Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional JORNADA ELECTORAL EN AFGANISTÁN LUNES 19 9 2005 ABC Sin novedad en las urnas de Herat Las tropas españolas supervisaron la seguridad en un día absolutamente tranquilo b La cita electoral se desarrolló en la zona de influencia española sin incidentes: 300 soldados permanecieron todo el día en la calle para garantizar la seguridad LAURA L. CARO. ENVIADA ESPECIAL HERAT (AFGANISTÁN) A través de los cristales blindados del Vamtac 4- Alfa de la patrulla de inspección, que a las diez de la mañana de ayer salía de la base Camp Arena de Herat para supervisar los check point instalados por los soldados españoles a lo largo de la carretera oeste dirección a Irán, ayer sólo había un paisaje en calma. Por ser fiesta, por ser jornada de elecciones, más bien un panorama casi de ciudades fantasma: tráfico cero, cuando lo acostumbrado es una inmensa maraña de coches- chatarra encajados entre sí en un atasco sin fin, silencio de fondo, mercados vacíos, y como todo movimiento, el ir y venir cadencioso de votantes. De mujeres invisibles bajo el burka que arrastran los pies rodeadas de niños chispeantes, que cuando ven el convoy militar se paran en seco a saludar con la mano como locos. De hombres cansinos en grupo, que se arremolinan en las puertas de los colegios de charla con los policías afganos, fumando y viendo pasar la vida sin prisa, con todo el día por delante. Nada que ver con la convulsión de enfrentamientos y de muertes en el infierno talibán del sur y en el este, que llega hasta el coche en forma de noticia lejana a través de alguna llamada. Una mujer con burka deposita su voto en uno de los colegios electorales de Herat, donde la jornada transcurrió en calma del que se ha llamado batallón electoral habla con el 9- Zulú -la base- -para confirmar, como cada 60 minutos, que todo sigue bien. Y si ocurriera la mínima, cuenta que los vehículos TACP del Ejército del Aire, que ya hemos dejado en el check point número 6 por detrás, están en contacto con Kabul para pedir de inmediato un avión de emergencia. Que son controladores aéreos, que nunca les fallan las comunicaciones, y además están los helicópteros de evacuación médica, ahí al lado, en Herat. Todo el tiempo en alerta, es una magnífica red de protección, recuerda. Nada se deja a la impro- AFP Planes para el regreso El batallón desfilará en Madrid el 12 de octubre Los planes para el regreso del batallón de la BRILAT enviado a Afganistán preveían devolver a casa a los últimos efectivos a finales de octubre, pero todos estarán en España antes para desfilar el 12, día de la Fiesta Nacional, en Madrid. Ya se ha recibido en Herat la orden de Defensa. La idea de un repliegue más lento venía de la necesidad de compartir aviones de transporte en estas fechas, y aún se desconoce si habrá problemas. Una misión de 72 horas Absolutamente tranquilo... no tenemos ninguna incidencia en toda la zona oeste, ninguna, y esperamos que siga así El capitán Francisco Calleja, oficial de Prensa del contingente en Herat, reitera sin descanso idéntico mensaje desde la patrulla, atendiendo las peticiones de los medios de comunicación que llaman desde España en busca del último parte sobre la marcha del día. Sin novedad Y son 40 Vamtac más, y con ellos en total 300 soldados de la Brigada Aerotransportable, los que están en este momento- -hace más de 36 horas, y les quedan otras tantas- -en el Afganistán de las elecciones de máximo riesgo. Apostados en puntos de control fijos, bien provistos de una nevera de camping con agua fría, la única manera de esquivar este calor de mil demonios que se pega a la carne debajo del chaleco antibalas reglamentario en forma de una manta líquida de sudor. También en convoyes móviles, a lo largo de una carretera de 300 kilómetros que atraviesa como una columna vertebral el oeste afgano, tan tortuosa y tan traicionera que hacen falta veintiuna horas o más para recorrerla de parte a parte. El Vamtac avanza despacio, y el jefe de la patrulla, comandante José Luis Bragado, responsable de Operaciones visación en estos operativos. Eso también lo han debido notar los afganos. Una fila de mujeres, diez o doce, de riguroso ropaje negro zarandeado por un viento calcinante que entra a ráfagas de fuego por la escotilla del tirador, caminan desierto a través acompañadas sólo por un hombre viejo rumbo a la ciudad. Quedan kilómetros hasta el primer colegio, quizás vayan a votar. Miran el coche de reojo, y siguen distraídas a lo suyo. Allí, en Herat, tampoco nadie muestra nerviosismo por la fecha crítica, será que se sienten en buenas manos como dice el gobernador de la provincia. Baja participación electoral y menos incidentes de lo esperado L. L. CARO HERAT. Aunque nunca se sabrá si fue debido al miedo, o más bien al escaso interés que han suscitado estos comicios entre los afganos, las previsiones sobre participación al cierre de esta edición en las elecciones legislativas celebradas ayer eran notablemente inferiores a las registradas en las presidenciales del pasado octubre. En torno al 50 por ciento de los 12,4 millones de hombres y mujeres acreditados, frente al 70 por ciento alcanzado entonces, según fuentes de los observadores que vigilan la transparencia del proceso. Con todo, las instituciones involucradas en este acontecimiento, como la ONU o el Organismo Conjunto de Gestión Electoral (JEMB en sus siglas en inglés) se apresuraron ayer aún antes del cierre de los colegios a felicitarse por el desarrollo de la jornada. No hemos tenido ni un sólo incidente civil. Todo ha ido muy bien, más allá de las expectativas subrayaba por su parte el portavoz del Ministerio de Interior, Lurfullah Mashal, en sintonía con el mensaje lanzado por el presidente, Hamid Karzai, que, después de votar en Kabul, se dirigió a los medios de comunicación para congratularse de la marcha de un día en el que, dijo, estamos haciendo historia Muere un soldado francés La jornada electoral arrancaba a las seis de la mañana (las 3.30 hora española) con una afluencia desesperanzadoramente floja de ciudadanos en los colegios, que coincidió con los prime- ros incidentes violentos habidos a lo largo del día de ayer. Numerosos, incluida una veintena de ataques talibanes en el sur, pero de menor calado de lo que se temía. En total, mas de 15 personas perdieron la vida en esta fecha para la democracia afgana, entre ellas un soldado francés- -primera víctima mortal de esta nacionalidad en Afganistán- que falleció en un ataque perpetrado por insurgentes en Spin Buldak, en la frontera con Pakistán, en el que también resultaron heridos dos agentes locales. En la capital, nada mas amanecer, el lanzamiento de un misil contra un edificio de la ONU hería a un funcionario afgano y sembraba la inquietud en todo el país. El ritmo de votaciones fue recuperándose levemente a medida que avanzaba el día. Hoy comenzará el traslado de las urnas a los 34 centros de recuento del país, donde se espera que el proceso termine en torno al 10 de octubre con la proclamación de los primeros resultados provisionales.