tradicional corte de calles del centro de las ciudades que realizan muchas ciudades europeas durante el Día sin Coches era sustituido por acciones puntuales y a veces tan sólo publicitarias. El año pasado, el alcalde daba por concluidos los cortes de tráfico por considerarlos inútiles; a cambio, dio una vuelta de tuerca a la política iniciada por Álvarez del Manzano basada en la máxima es mejor convencer que prohibir y añadió al convencer el verbo restringir El barrio de las Letras se convirtió así en una experiencia piloto que, a la vista del éxito conseguido, va a ser aplicada el próximo jueves al barrio de Las Cortes y ya se anuncian medidas similares para el barrio de Embajadores. Siempre he defendido la creación de una gran área peatonal similar a la que tienen muchas ciudades españolas y varias capitales europeas por lo que pienso que Madrid está de enhorabuena. Lo que no entiendo es la semántica y la estrategia con la que los responsables municipales están llevando al ciudadano a abandonar el coche. A las restricciones ya existentes- Gran Vía los domingos comerciales, el barrio de Las Letras, la puerta del Sol y las peatonalizaciones anunciadas- se suman las que provocan el cobro de los aparcamientos- ya se vislumbra la colocación de parquímetros en todo Madrid- y, sobre todo, las causadas por las obras que, día a día, convencen al ciudadano de que es de tontos no seguir el lema Metro Autobús Bici Transporte inteligente No me parece correcto iniciar una obra y dejar al ciudadano que se busque la vida, dé inmensos rodeos y pierda una parte del día en interminables atascos. No basta tampoco con poner un epígrafe perdido en la web municipal para dar por sentado que los cortes y desviaciones de tráfico están suficientemente publicitados. Sería más lógico que las calles afectadas por obras se cerraran definitivamente hasta la conclusión de los trabajos. Si ha sido posible con la avenida de Raimundo Fernández Villaverde, por qué no con O Donnell, Princesa o Santa María de la Cabeza. Por lo menos los afectados sabríamos a qué atenernos hasta que llegara el corte de la cinta inaugural.