Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional CITA CON LAS URNAS EN AFGANISTÁN SÁBADO 17 9 2005 ABC Los militares españoles garantizan la paz electoral desplegados en el oeste Restringidas las salidas del resto del contingente en Herat para evitar riesgos b Casi dos centenares de militares españoles se encuentran distribuidos a lo largo de 300 kilómetros para asegurar los comicios legislativos de mañana LAURA L. CARO. ENVIADA ESPECIAL HERAT (AFGANISTÁN) Un total de 180 soldados españoles del batallón de la Brigada Ligera Aerotransportable (Brilat) se encuentran ya desplegados en tres posiciones a lo largo de la llamada Autovía 1 que recorre de norte a sur la región occidental de Afganistán. Su misión es proporcionar seguridad para el desarrollo de las elecciones legislativas de mañana, en las que están convocados a las urnas 12,4 millones de afganos. Los militares, provistos de vehículos blindados Vamtac armados con ametralladoras de 12,70 milímetros y de una potencia de fuego suficiente para repeler posibles ataques, custodiarán mediante patrullas y check- points la que es sin duda la gran arteria de la región, desde Qal- i- Naw- -donde España lidera la reconstrucción provincial- pasando por Herat y hasta Farah. En total, son 300 kilómetros de vía principal, por no decir única, donde la distancia es lo de menos, y lo de más una orografía imposible que hace que un coche tarde en recorrerla más de 21 horas. tel, Camp Arena donde los movimientos al exterior han sido restringidos al máximo para evitar riesgos innecesarios. El operativo de la Brilat se pondrá en marcha hoy, víspera de la jornada electoral, y se prolongará durante domingo y lunes. Constituirá, en palabras del jefe de Operaciones del batallón, comandante José Luis Bragado, la seguridad invisible de estos comicios. Los soldados españoles actuarán en la zona como un tercer cinturón de control con orden de no acercarse a menos de 300 metros de los colegios electorales, patrimonio exclusivo primero de la Policía y después del Ejército afgano, como ya sucediera durante las presidenciales del pasado octubre. La medida, dictada por el mando de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) y aplicable a todos los Ejércitos que están apoyando el proceso, responde al deseo del Gobier- Las informaciones de Inteligencia sitúan toda la zona de influencia española en un escenario de riesgo de moderado a bajo no afgano de evitar la presencia armada extranjera en los lugares de votación, que podría distorsionar la imagen de normalidad democrática que se quiere dar. Las informaciones de Inteligencia sitúan toda la zona de influencia española en un escenario de riesgo de moderado a bajo según el comandante. No se tiene conocimiento hasta el momento de infiltración talibán, tampoco del hallazgo de almacenes ilegales de armamento que indicaran la existencia de una amenaza. Aún así, para el despliegue se han establecido prioridades hay un centenar de efectivos en Farah, el punto de la ruta más cercano al sur y por tanto más delicado; unos cincuenta en Shindan, la ciudad al sur de Herat de donde regresaba el Cougar siniestrado hace un mes, y una treintena en Qal- iNaw, la posición más tranquila De la propia ciudad de Herat y sus alrededores, se ocuparán los soldados italianos que comparten la Base Avanzada con los españoles. Homenaje a los caídos en el accidente del Cougar HERAT. La base del Ejército español en la localidad agana de Herat acogió ayer un emotivo y sencillo acto de homenaje a los caídos, al cumplirse un mes del siniestro del helicóptero del tipo Cougar que costó la vida a diecisiete militares. El acto estuvo precedido por la inauguración de una placa conmemorativa en recuerdo de los fallecidos, que pertenecían a los cuarteles de Figueirido (Pontevedra) y El Copero (Sevilla) La ceremonia estuvo presidida por el coronel Miguel Moreno, comandante de la base, y en ella participó un grupo de europarlamentarios que visitan estos días Herat coincidiendo con la celebración mañana de las elecciones. En la imagen, un momento del acto con la ofrenda de flores a los caídos. En estado de alerta Paralelamente, en la Base Avanzada de Herat, los helicópteros Cougar del Ejército de Tierra y el resto de los efectivos que integran la Fuerza de Reacción Rápida permanecerán en estado de alerta durante todo el fin de semana, disponibles para realizar cualquier asistencia en el momento en que recibieran una orden de activación del Cuartel General regional, bajo mando italiano. De no ser así, tanto ellos como el resto del contingente español pasarán los tres días recluidos en el cuar- MDE Los talibanes asesinan a un séptimo candidato al Parlamento L. L. C. HERAT. A menos de 48 horas para la celebración de los comicios legislativos, Afganistán registró ayer por la mañana, último día de campaña, el asesinato de otro candidato electoral. Y ya van siete, todos hombres. La víctima, Abdul Hadim, aspirante a la Asamblea Nacional, fue tiroteado por un grupo de supuestos talibanes junto a la puerta de su casa, en la provincia sureña de Helmad, conocida por una larga tradición de insurgencia que culminó el pasado julio con la deca- pitación de seis policías afganos. La muerte del candidato se producía tan solo seis días después de que un miembro de las listas a la Cámara Baja, esta vez por la provincia de Oruzgan, falleciera abatido por los disparos de unos desconocidos, y apenas transcurridas unas horas del ataque perpetrado contra otra candidata de Nuristán, que escapó con vida de la emboscada pero tras recibir tres tiros. Sus acompañantes, dos de ellos periodistas afganos, se encuentran en paradero desconocido. Pero no han sido los únicos atentados contra el proceso y sus participantes perpetrados, al parecer, por una renovada insurgencia talibán: también ayer, en Ghazni, dos soldados estadounidenses resultaban heridos, y su intérprete afgano muerto, como consecuencia de la explosión de una bomba que reventó su vehículo y que, al parecer, estaba dirigida en realidad al convoy cargado con papeletas electorales que iba delante. Sin pasión Para la organización Human Rights Watch, el país está inmerso en un clima de miedo más evidente desde la óptica de los organismos extranjeros que operan en el país, que a los ojos de la población local, que ayer asistía ajena al riesgo a las últimas horas de las vetustas caravanas electorales- -poco más que una furgoneta de vez en cuando, tapizada con el cartel del candidato y provista de una megafonía de sonido ininteligible- -sin ninguna emoción por la fecha que se avecina. A pesar del desapasionamiento con el que se está viviendo en la calle este proceso, la oficina del presidente, Hamid Karzai, hacía público ayer un comunicado informando de los buenos deseos transmitidos por George Bush en esta fecha y un mensaje en el que expresaba en nombre de sus ciudadanos la esperanza de que, con la ayuda del Todopoderoso Alá, estas elecciones procuren la libertad