Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 17 9 2005 Sociedad 47 Salud PREVENCIÓN CALEIDOSCOPIO JOSÉ MARÍA FERNÁNDEZ- RÚA Conocer para prevenir Las enfermedades cardiovasculares llegan diez años más tarde a las mujeres. La media edad de más riesgo comienza a los 50 años. El ictus causa más muertes entre las mujeres. Llega más tarde que en los varones y es más discapacitante. El tabaco afecta mucho, incluso a las fumadoras pasivas Si además se consumen anticonceptivos orales, el peligro se triplica. La hipertensión también es más peligrosa en ellas. La tensión arterial elevada multiplica por 3,5 el peligro de tener una enfermedad cardiovascular. La diabetes es el peor enemigo de la salud cardiovascular femenina. El riesgo en las mujeres diabéticas se multiplica por ocho respecto a las que no tienen esta alteración. En los varones diabéticos el peligro sólo se triplica. La inactividad física es el mayor riesgo cardiovascular conocido. Según la Organización Mundial de la Salud, los chicos son siempre más activos que las chicas desde la infancia, Colesterol, diabetes e hipertensión, la mayoría de los factores de riesgo cardiovascular están más presentes en ellas. La obesidad también tiene más perfil femenino en la mayoría de los países. El estrés, el otro enemigo del corazón, no deja a la mujer. Incluso se ha comprobado que el estrés de la vida marital empeora a las mujeres cardiópatas. ENTENDER LA DEPRESIÓN unque se trata de una investigación básica muy preliminar, el descubrimiento de una molécula que relaciona los problemas en la señalización cerebral del neurotransmisor dopamina con el entramado nervioso y que deja de funcionar en las personas depresivas abre nuevas expectativas a los científicos para desarrollar nuevas drogas más eficaces contra este mal, que afecta a decenas de millones de personas en todo el mundo y que, según la Organización Mundial de la Salud, es la primera causa de discapacidad. Los resultados de un estudio publicado en Cell por un equipo multidisciplinar de investigadores estadounidenses de la Universidad de Harvard, dirigidos por Li Tsai, ofrecen una explicación a la pregunta de por qué los antidepresivos comúnmente recetados por los clínicos pueden tardar semanas en hacer efecto y también por qué algunos de estos medicamentos son ineficaces en algunos pacientes. Algunos expertos subrayan que la imposibilidad de lograr la remisión puede conducir a un mayor riesgo de recaída y a un incremento sostenido de suicidios. El arsenal terapéutico actual contra la depresión incluye fármacos que aumentan los niveles de serotonina y noradrenalina, que según se cree ayudan a regular las emociones de las personas, así como su sensibilidad al dolor. Los científicos opinan que si estos dos neurotransmisores experimentan un desequilibrio, una persona puede volverse depresiva y ser más proclive a padecer los síntomas emocionales y somáticos. Esta peligrosa combinación se traduce en un impacto negativo en su calidad de vida. Los científicos estadounidenses concluyen ahora que la eficacia de las drogas antidepresivas actualmente comercializadas depende de una serie de eventos posteriores en la vía de señalización, que resulta de la adaptación al tratamiento. Insisto en que se trata de un avance muy preliminar, pero puede tener una traducción en investigación aplicada en relativamente poco tiempo que ayudaría a todas aquellas personas afectadas por esta enfermedad por la que, en muchos casos, el estado de ánimo alterado es de tal naturaleza que el paciente no puede llorar y se queja de imposibilidad para expresar emociones como pena, alegría y placer. A esto hay que añadir el sentimiento de que el mundo se ha vuelto descolorido y mortecino. En fín, una auténtica tragedia. A Ejercicios de rehabilitación en el Hospital Virgen de la Macarena (Sevilla) N. SANZ El consumo de soja puede reducir el riesgo de fracturas en los primeros años de la menopausia La ingesta de proteína de soja e isoflavonas contrarrestaría la pérdida de masa ósea b No existe unanimidad científi- El infarto causa más muertes a las mujeres que a los hombres, aunque les llega a una edad más tardía car ejercicio físico, comer pescado con regularidad, evitar la grasa de la dieta y mantener un peso óptimo es la receta de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para contener una epidemia que afecta ya tanto a mujeres como a hombres. La Asociación Americana del Corazón insiste en que estos consejos no se deben reducir a la población en riesgo cardiovascular, sino a toda la población. Este será el mensaje que la OMS intentará enviar cuando se celebre el día que conmemore la salud cardiovascular en el mundo. ca en cuanto a las virtudes preventivas de este producto para reducir los efectos de la menopausia en la mujer G. Z. MADRID. Un estudio de la Facultad de Medicina de Vanderbilt (Tennessee, Estados Unidos) ha vuelto a poner las propiedades saludables de la soja sobre la mesa. En esta ocasión, tras estudiar a 24.404 mujeres postmenopaúsicas con una edad media de sesenta años, un equipo de investigación dirigido por Xianglan Zhang ha llegado a una conclusión clara: El consumo de soja está asociado a un riesgo apreciablemente más bajo de fractura, especialmente entre mujeres que están en los primeros años que siguen a la menopausia La investigación se publica en Archives of Internal Medicine una de las revistas de la Asociación Medica Americana (JAMA) y contradice a otro estudio editado el año pasado en la misma cabecera y realizado por el Centro Médico de Utrecht (Holanda) que no encontró propiedad beneficiosa alguna en la proteína de soja para contrarrestar los daños sobre la salud psíquica, cardiovascular y ósea en las mujeres posmenopáusi- Diabetes y tabaco La agencia sanitaria de Naciones Unidas recomienda especial atención a niñas y mujeres con diabetes tipo 1 y 2, una de las condiciones que más predisponen a la enfermedad cardiovascular y a edades más jóvenes. Se ha comprobado que la diabetes tipo 1, la que necesita inyecciones de insulina, reduce la protección natural femenina hasta la entrada de la menopausia. Si además de luchar contra la diabetes el corazón debe hacer frente al humo del cigarrillo, la combinación puede ser fatal. cas. Xianglan es contundente en alabar los beneficios de la proteína de soja y de uno de sus componentes, las isoflavonas, aunque recuerda que su potencial impacto a lo largo del tiempo sobre la calidad del hueso debe ser más examinado en estudios futuros El equipo estadounidense siguió a lo largo de cuatro años a ese grupo de 24.404 mujeres chinas que consumían, como media, 8,5 gramos diarios de proteína de soja y 38 micogramos de isoflavonas. Cuanto más alta era la ingesta de proteínas más significativa era la reducción del riesgo de fracturas óseas, con un máximo de un 37 por ciento. Igualmente, a mayor consumo de isoflavonas, menor riesgo, hasta de un 35 por ciento respecto a las mujeres que menos las tomaban. Las mujeres experimentan tras el climaterio una constante pérdida de masa ósea, a razón de entre un 3 y un 5 por ciento anual. Para paliar estos efectos, y reducir riesgos cardiovasculares y cognitivos, los expertos recomiendan la controvertida terapia hormonal sustitutiva. Las isoflavonas, un fibroestrógeno de la soja similar a los estrógenos que produce el cuerpo durante el climaterio, pueden ser una alternativa natural a la medicación, aunque sigue sin existir unanimidad científica para recomendarlas con fines preventivos.