Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 17 9 2005 Sociedad 45 nes de años en Australia y Nueva Guinea permitió a marsupiales, como el canguro o el koala, ser los auténticos amos y señores de las tierras australianas. Estos animales se caracterizan principalmente por la bolsa o marsupio que poseen las hembras donde se refugian las crías durante el periodo de lactancia y que no abandonan hasta que alcanzan un desarrollo similar al de los mamíferos neonatos alimentados por una placenta dentro del útero. De la mano de la Enciclopedia de los Animales descubriremos los secretos de los koalas, que son capaces de dormir 18 horas al día, y que se alimentan de hojas de eucaliptus, una ingesta muy tóxica (contienen taninos, alcaloides y aceites esenciales) que es neutralizada por su hígado. Veremos que la especie más conocida de los canguros es el canguro rojo, que puede alcanzar entre 24 km h. y 32 km h. en carrera y que sus peleas de boxeo se llevarían el premio al juego limpio ya que nunca hieren gravemente a otro ejemplar. El primer DVD, gratis con el tomo, ofrece dos espectaculares documentales: El regreso de los canguros y Viviendo entre leones la equidna de hocico largo cuenta con cerca de 300.000 individuos y ve cómo inexorablemente la cifra va menguando, ya que su carne es muy codiciada por el ser humano. Por otra parte, los xenartros son una orden animal que competiría con los monotremas en el concurso sobre el mamífero más extraño del planeta. Como posibles candidatos, el oso hormiguero, el perezoso o el armadillo. Oriundos del continente americano, su nombre proviene de una articulación adicional que tienen situada en la parte inferior de la columna vertebral, las xenartles. Los perezosos tridáctilos, que hacen honor a su nombre, son los maestros del camuflaje. Encontrar un individuo de esta especie en las selvas tropicales de América es tan complicado como hallar una aguja en un pajar, debido al tono verduzco que adquiere su pelaje. Los murciélagos y los insectívoros cierran el primer volumen de la enciclopedia. Podremos sumergirnos en el mundo subterráneo de los topos, que pueden excavar hasta 20 metros de túneles al día; o podremos subir con los murciélagos, los únicos mamíferos que poseen alas aptas para el vuelo y que, a pesar de su sanguinaria leyenda, de las 1.000 especies que componen el orden de los quirópteros, solamente tres se alimentan de sangre. Novedad en el mercado editorial La gran novedad en el mercado editorial español es que cada volumen de esta Enciclopedia de los Animales incluye un DVD con dos documentales con el sello inconfundible de National Geographic. Con varios premios Emmy entre los títulos que acompañan a los tomos, los documentales se convierten en el complemento perfecto a los volúmenes ya que, con un simple clic, los lectores podrán trasladarse desde su salón al valle de Zambebe (Zimbabwe) o a las remotas tierras de Australia. El primer DVD de la Enciclopedia incluye los documentales El regreso de los canguros y Viviendo entre leones En el primero, viajamos al continente australiano para asombrarnos con historias tan fascinantes como la protagonizada por una hembra de canguro rojo y su cría; o descubrir a los increíbles parientes de los canguros rojos: el ualabis, los canguros rata y el feroz diablo de Tasmania. En Viviendo entre leones nos desplazamos hasta el africano valle de Zambebe, donde un apartado manantial se convierte en una trampa mortal para todos los animales que acuden a saciar su sed, Empujados por el agobiante y caluroso clima, los sedientos animales no tienen más remedio que enfrentarse a una manada de leones que acecha el manantial en un capítulo que refleja la dura lucha por la supervivencia. Mitad pato, mitad castor Pero, sin duda, el ornitorrinco es el más extraño y peculiar de los moradores australianos. Perteneciente a la subclase de los monotremas, y con semejanzas a los mamíferos y a las aves, los científicos han averiguado que posee cinco pares de cromosomas para determinar su sexo, mientras que la mayoría de los mamíferos cuenta con dos. Capaz de permanecer hasta cinco minutos bajo el agua sin necesidad de respirar, fue objeto de caza hasta comienzos del siglo XX. En la actualidad goza de la más absoluta protección por parte del Gobierno australiano. Sin embargo, no todos los monotremas corren la misma suerte. La población de