Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional PLENO DEL CONGRESO JUEVES 15 9 2005 ABC El Gobierno incluye a Zaplana en sus planes de abrir vías de diálogo con el PP El Ejecutivo delega en una responsable del PSOE en vez de en el Ministerio para negociar sobre educación b De la Vega busca contactos discretos con la oposición, mientras los populares temen que el Ejecutivo sólo quiera apuntalar su imagen dialogante A. C. M. M. MADRID. El Gobierno continúa empeñado en establecer algún tipo de diálogo con la oposición o en apuntalar al menos su imagen de Ejecutivo dialogante, según interpretan en el Partido Popular dada la falta de contenido de las conversaciones hasta ahora desarrolladas. Después de citar a Mariano Rajoy en La Moncloa para empezar el curso político, José Luis Rodríguez Zapatero ha encomendado a la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, que continúe con las entrevistas. Primero lo hizo con el propio Rajoy para hablar de la reforma educativa y ayer mismo con el portavoz parlamentario del PP, Eduardo Zaplana. De la Vega invitó a tomar café al dirigente del PP en la llamada zona de Gobierno del Congreso. La reunión duró quince minutos y sirvió fundamentalmente para quedar en hablar más despacio en los próximos días, según fuen- tes del Grupo Popular. En medios gubernamentales coincidieron en que se trató de una mera toma de contacto Zaplana ha alcanzado con el portavoz parlamentario del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, los dos únicos acuerdos suscritos entre los dos grandes partido en lo que va de legislatura: los principios de la reforma del reglamento del Congreso- -aún sin concretar en un texto- -y la reelección de Enrique Múgica como Defensor del Pueblo. Después de constatarse el fracaso de la entrevista Zapatero- Rajoy- -por su nulo contenido, según el jefe de la oposición- las conversaciones del PP con De la Vega en materia educativa tampoco han empezado bien. Rajoy envió por fax su propia alternativa con subrayado de los principios irrenunciables y en el Ejecutivo se han remitido al contenido de la ley de contrarreforma en trámite. El presidente del PP ha delegado el estudio de los textos en la ex ministra y miembro de la dirección del partido, Ana Pastor, mujer de su absoluta confianza y figura en alza dentro de la organización. De la Vega ha nombrado interlocutora a la responsable de educación de la ejecutiva del PSOE, Eva Almunia, que también es consejera de Rajoy y Zaplana en el pleno del Congreso educación en Aragón. El hecho de que la elegida no sea la ministra ni cargo alguno con responsabilidades en el departamento induce a los populares a dudar de la voluntad real de acuerdo en el Gobierno. Los principios de libertad de elección de centro y garantizar un mínimo de un 55 por ciento de materias comunes en todas las Comunidades- -exigencias básicas del PP- -choca con la práctica de los gobiernos autonómicos del PSOE en el primer caso y con la de los controlados por los nacionalistas y el PSC en el segundo. Frente a la incredulidad del Partido Popular sobre la sinceridad de Zapatero en su oferta de conversaciones, en fuentes gubernamentales insisten en que es el PP quien de cara a la galería se ofrece al Gobierno para dar una imagen de colaboración en asuntos de Estado, pero en realidad es evidente que no quieren pactar nada MADRID. El Congreso estaba ayer un poco desvaído. Lo que realmente anima el ambiente es el tú a tú entre el presidente y el jefe de la oposición y, desde luego, los grandes debates. Pero ayer no hubo ni una cosa ni otra. Había, eso sí, ETA por todas partes. Las especulaciones, las afirmaciones sin pruebas y aseveraciones innecesarias, como las de Conde- Pumpido en la apertura del Año Judicial o las de Patxi López en el País Vasco, poniendo en valor el papel de Díez Usabiaga y atribuyéndose una autoridad en el asunto que el presidente- sólo el sabe de qué va el asunto afirman todos los socialistas, incluso sus más próximos- -no le ha conferido, han caldeado el ambiente. El Gobierno, al menos algunos de sus miembros, comienzan a estar cansados y preocupados. El que más harto está, sin duda, es el ministro de Interior, al que ayer tocó responder al nacionalista Olabarria, que reclamó el traspaso de la competencia de Prisiones. Les preocupan más las competencias que los muertos le dijo Alonso, para concluir que no habrá traspaso, como ya dijo Jordi Sevilla y como hoy mismo le dirá Mer- Al ministro del Interior, José Antonio Alonso, se le nota un poco harto de tanta especulación sobre la posible negociación con la banda terrorista ETA por todas partes POR CHARO ZARZALEJOS cedes Gallizo al consejero vasco Joseba Azkárraga, preocupado por la muerte de seis reclusos en la prisión de Nanclares de Oca. No habrá traspaso de prisiones, ni acercamiento de presos y, ni mucho menos, cuestionamiento de la política de dispersión. Pero ocurre que cuando el fiscal no abre la boca en el interrogatorio a Díez Usabiaga, la especulación se dispara y el mundo abertzale considera que algo se mueve La Audiencia Nacional, aseguran, se ha convertido en un torpedo en el proceso de paz y lo dicen cuando aún están pendientes dos grande juicios contra el entorno de ETA, que, en teoría, deberían celebrarse en lo que queda de año y para los que a día de hoy no hay ni fecha de señalamiento. Estas marejadas dialécticas favorecen a ETA. Así se sienten protagonistas y cuanta más ansiedad detecten en los demócratas, más estupendos se creen. Van de gratis total y, con razón, el ministro Alonso está que trina. El presidente del Gobierno navega en solitario en esta historia. Ni siquiera Pérez Rubalcaba o Ramón Jauregui son protagonistas destacados. Su socio preferente, Gaspar Llamazares, asegura no saber qué sabe el presidente y Mariano Rajoy quiere combinar vigilancia y prudencia, principios y posibilismo ante una eventual tregua. Tiene tiempo para pensar cómo hacerlo, porque, de momento, no se va a producir y cuando la haya, si la hay, se llamará suspensión de actividad armada Antes, mucho antes, el presidente va a hablar de Afganistán, en donde las cosas están más que mal. En medio de todo, Gaspar Llamazares, contento porque ayer mismo IU y el PSOE cerraron acuerdo en la Ley de Defensa, de manera que cualquier acción en el exterior tendrá que ser votada en el Congreso. Y Mariano Rajoy, ultimando su conferencia del lunes día 19 nada menos que en La Caixa. Le va a presentar su presidente, Ricardo Fornesa. Auguran en el PP que va a ser en Cataluña en donde Rajoy va a comenzar a trabar esa mirada al futuro. Miguel Ángel Cortés tiene la teoría de que lo que dijo Rajoy ante el comité ejecutivo fue una gallegada Y es que, por ejemplo, a Jorge Fernández Díaz no se le ocurre otra cosa que decir vaya sopapo le ha dado a Piqué cuando en realidad parece más bien lo contrario. Lo cierto es que Rajoy cree que Piqué lo está haciendo estupendamente, pero ya ves lo que dicen algunos, que además dicen ser de los nuestros