Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 18 9 2005 Los domingos 57 MAS ALLÁ DE LAS CUOTAS Argentina, las damas hacen ruido Tienen los mismos defectos y las mismas virtudes que los hombres pero... de otra manera. Son las nuevas mujeres de la política argentina, las candidatas a un escaño como diputadas o una butaca en el Senado y en el Congreso las que acaparan la atención como si hubieran inventado la política TEXTO CARMEN DE CARLOS BUENOS AIRES. FOTOS: PALITO HALISAZ as hay de todos los modelos y tallas. Altas, bajas, guapas, feas... Son inteligentes, con encefalográma anoréxico o con cocientes intelectuales de arañarse la cara de envidia. Algunas llegan con títulos universitarios bajo el brazo y experiencia en serios revolcones (o triunfos) sobre la arena política. Para otras, acostumbradas a las lentejuelas y las plumas en teatros de revista, es su bautismo de fuego en las urnas. Son ellas, las nuevas mujeres de la política Argentina, candidatas al Senado y al Congreso de Diputados. Han dejado a sus rivales varones en un segundo plano, y acaparan la atención como si hubieran inventado la política. No podemos plantarnos en la política como Thatcher. Tenemos que ser mujeres. Cada vez que una de nosotras defiende determinados derechos le asignan rasgos de histeria Elisa Carrió, ex diputada de la Unión Cívica Radical (UCR) azote del menemismo y fundadora de Argentinos por una Republica de Iguales (ARI) es una de las voces más críticas con el Gobierno y con el sistema. La conocen todos como La Gorda L ra en dar el salto a la política, actual reina de la revista y líder del Movimiento Federal de Centro. De los platós a los mítines Faiad se hizo célebre en la televisión argentina por protagonizar treinta años atrás un anuncio de aceite y pasear su palmito por escenarios y estudios de cine. Hoy advierte sin pudor: Soy una mina (mujer) con sentimientos y con una cabeza, no tengo una pluma en el culo Recuerda el lema que dio la vuelta al mundo tras la caída de Fernando de la Rúa en diciembre del 2001, ¡Que se vayan todos y esta abuela, más experta en ciru gías de estética que en Maquiavelo, añade, Si se va alguién quiero entrar yo Pero antes que ella, la estrella que se abre paso entre las candilejas de la política es sin duda Moria, tallada a golpe de bisturí. Moria tiene la simpatía del sexo fuerte y el respeto de las mujeres que admiran sus declaraciones audaces. Si querés llorá, llorá La frase la hizó famosa durante un progrma de Televisión, en vivo, en el que abría el micrófono al grifo infinito de las miserias humanas: Trabajé con el cuerpo toda la vida porque ésta es una sociedad machista Cuando me proponen algo voy primera o nada No me siento político, ni quiero que se me ponga ese cliché. Hay un estancamiento y yo les voy a poner acción Considera a Kirchner, un cartonero que remueve ataudes por esa manía de revisar el pasado, eso que se lo deje a la Historia Víctima un día de la violencia de género, alguién le pidió fórmulas contra la pobreza infantil: En eso no voy a trabajar porque no entiendo La tercera en intentar cambiar las luces de neón por las sombras del Congreso es Ethel Rojo. Otra mujer la invitó a sumarse al proyecto del Frente Popular que lidera Gacela Simán Menem, sobrina del ex presidente Carlos Menem, Enseguida dije sí Llegó el momento de comprometerme con el país. Tengo 50 años en el espectáculo y mucho para aportar A punto de cumplir los 68, fue la primera vedette argentina en actuar en el Lido de París pero su último montaje terminó el año pasado. Se titulaba, Buenos Aires al rojo vivo Cristina Fernández de Kirchner no deja que se olvide su puesto de primera dama Lenguaje rudo Abogado, Miss Chaco en su juventud, honrada por donde se la mire, oradora excepcional y disciplinada en una dieta que la ha llevado a perder unos treinta kilos, Carrió hace alusión a un comentario despectivo del ministro del Interior, Anibal Fernández, sobre una discusión pública que mantuvieron las principales peronistas: Hilde Chiche González de Duhalde y Cristina Fernández de Kirchner, esposas, respectivamente, del anterior y del actual presidente de Argentina. A la primera, el titular de Interior, nombrado en su día por Eduardo Duhalde, y ratificado después por Néstor Kirchner, le envió un mensaje directo: Que se metan la marcha peronista por el culo Lo hizo en pleno mitin de apoyo a la Primera Dama, candidata a senadora por el Frente por la Victoria pese a pertenecer, como Chiche al Partido Justicialista, en cuya lista figura en primer plano su ahora íntima enemiga. La mujer de Duhalde, asegura, no quiero una campaña sucia. Moria, mezcla talento natural y bisturí Chiche Duhalde quiere juego limpio Elisa Carrió, disciplina y dieta sas que tengo guardadas Pocas candidatas recurren a la grosería. No lo hace la ex ministra Patricia Bullrich (Unión por Todos) que disfraza a sus leales de pinguinos para reprochar al Presidente que se diera el lujo, mientras fue gobernador de Santa Cruz, de colocar en el exterior quinientos millones de dólares. Tampoco iría por ese camino la representante de Izquierda Unida, Vilma Ripoll. Quizás lo hace alguna de las chicas de la farándula. Las viejas coristas que hoy son candidatas, tienen cierta tendencia a llamar a las cosas... por su nombre: Tus tetas son como dos grandes urnas le espetó la ex vedette, Zulma Faiad, de 60 años y cabeza de lista de Esperanza Porteña (EP) a Moria Casán, la pione- Las hay de todos los modelos y tallas, unas con experiencia y para otras éste será su bautismo en la política No quiero agravios personales Pero apunta a la senadora que quiere revalidar el título, a Cristina F. K. Algunas mujeres se visten como mujeres pero actúan como hombres La violencia no es una condición nuestra. Las mujeres vivimos buscando la armonía porque nos duele cuando nuestros hijos se pelean De los labios de esta ex profesora de colegio jamás saldría una expresión mal sonante, ni siquiera cuando Cristina, con sus armas de mujer de presidente, su perpetuo gesto de estar en son de guerra y su lengua afilada con navaja de afeitar, comparó a su marido, a la sazón artífice de que el suyo llegara a la Presidencia, con El Padrino Chiche siguió el guión y amenazó: Yo podría contar millones de co-