Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 17 9 2005 Cultura 55 Suecia celebra por todo lo alto el centenario del nacimiento de Greta Garbo, su hija predilecta Numerosos actos en todo el mundo evocan la personalidad de la Divina y su filmografía b Es la diva má famosa de la Histo- El mundo del cine, a sus pies ria del Cine. Dio vida a inolvidables personajes: Mata Hari, Anna Karenina, Ninotchka, la Reina Cristina de Suecia, la dama de las camelias... CARMEN VILLAR MIR CORRESPONSAL ESTOCOLMO. Cuando sea mayor seré una artista famosa dijo Greta Garbo cuando solamente tenía cinco años. No imaginaba esa niña lo acertada que fue su profecía. Durante sus 16 años en Hollywood realizó veinticuatro películas y se convirtió en la mujer más deseada. Aunque su magnetismo y su extrordinaria belleza cautivaba tanto a las mujeres como a los hombres que la conocieron, nunca tuvo grandes amores. Tanto la pasión como el sexo le parecían sentimientos vulgares Greta Gustafsson se convirtió en la Divina. Todos aquellos que la vieron de cerca aseguraban que era imposible apartar la vista de ese rostro perfecto y de esa mirada algo lánguida de unos ojos azul grisáseos algo rasgados con largas pestañas, llena de promesas. Mañana hubiera cumplido cien años. Esta mujer, reconocida como la más bella del mundo y la más mística, dejó desde muy joven el barrio de Söderman, un mundo tórrido de Estocolmo donde nació, para convertirse en estrella de cine. Amaba a su familia, pero sus sueños siempre fueron para ella más importantes. Unos sueños que la convirtieron en la diva más cotizada de su tiempo y que le procuraron una fortuna que a su muerte era de 285 millones de dólares. Su tumba, repleta de flores blancas Este fin de semana Suecia celebra por todo lo alto el centenario del nacimiento de Greta Garbo, su hija predilecta, con exposiciones en el Postmuseet y en la Casa de la Cultura, donde se muestran fotografías, cartas, documentos y dibujos que reconstruyen la vída de la artista. Durante una semana entera la Cinemateket de esta capital proyectará durante las 24 horas del día todas sus películas y algunas de las grabaciones radiofónicas con entrevistas realizadas durante sus viajes a Suecia, así como otras anteriores de aquel tiempo, cuando era alumna aventajada del Dramaten, centro del Teatro escandinavo. También en su memoria Correos lanza a la venta una serie de sellos de diferentes valores con su imagen. Una imagen que da idea de la asombrosa belle- Europa conmemora el centenario del nacimiento de la hija predilecta de Suecia con diversos actos de recuerdo en Francia, Alemania, España, Suecia... Dos muestras en el Postmuseet y en la Casa de la Cultura de Estocolmo rescatarán fotografías, cartas, documentos y dibujos para recrear la vida de la actriz. La Cinemateket de Estocolmo consagra una semana entera a la actriz proyectando durante todo el día todas sus películas y algunas de las entrevistas radiofónicas que le realizaron en sus viajes a Suecia. La compañía sueca de Correos estampará una serie de sellos de diferentes valores con la imagen de Greta Garbo. La Galería Nacional Sueca de retratos presenta La Divina Greta Garbo 100 en el castillo Gripsholm. En Francia la editorial Flammarion publica Garbo, retratos de una leyenda con fotografías y retratos privados. El Museo Gay (Schwules Museum) de Berlín rinde homenaje a la actriz, considerada un icono para las lesbianas, con una exposición titulada La Divina En España, el Museo del Cine de Gerona prepara una exposición para octubre que rescatará el enigma del mito. za de la heroína de La dama de las camelias El mundo de la cultura ha querido asimismo rendirle homenaje y la Feria del Libro de Gotemburgo ha adoptado este año el tema Garbo Desde hace unos días su tumba en el Norrkyrkog rd está repleta de flores blancas (eran sus favoritas) y cada día pasan docenas de personas por ese apacible sitio para rendir culto a la Divina. No deja de ser una paradoja que esta sueca, que tan discreta fue en vida, cien años después sea capaz de movilizar a todo el reino. Greta Garbo, en una imagen tomada en Hollywood en 1933 AFP EL LARGO E INÚTIL ADIÓS JAVIER CORTIJO a vida puede ser un lugar maravilloso sólo si sabemos qué hacer con ella despachó en cierta ocasión la Divina antes de subir el primer peldaño hacia la torre de marfil en la que se autoexilió como un fantasma exquisito. Cien años después de su aparición en un arrabal de Estocolmo, sabemos que tal esfumatto fue sólo eso: una técnica virtual y nada olvidadiza. Porque, cuando la Garbo despertó en 1941 convertida una vez más en Greta Louisa Gustafsson, la leyenda ya estaba allí, con un chirimiri que caló irremisiblemente en el modus operandi de Hollywood de las siguientes décadas, o siglos. Porque, ¿quién fue pionera en alcanzar la fama a través de las portadas de Vanity Fair allá por los años L 20? ¿Cuántos outsiders a la violeta darían un dedo meñique por bautizarse con whisky con ginger ale como hizo ella en Anna Christie ¿Alguien ha inventado una mejor forma de librarse de los moscones caza- autógrafos que soltarles: Se equivoca, yo no soy Greta Garbo. Yo fui Greta Garbo ¿Cuántos budistas de Sunset Boulevard se atreverían a vivir como un monje: un cepillo de dientes, una taza de sopa y un bote de crema al día ¿Y a rechazar un Oscar con la elegancia de la ausencia en vez del estrépito de la suplencia? (lo peor es querer desaparecer y no caber por el hueco de la puerta, ¿verdad Brando? ¿Algún desesperado buscador de polémica le llegaría a la suela de los zapatos a sus escandalosos episodios neoyorquinos y federales? (para más información, bébase entero Safo va a Hollywood Sí, está claro que la Divina sabía lo que hacía con su vida: irse para quedarse para siempre. Ah, y de Divina lo justo: no sabía cocinar y, lo que es peor, se arrepentía de ello.