Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 19 9 2005 11 Díez Usabiaga pide a Zapatero que haga una declaración como la de Downing Street La enmienda presentada por CiU a este artículo tan sólo hace referencia a la garantía de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres to en catalán con los órganos del Estado. El Consultivo emplaza a los políticos a establecer en el articulado una remisión a las leyes estatales que regulen los mencionados derechos lingüísticos para ajustarse a la Carta Magna. La posibilidad de que el Estatuto o futuras leyes catalanas puedan establecer el nivel adecuado de conocimiento de lengua catalana exigible al personal de la Administración de Justicia (Jueces y magistrados) o a los empleados de la Administración del Estado que trabajan en Cataluña- -además de notarios, registradores de la propiedad y mercantiles y los encargados del Registro Civil- -ha creado enorme malestar entre estos colectivos profesionales. Maragall y Montilla confirman que impedirán el ridículo de una reforma inconstitucional Los líderes socialistas advierten a ERC y CiU que llevan el proceso a un callejón sin salida b El PP emplaza a Zapatero a terminar con la confusión deliberada y aclarar si mantiene su promesa de apoyar lo que apruebe el Parlamento catalán Escuela pública laica En materia de Educación, la propuesta del tripartito introduce la laicidad de la escuela pública catalana, a la que se opone con firmeza CiU. La federación defiende el modelo de las escuelas religiosas concertadas y la libre elección de los padres de llevar a sus hijos a un centro docente laico o religioso. El Consultivo avala la propuesta de laicismo del tripartito y no secunda la tesis de CiU porque tanto la enseñanza laica como la formación religiosa de los alumnos son compatibles En el artículo en que sí se aprecia inconstitucionalidad es en el que se otorga competencias exclusivas a la Generalitat en el ámbito docente. El Gobierno catalán tampoco puede ejercer de forma exclusiva las competencias en materia de Salud o de Cultura, tal y como se incluye en el texto del proyecto de reforma del Estatuto. En cuanto a inmigración, el Consultivo considera insólita la propuesta de que la Generalitat pretenda regular la entrada de extranjeros en Cataluña, porque las competencias son una exclusividad del Estado, reconocida en la Constitución. El dictamen del Consultivo también rechaza la propuesta que da exclusividad al Síndic de Greugues para defender los derechos de los ciudadanos de Cataluña, ya que la Constitución atribuye también esta función al Defensor del Pueblo. À. GUBERN BARCELONA. Más allá de la Constitución, el abismo. El PSC, a dos semanas para que el pleno del Parlamento catalán apruebe la propuesta de Estatuto que se remitirá a las Cortes, lanzó ayer una clara advertencia a quienes yendo más allá de los límites constitucionales quieren llevarnos a un callejón sin salida en palabras del presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall. En su fiesta anual, y ante 3.000 militantes, los líderes del socialismo catalán aludieron de forma explícita a CiU y de manera implícita a ERC, en una demostración de la línea estratégica que se abre tras el acuerdo entre el presidente José Luis Rodríguez Zapatero y el primer secretario José Montilla desvelado ayer por ABC. Según este acuerdo, sería el propio PSC el que se encargaría de vetar la propuesta de Estatuto en el Parlamento catalán si no se lograra una propuesta asumible por las Cortes, es decir, plenamente constitucional. Ante los días decisivos que se avecinan, y de manera significativa, tanto José Montilla como Maragall se expresaron de manera unívoca. Para el primer secretario del PSC, si en CiU no tienen sentido de la responsabilidad, que tengan sentido del ridículo, porque querer incluir propuestas inconstitucionales en el Estatuto es querer que Cataluña haga el ridículo Luego, y en un tono que no admitía dudas, Montilla sentenció que los socialistas no lo permitiremos Si el ministro fue claro en sus palabras, también lo fue Maragall, que acusó a quienes van más allá de la Constitución de, en el fondo, no querer cambiar nada. Parafraseando a Jordi Pujol, Maragall aseguró que se trata de proponer un cambio que no ponga en dificultades al Gobierno y a los partidos españoles En la misma línea de advertencia, el portavoz del PSC, Miquel Iceta, hablaba ya ayer de un Estatuto en alerta roja en lo que es la primera declaración de un cargo socialista para avisar sobre la posibilidad de fracaso del proceso. Vérselas con el pueblo Mientras el PSC señala al resto la senda constitucional, CiU permanece inamovible. El presidente de la federación nacionalista, Artur Mas, y su secretario general, Josep Duran, insistieron en que no se puede aprobar cualquier Estatuto, ni tampoco un texto amputado Según Mas, y replicando a Maragall, quien se las tendrá que ver con el pueblo será el que permita un mal Estatuto En este escenario, desde el PP se emplazó a Rodríguez Zapatero a poner orden en lo que se definió como una deliberada estrategia de confusión donde los socialistas catalanes dicen una cosa, y luego el PSOE otra. Según Gabriel Elorriaga, secretario de Comunicación popular, Zapatero debe aclarar si sigue vigente el compromiso de respaldar en las Cortes cualquier texto que salga del Parlamento catalán EFE Uno de los puntos que el Consejo Consultivo de la Generalitat ha considerado inconstitucionales se encuentra en el ámbito lingüístico, concretamente en la propuesta que establece que los ciudadanos de Cataluña tienen el derecho a relacionarse por escri-