Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional ELECCIONES EN ALEMANIA VIERNES 16 9 2005 ABC El pariente más cercano de la supermodelo Heidi Klum fue el hombre de Neanderthal. Difícil de creer, pero también lo de Darwin es por ahora cuestión de fe. Científico es que Klum es vecina de Bergisch- Gladbach, a minutos de este museo, cuya muestra confirma que, si nada parece cambiar en Alemania, el largo de piernas al menos ha variado en los últimos 200.000 años Grandes parecidos alemanes RAMIRO VILLAPADIERNA. CORRESPONSAL NEANDERTHAL. En un aislado cañón, luego reventado por la minería, vivía tranquilamente durante milenios el precedente paticorto de Heidi Klum. Pero de él se supo sólo por las palas del progreso de los mineros socialistas de la Krupp, que sacaron sus huesos del anonimato, en 1856; luego dejaron el valle como un vertedero, hasta que llegaron los Verdes. Se sobreentiende la aversión verde a los socialistas. Tan apacible había vivido el de Neanderthal que lo sepultó la última glaciación. El homo sapiens vendría después y Joschka Fischer más tarde. Los bisontes que campan cerca del museo son ejemplo de que éste vecino jorobado de Neanderthal era tan conservador como aquél, y jamás evolucionó, pero era más resistente. En este prodigioso microcosmos renano se juntan el cráneo de Neanderthal y el cerebro de Heidi Klum, con el agua de Colonia, las tijeras de Solingen, la fortuna de Krupp, la emigración española de Remscheid y la poesía liberal y viajera de Heine, todo en un paseo. De un lado del Rín, el católico Konrad Adenauer, del otro el socialista Friedrich Engels; de más arriba, el Bayer Leverkusen, y de más abajo Helmut Kohl. Remontando aún el curso: de la librería Karl Marx de Fráncfort, el verde Joschka Fischer, vecino a su vez de los mejores cuentistas de todos, los Hermanos Grimm de Hanau. Idealismo, socialismo, anarquismo, democracia cristiana, ecologismo, socialdemocracia, además de cuna de casi todas las casas reales, resulta casi molesto comprobar que los alemanes lo han inventado casi todo en política, del Neanderthal aquí. Por si faltara, llega Angela Merkel, su tenaz batalla por ser canciller ahora en el Fráncfort de la revuelta urbana de Joschka Fischer; éste coincide en la otra orilla del Rín, en Wiesbaden, del lado franco- alemán. Más cerca de Neanderthal, el presidente del SPD Franz Müntefering, y en el Trier de Karl Marx, Gerhard Schröder en su intento final. Dos ciclistas paseaban ayer junto a unos carteles electorales en la ciudad de Mainz AFP La modelo Heidi Klum y el padre de uno de sus dos hijos, el cantante Seal AP Campaña personalista El Bild del día pregunta: Con una campaña tan personalista- -ni presenta, ni nadie le discute, su programa- ¿sabe el elector que, casi seguro, no está votando a Schröder para canciller? Decenas de anuncios por todas partes dicen apenas: Yo voto a Schröder Y el cartel del que fue un partido asambleario: Sí a Joschka Hasta ayer, el alemán no votaba nombre sino programas: Esto lo ha cambiado el tándem Schröder- Fischer. El canciller se va, más afónico que nunca, crecido por enésima vez en la dificultad, pero sin haber explicado aún por qué adelantó en un año las elecciones. Merkel vie- Idealismo, socialismo... los alemanes lo han inventado casi todo en política, desde el Neanderthal hasta hoy ne, tras el último tropiezo, al menos con la confianza de sus 11 barones en los estados federados que aquí suelen ser más leales al elector que a su líder. Esto hace muy trepidante la práctica política, aunque es obstáculo para mover nada. Por eso no suelen moverse y por eso las posiciones de los partidos suelen parecerse, de ahí tal vez que uno de cada tres votantes siga indeci- so. Hablar de una gran coalición, como se debate, sobraría mirando los programas, cuyas grandes líneas coinciden según Süddeutsche Zeitung. Las principales diferencias están en la reforma del mercado de trabajo y pensiones añade Die Welt. El disenso diplomático lo subsanaría una gran coalición, al igual que el capítulo de interior, sanidad, reforma del federalismo, educación y familia; sólo mediano entendimiento habría en política fiscal, energética, universidad y medio ambiente. Una gran coalición aseguraría la rápida adopción de leyes: las haría el gobierno. Pero este inmovilismo es el que teme patronal y mercados. El problema para los estrategas no es sólo un votante que cambia de partido, sino un ciudadano que elige cambiar analiza el Frankfurter Allgemeine. El voto cambiante, según el sociólogo de Mainz Harald Schoen, es muy difuso nada del tópico de urbano, soltero, aconfesional frente al de padre de familia, cristiano y de provincia Del voto mutante que inquieta a los estrategas, Schoen sólo sabe lo que no es: Ni un crédulo veleta, ni una elite autónoma, que vota racionalmente en cada caso También sabe que aumenta. El en caso de duda, cambio no cursa igual entre muchos alemanes, a la vez de vida alternativa y gusto tradicional: Heidi Klum es madre soltera, de padres distintos, uno el músico de color Seal, y se desnuda en cuanto puede; pero a los 32 años tuvo ayer a su segundo hijo. Más alemán- -por contradictorio- -es el otro vecino de Neanderthal, Heinrich Heine, judío- protestante entre católicos, poeta en casa de comerciantes, revolucionario amante de la tradición burguesa. ¿Quién es el conservador pues? planteaba, una vez más con ingenio, el diario alternativo Tageszeitung: Merkel, Ströbele o usted mismo? en referencia a la líder democristiana, al perenne insurrecto verde y al alemán de a pie. Distintas maneras de apego a lo que se tiene. Conservador es no tragarse todo lo nuevo, sino estudiarlo para elegir lo mejor responde Berthold Kohler, uno de los directores del conservador Frankfurter Allgemeine. Sin caer en lo que le pasó por conservador al de Neanderthal, con la glaciación, que podía ser motivo del tradicional pesimismo alemán.