Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 Sociedad JUEVES 15 9 2005 ABC EL DESAFÍO DE LA NATURALEZA Pesa siete toneladas Más de seis metros de altura 300 metros en una hora De 0 a 72 km h en dos segundos El elefante africano El mamífero terrestre más pesado. Puede llega a pesar más de siete toneladas y alcanzar los cuatro metros y medio en la cruz, aunque la mayoría de individuos se contente con un peso medio de cinco toneladas y una altura media de tres metros y medio. El elefante asiático, más pequeño, sólo llega como cifra récord a alcanzar las medidas medias de los elefantes africanos. Para que pueda funcionar esa enorme máquina biológica, un elefante debe comer un mínimo de 150 kgs. de vegetales al día, principalmente hierba. Dedica dieciséis horas cada jornada a la comida. La piel del elefante alcanza los tres centímetros de grosor, pueden llegar a vivir unos setenta años y sus colmillos llegan a medir tres metros. Es uno de los animales pues más asombrosos del entorno natural. La jirafa El animal más alto. Una jirafa normal mide alrededor de 4,8 metros de altura y pesa unas dos toneladas. Pero el récord absoluto lo conserva todavía un macho que llegó a medir ¡6,05 metros de altura! ¿Para qué necesita un cuello tan largo este animal? La respuesta es muy sencilla: para poder acceder a las ramas más altas de los árboles y no tener allí competencia alguna, salvo el elefante, de modo que pueda disponer de suficiente cantidad de hojas con las que alimentarse satisfactoriamente. La jirafa es muy tímida y evasiva. Su excelente visión, y su altura le permite descubrir fácilmente a sus enemigos- -leones y a veces el hombre- -y a la menor alarma huye corriendo a casi sesenta kilómetros por hora. El cuello de la jirafa tiene el mismo número de huesos que el nuestro, sólo siete. El perezoso El mamífero más lento del mundo. Este campeón de la lentitud alcanza una velocidad en tierra de cinco metros por minuto, es decir, que en una hora sólo puede recorrer unos 300 metros. En los árboles pueden llegar a doblar su récord en tierra. Este famoso representante de la pereza, un gandul empedernido, se alimenta de hojas, aunque para tal menester dedica un máximo de dos horas al día. El resto de la jornada se dedica a dormitar colgado de alguna sombreada rama. Una cosa sorprendente de este as de los vagos es que en su pelaje se aloja un alga parásita que le confiere una tonalidad verdosa, ayudándole a confundirse con la vegetación. De esta forma puede librarse más fácilmente de sus enemigos, como ocurre con otras muchas especies de animales. El guepardo El mamífero más veloz. Es el animal más rápido a cuatro patas pudiendo alcanzar hasta 113 Km h. Naturalmente esa velocidad la puede mantener sólo unos segundos por lo que si no alcanza a su víctima en menos de unos 400 metros abandona la persecución. También es prodigiosa la aceleración de este felino que puede alcanzar los 72 km h en sólo 2 segundos. A diferencia de los otros felinos, las uñas del guepardo no son retráctiles. Sin embargo, en proporción al resto del cuerpo tiene las patas más largas que el resto de los animales de su misma familia. Su cola mide de 60 a 80 centímetros y el peso de los adultos oscila entre 28 y 75 kilogramos. Su longevidad se estima en unos quince años y las madres tienen hasta cinco cachorros en cada camada. Un animal espectacular. Alcanza 300 km h. Animales de Guinness Descubra cuál es el animal más rápido, el más alto, el más fuerte, en el siguiente reportaje y en la Enciclopedia de los Animales de National Geographic y ABC a partir del próximo domingo TEXTO Y FOTOS: ANTONIO MANZANARES FOTÓGRAFO Y NATURALISTA El halcón peregrino El animal más veloz de la Tierra. No hay animal tan rápido como el halcón peregrino. Cuando persigue a sus presas en picado puede llegar a alcanzar los 300 Km por hora. Medalla de oro sin discusión alguna. Cuando el peregrino localiza a sus presas, otras aves, en ocasiones a varios kilómetros de distancia, cierra las alas y se deja caer en picado, acelerándose para atraparla en el aire antes de que tenga alguna posibilidad de esconderse. También en el halcón es proverbial su vista. En la escritura jeroglífica la forma de su ojo significaba ver Aunque los juegos olímpicos humanos se celebren cada cuatro años, no ocurre así en la naturaleza. La vida no deja de empujar a sus criaturas a una competición feroz, la carrera por la supervivencia. Citius, altius, fortius... Más rápido, más alto, más fuerte parece ser también el lema que la naturaleza impone a sus criaturas si quieren tener suerte en la olimpiada de la vida, en donde lo que está en juego es la propia supervivencia. Sin embargo, la astucia, la lentitud, la ferocidad, la pequeñez, el pasar inadvertido o el llamar la atención también tienen sus disciplinas homologadas. Y en todas ellas siempre hay alguien que dé más. De todos es conocido que la ballena azul es el mamífero más grande del planeta, y que el elefante africano es el mamífero terrestre más grande, y que el rinoceronte blanco es medalla de plata en tamaño después del elefante, y que el guepardo, con sus 113 kilómetros por hora, es el animal terrestre más rápido, y que el canguro es el mayor saltador de longitud, En fin, conocemos a los que más destacan. Pero hay otros muchos animales que constituyen récord en otras dis- ciplinas, también útiles de cara a la supervivencia. El siguiente reportaje ofrece a modo orientativo unos cuantos ejemplos. Quizás existan otros casos, pero de lo que se trata es de despertar la curiosidad en la observación de esas especies que baten récords singulares. En las fiestas de algunos pueblos de la geografía española todavía se celebran concursos de bebedores de cerveza, pero ¿sabemos quién gana el concurso de bebedores de agua entre los animales? ¿Conocemos cuál es el mejor diseño elaborado en un depredador por la maestra naturaleza para acercarse a su presas sin ser detectado hasta que está prácticamente encima de ellas? ¿Quién emite el sonido más agudo? Las respuestas están en estas páginas y en la Enciclopedia de los Animales de National Georgaphic que ABC pone a disposición de sus lectores a partir del próximo domingo.