Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 17 9 2005 Los sábados de ABC 91 EL GUINDO MÓNICA F. ACEYTUNO EL BARCO FANTASMA M Habitáculos- nicho japoneses ¿Alojamientos con futuro? Hoteles cápsula. No son futuro, sino un presente bastante asentado. Eso sí, en Japón. Están concebidos para los ejecutivos medios que pierden las conexiones de transporte en la densa malla metropolitana de Tokio. Amplias estancias están parcella plana instalado en el techo, alguna consola de juegos y una cortina para aislarse del mundo exterior a la hora de dormir. A veces ofrecen auriculares para aislarse del posible ruido ambiental. Para el aseo ofrecen servicios comunes. El precio por dormir en ellos es de unos 30 euros. Más información en http: gojapan. about. com Easyhoteles El último invento del grupo británico especializado en turismo barato que triunfa con sus vuelos de bajo coste (Easyjet) El primer Easyhotel, en Londres, ofrece habitaciones pequeñísimas y sin ventana, pero muy funcionales, a partir de 30 euros. Aspiran a extender la tendencia por toda Europa. (www. easyhotel. com) Yotel. Una propuesta que se estrenará en Londres en 2006. Se trata también de habitaciones de 10 5 metros cuadrados con baño incorporado, sin ventana. Dispositivos de luz blanca tratan de disipar la posible claustrofobia. Brindan un diseño ultrafuturista y tecnología punta. (www. yotel. com) anja y gris La cama y el baño, en el mínimo espacio, en este Yotel que aspira a imponerse en hoteles para todos los bolsillos (Sofitel, Novotel, Ibis, Etap y Formule 1) Los Sofitel son los más selectos, mientras que los Formule 1, normalmente cerca de autopistas, ofrecen servicios extremadamente sencillos, con baño compartido. Una receta de diversificación que funciona muy bien y que aún no se plantea la nichificación hotelera según los portavoces de la compañía en España. Como muestra, el botón de que en un Ibis se puede dormir en pleno centro de Madrid por 69 euros, con una habitación amplia y con buenas prestaciones. Aún no parece necesario enlatar al cliente. ladas, a un lado y otro de un corredor central, en nichos de dos metros de largo por uno de altura y de profundidad, fabricados generalmente en fibra de vidrio. En su interior está la cama (fino colchón) un televisor de panta- e despierto temprano para aprovechar las horas. Todavía es de noche, todavía está la luna que ayer, al atardecer, era una maravilla verla casi llena justo frente al sol que se ponía, evidenciando la cercanía del equinoccio de otoño. Pongo la radio y me asusto, no tanto por las noticias, que los horrores se han vuelto ya consuetudinarios, sino por el tono alejado e impersonal de las declaraciones políticas. Y así habla del Gobierno el presidente del Gobierno, y se diría que estuviera hablando de algo que le es completamente ajeno, cuando dice: El Gobierno ha decidido La situación se repite y casi se vuelve cómica cuando es el ministro el que habla y no dice como cabría esperar: yo sino que da un afectado y enorme rodeo para terminar diciendo: El ministro cree como si lo que creyera el ministro no tuviera nada que ver consigo mismo. A lo mejor, empiezo yo también a dirigirme así a mis propios hijos: La madre ha decidido que se dejará recogido el cuarto antes de ir al colegio o: Esta casa cree que no es bueno el desorden Aun a riesgo de confundir al lector, hay autores que han utilizado para sus obras la segunda persona, pero es que aquí, sencillamente, lo que no está es la persona, es decir, todo son entes remotos, abstractos, fuerzas del más allá, el ministerio, el ministro, el Gobierno, tiendas en las que nadie atiende, barcos tripulados por fantasmas, aviones que vuelan a su aire: señores pasajeros, abróchense los cinturones, la aeronave ha decidido aterrizar en mitad de la tormenta Empero, yo sólo creo en la visión personal de las cosas. Me refería hace no mucho al precioso libro de Einstein Mi visión del mundo y ahora acabo de encontrar el libro de Kierkegaard titulado: Mi punto de vista lo cual me encanta, ese posesivo en el título, ese saber que hay alguien detrás de lo escrito, y abro al azar una página, y leo: Si el caos es lo que nos amenaza, sólo hay salvación en una cosa, en convertirse en individuo, en el pensamiento de que lo individual es una categoría esencial Todos los políticos me merecen un profundo respeto, pero tal vez convendría empezar a pedirles que se dirijan a nosotros como lo que son y lo que somos: personas de carne y hueso. Ciudadanos y, ojo, muchos también gente de pueblo.