Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional JUEVES 15 9 2005 ABC La falsa normalidad de Afganistán El riesgo de atentados es extremo ante las elecciones del domingo ayer a siete civiles en el sur del país, al descubrir que uno de ellos portaba una tarjeta de acreditación para participar en los comicios LAURA L. CARO. ENVIADA ESPECIAL KABUL. Ajustar estrictamente cada movimiento a los protocolos de seguridad. Mantener capacidad de contacto con cada miembro del equipo en todo momento. Evitar andar a solas por las calles: la amenaza de secuestro de extranjeros es muy alta. La última tentativa, de un ciudadano británico, fue el lunes en el centro de Kabul. Por no hablar del riesgo de ataques, del que dan cuenta los datos confidenciales en poder de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) en los que se revela que todos los días se intercepta algún intento de introducir de explosivos en la capital. Todos los días, -subraya una fuente consultada por ABC- -y aunque no trascienda, también se bloquean suicidas. No hay que perder de vista que se han excluido de las listas decenas de candidatos por su vinculación a los señores de la guerra y los grupos terroristas, y el mayor peligro ahora son sus represalias... A cinco días vista de las elecciones legislativas, a las encarecidas recomendaciones como las mencionadas, dirigidas a las ONG por la oficina auspiciada por la Comisión Europea en Afganistán para procurar la seguridad de los cooperantes (ANSO) se sub Los talibanes asesinaron man los toques de queda que han impuesto a su personal las empresas que trabajan en Kabul- -caso de una firma alemana, que ha prohibido a su plantilla salir a la calle entre las 23 y las 5.30 horas hasta nueva orden- -y la propia ONU. Su personal atravesará estos días críticos sujeto a un programa: del trabajo a casa y de casa al trabajo en coches custodiados. No es para menos. En el distrito de Gizab, al sur, un grupo de siete civiles fueron asesinados por presuntos talibanes, al descubrir que una de las víctimas llevaba una tarjeta de acreditación para los comicios. Mapa de amenazas Un solo vistazo al último mapa de amenazas de la ANSO basta para poner los pelos de punta. En él, el este, parte del oeste y el gran sureste afgano aparecen pintados de rojo encendido, señal de riesgo extremo e inminente con especial atención al feudo talibán de Kandahar, donde el 5 de septiembre se detectaba información sobre un posible atentado terrorista de alto perfil capaz de acaparar los ojos del mundo Kabul figura mitad en amarillo la marca del riesgo en alza -mitad en verde, símbolo de riesgo bajo- variable al igual que Herat, donde permanece desplegado un millar de soldados españoles. El diagnóstico habla de calma, con la excepción de crímenes domésticos como robos con allanamiento o asesinatos a manos de bandidos También se indica que en su región, la oeste, existen todas las probabilidades de una escala- da de incidentes básicamente por el inquietante panorama de la vecina Faraj, la encrucijada entre el convulso sur y Herat, donde se sabe ya de la infiltración de elementos extremistas dispuestos a reventar las elecciones. En tal caso, las tropas enviadas por España tendrían que actuar. Con todo, advertencias, toques de queda, miedos y mapas constituyen sólo un mar de fondo para extranjeros, que parece no tocar la ficticia normalidad del día a día afgano. ¿Lo ves? No pasa nada... todo está tranquilo invita Aziz mientras abre la puerta de su taxi al lado de las vallas que impiden acercarse a cien metros del aeropuerto. El domingo intentaron matar allí al ministro de Defensa. Desde el tejado, ocho francotiradores, tranquilos, esperan a que el coche eche a andar, con el dedo puesto en el gatillo. Un candidato, de campaña en Kabul La OTAN no logra un acuerdo sobre la fusión del mando de la ISAF con la misión de EE. UU. ENRIQUE SERBETO. ENVIADO ESPECIAL BERLÍN. Los ministros de Defensa de la Alianza Atlántica no han logrado un acuerdo para fusionar la cadenas de mando de la operación que la OTAN realiza en Afganistán (ISAF) y la que desarrolla por su cuenta una coalición encabezada por Estados Unidos y denominada Libertad Duradera (EF) Francia y España encabezaron el sector de los países que se oponen a que se produzca una vinculación orgánica entre la ISAF, cuya misión es de estabilización y ayuda a la reconstrucción de Afganistán, y la operación que lidera Estados Unidos y que tiene por objetivo la lucha contra el terrorismo, con misiones operativas de combate. El secretario general de la OTAN, el holandés Jaap de Hoop Schefer, había propuesto el debate a los ministros, que ayer concluyeron una reunión informal de dos días. A su fin, Shefer declaró que había logrado un consenso para aumentar la sinergia entre ambas operaciones. Sin embargo, la fran- cesa Michele Alliot- Marie y el español José Bono se pronunciaron en contra de que esa mayor cooperación presuponga una cadena de mandos unificada, aunque sea solamente en la cúspide. Alemania habría aceptado la idea de crear un mando de la ISAF bajo el que estarían dos subcomandantes, que mantendrían separadas ambas misiones. Algunos observadores consideran que Estados Unidos estaría interesado en alentar a los aliados europeos a tomar el relevo en EF, para poder disponer de parte de las tropas que ahora tiene desplegadas en Afganistán. El secretario norteamericano de Defensa, Donald Rumsfeld, dijo que no tenía planes a corto plazo de retirar tropas de Afganistán y calificó de discusión artificial las propuestas sobre la unificación de mando. No hay problemas con la estructura del mando y no los ha habido. Aunque no haya unidad de mando, los aliados tenemos unidad de esfuerzo en Afganistán