Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 15 9 2005 33 El aparcamiento de Vázquez de Mella, totalmente reformado, vuelve a abrir al público Enrique Barón Castaño, nuevo jefe superior de Policía de Madrid en sustitución de Fernández Rancaño ALGO MÁS QUE UN GUIÑO JUAN M. GASTACA El discurso de Aguirre fue acogido con una ovación por parte de sus compañeros El alcalde, en la tribuna de invitados Desde la tribuna de invitados de la Asamblea, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón, siguió toda la intervención de la presidenta de la Comunidad, una muestra más del acercamiento que se ha producido entre los dos dirigentes del PP en los últimos tiempos. Al suspenderse la sesión, Gallardón felicitó a Aguirre por un buen discurso, con una buena arquitectura y muy bien ordenado El regidor madrileño comentó que la presidenta había hecho un repaso de los asuntos que preocupan a los madrileños, además de exponer, cargada de razón, una buena gestión de Gobierno rales, para frenar la siniestralidad. Al hablar de la Sanidad llegó una de las propuestas más llamativas de Aguirre. Tras proclamar, entre las protestas y el abucheo de los escaños del PSOE y de Izquierda Unida, que ningún madrileño tiene que esperar ya más de 30 días para ser operado -su gran promesa cumplida, aunque en la oposición consideran que hay trampa- se fijó ahora como meta reducir los tiempos de demora diagnóstica. En ese momento prometió que todas las mujeres a las que se prescriba una mamografía no tendrán que esperar más de 40 días para que sea realizada. Otra de las sorpresas Para Educación, otra de las áreas más criticadas por el PSOE, tenía reservada una de sus sorpresas Aguirre se comprometió a que, el próximo curso, todas las familias numerosas van a poder obtener gratuitamente los libros de texto que necesiten. Los más mayores tuvieron su porción de protagonismo. Los que tengan más de 65 años con rentas bajas obtendrán ayudas de entre 280 euros y 560 euros para prótesis dentales, si lo necesitan. En materia de Medio Ambiente, se impulsará una norma de protección del arbolado urbano, para evitar las talas, tan criticadas este verano. Y en Transportes, reconoció la con- lega hoy el turno heavy del Debate regional. Mano a mano Simancas- Aguirre. Cortesía parlamentaría, sí, pero la justa; más bien, a degüello con el enemigo porque se avecina la precampaña otoñal. No podría ser de otra manera el duelo después de ver ayer cómo Simancas, con una gélida sonrisa, contenía la rabia bajo el eco de los aplausos de una bancada popular entregada a la causa mientras escuchaba un angelical balance de gestión al que la presidenta- más conciliadora- adornó, de un paquete de medidas volcado en un claro exponencial social. Un guiño proyectado sin exclusiones, a estas alturas del penúltimo tramo de la legislatura, hacia el granero electoral donde los inmigrantes, por cierto, ya toman asiento. Simancas, por tanto, empieza con desventaja esta mañana porque Aguirre le ha abierto una vía de agua con su discurso socializante de mayor bienestar y menos carga impositiva. Como reacción, el líder de la oposición fruncirá el ceño para decir a Esperanza de tú a tú esas cuatro cosas que tanto le indignan: su perfil derechista, el desprestigio de Telemadrid, los miles de madrileños en lista de espera y la caótica educación. Sin paños calientes. Aguirre, que se lo intuye, curtida en el regate corto, se siente segura. Ayer abrió la caja de promesas y hoy seguirá hasta vaciarla. L FOTOS: CHEMA BARROSO segundo trimestre de este año, y no disimuló su alegría y su impresión al señalar que la tasa de paro femenino en Madrid es del 6,9 por ciento, por debajo de la masculina en el conjunto de la nación. Defendió, además, su política de ba- jar impuestos y recordó el compromiso de suprimir el de sucesiones el año que viene. Además, mandó dos guiños a los sindicatos al proponer un gran acuerdo por la Sanidad con ellos y la patronal, y anunciar la creación de un Observatorio regional de riesgos labo- trariedad de su Gobierno por el fracaso en conseguir que el Metro abra las noches de los fines de semana, por no llegar a un acuerdo con los sindicatos. En su lugar, la consejera de Transportes pondrá autobuses que circulen de forma paralela a la red de Metro.