Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 JUEVES 15 9 2005 ABC Sociedad Las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2005 La orden acepta el galardón como homenaje a los empobrecidos de la Tierra pobres atienden a presos, niños abandonados, enfermos de sida, lepra y tuberculosis, ancianos, mendigos y mujeres maltratadas en 93 países JESÚS BASTANTE MADRID. La congregación religiosa de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl resultó ayer galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2005, tras imponerse en las últimas votaciones a las otras dos finalistas, la Organización Nacional de Trasplantes y la Organización Internacional del Trabajo. El jurado, presidido por Vicente Álvarez Areces, jefe de Gobierno de Asturias, destacó la promoción en todo el mundo de los valores de la justicia, la paz y la solidaridad llevada a cabo por esta congregación, fundada por San Vicente de Paúl en 1633, y que actualmente está presente en 93 países de los cinco continentes. b Las hermanas de los La noticia fue acogida con alegría contenida por las religiosas, quienes se vieron desbordadas por el aluvión de llamadas y visitas que recibieron tras la consecución del galardón. En su sede de Madrid, la hermana Mari Carmen trata de contestar a la vez los tres teléfonos que suenan incesantemente, mientras suspira resignada porque esto no pasa todos los días En su ingenuidad, pensó que podría seguir con la labor (hace tejidos en sus ratos libres) pero el día está resultando tan agitado que ni siquiera ha podido desembarazarse del dedal, que permanece en su dedo índice. La Conferencia Episcopal presentó la candidatura Nada más conocerse el reconocimiento a las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, la Conferencia Episcopal emitió un comunicado de felicitación a la congregación en el que reconoce la labor humanitaria y social que hoy realizan en 93 países del mundo Precisamente fue el Comité Ejecutivo del Episcopado, a través de su secretario general, Juan Antonio Martínez Camino, quien presentó la candidatura de las hermanas de los pobres al Príncipe de Asturias. Con este galardón- -incide la nota- -se reconoce la extensa labor humanitaria y social que abarca diferentes obras y servicios. Trabajan con los niños de la calle, jóvenes sin apoyo familiar o social, víctimas de la guerra, refugiados, enfermos de sida o de lepra, disminuidos físicos y mentales, drogadictos, presos, mujeres maltratadas, ancianos en soledad, transeúntes, personas sin techo o emigrantes Del mismo modo, el presidente de Asturias, Vicente Álvarez Areces, quien ejerció de presidente del jurado, destacó que es una organización que existe desde hace casi cuatro siglos con una trayectoria caracterizada siempre por la atención a los más desfavorecidos, a los que están en riesgo de exclusión y sufren las consecuencias de un mundo convulso Por su parte, el presidente de Vocento y miembro del jurado, Santiago de Ybarra, destacó los méritos de esta orden religiosa para alzarse con el Príncipe de Asturias de la Concordia y dijo que la congregación goza de prestigio, admiración y respeto en todos los países en los que está asentada. Vamos a seguir con el trabajo Por supuesto que estamos contentas comenta a ABC en las breves pausas entre llamada y llamada, pero que quede muy claro: esto no es nuestro ni se nos va a subir a la cabeza. Vamos a seguir haciendo nuestro trabajo hoy y todos los días No obstante, ayer fue un día especial en todas las casas de las Hijas de la Caridad: las hermanas se Cuatro siglos de misión Las Hijas de la Caridad están presentes en 93 países, como Ruanda Las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl es una congregación internacional fundada hace 372 años y compuesta por 21.536 monjas, repartidas en 2.491 comunidades, que trabajan en 93 países en proyectos de desarrollo y ayuda a personas marginadas. La congregación fue fundada en Francia el 29 de noviembre de 1633 por San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac. Ambos son reconocidos por la Iglesia como patrones de las obras sociales y caritativas cristianas. La propia orden es conocida en todo el mundo como las EFE hermanas de los pobres Su presencia en España data de 1790. En la actualidad, son 6.400 hermanas, organizadas en nueve provincias canónicas, con 650 comunidades que prestan servicios en el campo sanitario, educativo, la obra social, la atención a ancianos y los hogares infantiles. La hermandad tiene su casa general en París. En la actualidad, está dirigida por el padre Gregory G. Gay y por la madre Evelyne Franc, quienes serán los encargados de recoger el premio el próximo 21 de octubre. El premio será destinado a un hogar para los niños huérfanos tras el tsunami de Indonesia abrazaban y besaban al cruzarse por los pasillos, e incluso los transeúntes que participan en programas de reinserción, o los abuelos que acuden al centro de día sonríen porque el premio también es suyo En la madrileña calle de Martínez Campos la congregación sostiene un colegio en el que estudian más de un millar de niños, alrededor de la mitad hijos de inmigrantes. Tenemos más de 30 nacionalidades distintas asegura la hermana María Cruz, que ha tenido que erigirse en improvisada portavoz de las Hijas de la Caridad, aunque en un rato se despide porque tiene que atender el comedor social. Para nosotros este premio supone un homenaje no a nuestra labor, sino a nuestros hermanos empobrecidos de toda la Tierra, que son nuestra razón de ser Sor María Cruz recuerda que hoy (por ayer) se celebra en la ONU una reunión para analizar los Objetivos del Milenio, y ojalá este galardón