Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 17 9 2005 Sociedad 49 Religión Lamet publica la biografía de Díez- Alegría, un jesuita sin papeles b A sus 94 años, el teólogo biografiado, que sigue viviendo en casas de la Compañía, aboga por una Iglesia en la que quepamos todos, en esperanza y con humor ABC MADRID. A sus 94 años, el teólogo José María Díez- Alegría es una de las figuras más sobresalientes y polémicas del catolicismo español en el último siglo. Protagonista de un sonado escándalo en los años 70 tras la publicación de su libro Yo creo en la esperanza donde criticaba el matrimonio de la Iglesia con el capitalismo y que le supuso la expulsión de la Compañía de Jesús, la vida de este jesuita sin papeles ha sido llevada al papel por el periodista e historiador Pedro Miguel Lamet y publicada por Ediciones B. Díez- Alegría es un hombre realmente auténtico. Una persona que, en su momento (1972) y tras encontrarse al borde de la muerte, decide, en conciencia y delante de Dios, contar toda su verdad de fe en un libro. Y su verdad es muy fuerte, tanto que supuso un juicio tremendo a la Iglesia... y muchos problemas para él subraya Lamet, quien cuenta en la biografía las conversaciones mantenidas entre el teólogo y el entonces prepósito general de la Compañía de Jesús, padre Arrupe, que finalizaron con la exclaustración y posterior salida de Díez- Alegría de los jesuitas, pese a que ninguno de ellos quería esa solución Luteranos y católicos firmaron en 1999 en Ausburgo una declaración doctrinal sobre la doctrina de la justificación AP Católicos y luteranos suscribirán una nueva declaración conjunta en octubre Los rabinos de Israel piden al Papa una jornada anual sobre el Judaísmo se celebrará la primera reunión de la Iglesia católica con las Iglesias ortodoxas, y no se descarta un encuentro entre el Papa y el patriarca de Moscú J. V. BOO. CORRESPONSAL ROMA. El inminente regreso del Papa al Vaticano tras la etapa de descanso en Castelgandolfo marcará pasos importantes en la reconciliación con las demás Iglesias cristianas y con las otras dos religiones monoteístas, el judaísmo y el islam. Los múltiples contactos iniciados por el Santo Padre en el pasado mes de abril darán ya fruto este otoño. El prestigio de Benedicto XVI en el mundo protestante permitirá firmar en octubre una declaración conjunta de la Iglesia católica y la Federación Luterana Mundial sobre la apostolicidad de la Iglesia y la sucesión apostólica según adelantó el cardenal Walter Kasper, presidente del Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos. La segunda declaración prosigue el camino abierto en 1999 en Augsburgo con el documento conjunto sobre la doctrina de la justificación, que resolvió el principal desacuerdo con Martín Lutero, y a la que los metodistas piensan adherirse el próximo año Durante su encuentro con pastores evangélicos en Colonia, Benedicto XVI propuso, a título personal sentar como bases de convivencia los tres puntos definidos en el siglo II por la Iglesia b En diciembre Posible asistencia de obispos chinos al sínodo Las autoridades eclesiásticas chinas y el Vaticano se encuentran en pleno proceso de diálogo sobre el posible viaje de algunos obispos chinos a Roma, donde el próximo 2 de octubre dará comienzo el primer sínodo presidido por Benedicto XVI. Según declaró el director de la Oficina Estatal de Asuntos Religiosos de Pekín, Ye Xiaowen, la invitación llevada a cabo por el propio Benedicto XVI es un gesto de buena voluntad. Todavía estamos en el proceso de negociación Sin embargo, el dirigente chino resaltó las dificultades para que los obispos invitados pudieran acudir a Roma, debido a su avanzada edad y mal estado de salud. Los prelados invitados por el Papa son el obispo de Shanghai, Aloysius Jin Luxian; el de Xian, Li Duan, y el de Fengxiang, Li Jingfeng. Junto con ellos, pertenecientes a la Iglesia Oficial, la Santa Sede invitó al obispo de la Iglesia Clandestina (reconocida por el Vaticano) Wei Jingyi, de Qiqihar (provincia norteña de Heilongjiang) al de Hong Kong, Joseph Zen Ze- kiun, y al cardenal taiwanés Paul Shan Kuo- hsi. primitiva: el canon de los libros sagrados del Antiguo y Nuevo Testamento, la sucesión apostólica en el ministerio episcopal, y la regla de la fe como clave interpretativa Encuentro con todos los patriarcas En diciembre tendrá lugar la primera reunión de la Iglesia católica con todas las Iglesias ortodoxas bajo la presidencia del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla, y el cardenal Kasper espera que algún día pueda celebrarse un encuentro del Papa con todos los patriarcas una vez superadas las desavenencias con Alexey II de Moscú. A su vez, los dos rabinos jefes asquenazí y sefardí de Israel, Yona Metzger y Shlomo Moshe Amar, han visitado a Benedicto XVI en Castelgandolfo y le propusieron que la Iglesia católica celebre como jornada anual del judaísmo el 28 de octubre, aniversario de la declaración Nostra Aetate del Concilio Vaticano II. Otro punto clave del trabajo ecuménico de este Pontificado se encuentra en la ansiada visita a Turquía. El viaje, que en principio estaba previsto para el próximo 30 de noviembre, será finalmente pospuesto al año próximo. El presidente turco, Ahmet Necdet, ya ha invitado formalmente al Papa. La idea de la visita surgió del patriarca ecuménico de Constantinopla, Bartolomé I, quien había invitado al obispo de Roma a visitar su sede para seguir avanzando en el diálogo ecuménico que busca la superación del cisma surgido en 1054. Viviendo con los jesuitas Pero se ha dado el caso curioso- -señala el autor- -de que Díez- Alegría, aun estando fuera de la Compañía, ha seguido viviendo en casas de la misma, por una concesión especial de Arrupe De ahí la denominación de jesuita sin papeles que el propio Díez- Alegría hizo suya el pasado jueves durante la presentación del libro, que fue apadrinado por el ministro de Defensa, José Bono, y que se convirtió en un homenaje a un hombre que, según afirmó, ha intentado ser siempre libre... y reírme de mí mismo En el volumen se recoge toda la experiencia vital del teólogo, quien entró en la Compañía de Jesús en plena Guerra Civil, que participó en el Concilio Vaticano II fue posconciliar antes del Concilio como resaltó Bono) y que, tras su salida de la Compañía, vivió durante años junto al padre Llanos en el Pozo del Tío Raimundo. En los años 80 se convirtió en presidente de la Asociación de Teólogos Juan XXIII y hoy, a sus 94 años, continúa abogando por una Iglesia en la que quepamos todos, en esperanza y con humor