Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 16 9 2005 Toros 67 FERIA DE ALBACETE Puerta grande para Hermoso y Cartagena con una buena corrida de Bohórquez ZABALA DE LA SERNA ALBACETE. La expectación levantada por la corrida de rejones se vio correspondida por la buena tarde que protagonizaron los toros de Fermín Bohórquez, Pablo Hermoso de Mendoza y Andy Cartagena. Se cortaron cinco orejas, pero pudieron, y debieron, ser más. Joao Moura fue fiel a su trémula espada y pinchó una faena de tono correcto que no calentó del todo al público ni al toro, que en cuanto olía las tablas volvía a grupas. Pasó el cuarto de embestir a muy altas revoluciones a pararse a plomo con dos hierros. Moura le buscó las vueltas a su alrededor al toro y al público con una veterana puesta en escena que le significó un premio de discreto valor. Otra vez Hermoso de Mendoza conquistó una plaza de manos de Chenel Cabalgadas a dos pistas, un recorte por los adentros, un embroque en la distancia corta, el delirio. El toro de Fermín Bohórquez no paró de embestir, fuerte en su salida, lo que provocó que Hermoso fallase un rejón que se enredó en la piel y cayó al ruedo. Se atemperó después de un volatín quebrantador en el capote de uno de los pesadísimos peones de rejones. Oreja de peso en el segundo envite con la muerte. Suele ocurrir que cuando se descuerda a un toro, la cuadrilla se abalanza puntilla en mano y el jinete salta de la montura con aires de gloria. Pues ayer el número se chafó cuando el murube jerezano se levantó, solamente tocado en la médula; Hermoso ya había descabalgado con los brazos en signo triunfal y los banderilleros corrían a tapar el presunto y accidental desaguisado. Resultó bastante patético. P. H. volvió corriendo a por otro caballo y apareció casi pidiendo disculpas. Aceptadas quedan, pero la lavadora sin tambor nos la quiso vender. Logró los más puros momentos sobre Labrit y se anotó la puerta grande. Andy Cartagena cuajó una faena excelsa de pulcritud y milimétrica, perfecta de ritmo y tiempos, un cóctel de escuela ortodoxa y sus ya clásicos violines. Atacó siempre de frente en tres cuarteos limpios y cabalgó de lado con el dulce murube de Bohórquez cosido a la distancia exacta del estribo. El concierto de stradivarius sonó con armonía, sin una sola desafinación: una larga y tres cortas se reunieron en el espa- cio de una vieja moneda de cincuenta pesetas. Si no marra con el acero último, las dos orejas hubieran sido de indiscutible justicia para su maestría. Cartagena se tiró directamente al monte del caballazo y tentetieso para asegurar la salida a hombros con su faceta más eléctrica y popular. A fe que lo consiguió. Cartagena, Hermoso y el ganadero Fermín Bohórquez salieron a hombrosMANUEL PODIO Plaza de toros de Albacete. Jueves, 15 de septiembre de 2005. Octava corrida. Lleno de no hay billetes Toros de Bohórquez, buenos en general, en especial 2 y 3 Joao Moura, tres pinchazos, medio rejón, rejón trasero y tres descabellos (silencio) En el cuarto, pinchazo hondo y rejón (oreja) Pablo Hermoso de Mendoza, rejón y rejón trasero (oreja y petición) En el quinto, pinchazo y rejón trasero (oreja) Andy Cartagena, pinchazo y medio rejón muy trasero (oreja y petición) En el sexto, pinchazo y rejón caído (oreja)