Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 Los sábados de ABC SÁBADO 17 9 2005 ABC PROPUESTAS Y LUGARES Microespacios en hoteles pensados únicamente para dormir, a menudo sin ventanas. Es una tendencia que se extiende. Permite reducir los precios y muchos usuarios lo agradecen. Abstenerse claustrofóbicos Una habitación sin vistas Ha Por BLANCA TORQUEMADA bitáculo diminuto. Casi nicho, ataúd o vaina. La apocalipsis del paisaje urbano dibujada por Blade Runner y otras distopías futuristas está dejando de ser una singularidad japonesa y empieza a calar en Europa. Un sirimiri que aún no se nota pero que ya humedece el ambiente. Londres es el centro difusor de esta nueva tendencia, alentada por la globalización del turismo. Los vuelos baratos de poco sirven si los hoteles son prohibitivos. Un usuario satisfecho es su microhabitación tar cuesta 30 euros, si se reserva con antelación. Cada servicio adicional encarece la oferta: por cada cambio de sábanas y limpieza de la habitación hay que abonar unos 14 euros más. Según James Rothnie, director de Asuntos Corporativos de la compañía, la expansión se hará mediante franquicia, y precisamente acaba de abrir el segundo Easyhotel en la ciudad suiza de Basilea, primer franquiciado continental. Rothnie considera que la irrupción en el mercado español es sólo cuestión de tiempo, pues varios posibles asociados ya se han interesado por la idea plástico, y luz blanca para mitigar la posible angustia por la ausencia de ventanas al exterior. Se le brindan al cliente todos los avances tecnológicos (WiFi, pantalla plana de televisión, posibilidad de descargar películas... y se le trata de convencer de que es una oferta de lujo y asequible a unos 90 euros la noche. Tecnología, confort, líneas depuradas y atmósfera de nave espacial para perderse en el espacio (bastante reducido) de estos habitáculos vanguardistas. De momento, los promotores de la aventura son reacios a dar detalles, aunque han asegurado a Los Sábados de ABC que el primer yotel se inaugurará en 2006. Por supuesto, en Londres. Ideas de un visionario Stelios Haji- Ioannou, visionario del negocio turístico y propietario del mayor grupo expendedor de billetes de avión de bajo coste, Easyjet, ha lanzado este verano su primer Easyhotel basado en conceptos similares a los de su compañía aérea: máximo aprovechamiento, mínimo personal y bonificación por reserva anticipada. ¿Cuál es la fórmula? Stelios (a este sagaz y joven empresario de origen griego le gusta ser conocido por su nombre de pila) ha comprado un desvencijado hotelito victoriano en Lexhams Gardens, cerca de Kensington y Knightsbridge, y lo ha vaciado por dentro, para adaptarlo al nuevo concepto De las diecisiete primitivas habitaciones ha sacado 34, de entre cinco y siete metros cuadrados: un espacio mínimo y minimalista, decorado en el naranja chillón corporativo, en el que se han encajonado una cama de 1 20 por 1 80, una pantalla plana de televisión y un microbaño compacto muy similar a los excusados de los aviones. La gran pega de que sólo tres de las 34 habitaciones tengan ventana al exterior no ha de serlo, piensan los promotores, para los turistas jóvenes o los viajeros de negocios cuyas estancias duran pocos días y, por tanto, están dispuestos a cambiar espacio por un precio más razonable Así, en el Easyhotel londinense pernoc- Habitación del Easyhotel de Londres. Lo mínimo de lo mínimo, en blanco, na cientemente ha abierto sus puertas en Hotel Sezz, proyectado por Christophe Pillet con una audaz combinación de diseño vanguardista, tecnología de última generación y calidez ambiental. Pero la noticia no reside en esas atractivas características, sino en que el tradicional recepcionista tras el mostrador ha sido sustituido por asistentes personales para los clientes. En las antípodas de los hoteles Easy, donde, si no se abona un suplemento, uno mismo se ha de hacer la cama. España, con una robusta tradición hotelera, no se lanza a locas aventuras. Ramón Estalella, secretario general de la Confederación de Establecimientos Hoteleros y Alojamientos Turísticos (CEHAT) explica que no es casual que los Easyhotels hayan nacido en el Reino Unido porque se trata precisamente de un país en el que la Administración no clasifica a los establecimientos por categorías. En Londres, la calificación en un hotel de turista superior procede de los touroperadores, pero no de una autoridad competente en la materia Por eso cualquier emprendedor puede dar una vuelta de tuerca a la hora de denominar hotel a su negocio. En España la situación es muy diferente: La legislación establece que no pueden existir habitaciones sin ventana y sin unas dimensiones mínimas establecidas ni en un hotel, ni en un hostal ni en una pensión Aunque admite que como lo que antes era una legislación general ahora se ha atomizado en 17 normativas autonómicas, cabe que cualquier Comunidad modifique las pautas y dé cabida a esa opción Los yotel espaciales Pero no es el concepto fácil de Easy la única novedad hotelera que se cuece en Londres: los yotel actualmente en proyecto, marcarán otra pauta. Responden a una idea radical del empresario- rockero Simon Woodroffe, propietario de la cadena de restauración YoSushi en la que la barra de la clásica oferta gastronómica nipona está atendida por robots. Ahora, con los yoteles no piensa quedarse atrás. Su creador reconoce que los hoteles- cápsula japoneses y la estética interior de las aeronaves de British Airways han sido decisivas en la idea pergeñada por su compañía. Woodroffe propone habitaciones de 10,5 metros cuadrados (baño incluido) de diseño vanguardista: metal, cristal, De lo ramplón al lujo en París Son opciones para un poder adquisitivo medio que no tiene a su alcance otras novedades del lujo hotelero. Dentro del ámbito de los establecimientos de diseño (internacionalmente conocidos como design boutique hotels lo último está en París, donde re- Preferencias españolas De momento, los grandes grupos hoteleros españoles se han contagiado de la tradición, muy norteamericana, de ofrecer un estándar único de calidad, reconocible para el cliente, de modo que cuando ya lo ha probado sabe lo que va a encontrar en una misma cadena. Por eso los NH (www. nh- hotels. com) o los AC (www. ac- hoteles. com) por ejemplo, son tan parecidos en todas partes. La empresa que tiene más afianzada esta estrategia en Europa es el grupo francés Accor (www. accorhotels. com) que ha segmentado su oferta Los nuevos hoteles ofrecen lo último en tecnología al cliente, a cambio de renunciar a espacio y a servicios