Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 Sociedad MIÉRCOLES 14 9 2005 ABC Investigación Plan Hidrológico Nacional Sequía La Ley de Agencias Estatales dará una mayor autonomía al CSIC La Ley de Agencias Estatales cambiará la estructura jurídica y organizativa del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) para convertirlo en una agencia capaz de gestionar una importante parte de su presupuesto en 2006 explicó ayer su presidente, Carlos Martínez. El espíritu de la ley busca dar al CSIC una mayor flexibilidad presupuestaria, de contratación y de gestión de su personal CiU pide al Gobierno que estudie un posible trasvase desde el Ródano El portavoz del Grupo Parlamentario Catalán (CiU) en el Congreso de los Diputados, Josep A. Duran i Lleida, presentó ayer una proposición no de ley instando al Gobierno a que inicie de inmediato los estudios para un posible trasvase de recursos hídricos desde el Ródano a Cataluña, tal y como contempla la disposición adicional novena de la ley del PHN. La reserva hidráulica está al 40,7 por ciento de su capacidad La reserva hidráulica está al 40,7 por ciento de su capacidad total. Actualmente hay 21.653 hectómetros cúbicos de agua embalsada, lo que representa una disminución de 384 hm 3 (el 0,7 por ciento) con respecto a los niveles de la semana anterior. Esta semana, en las Cuencas Internas de Cataluña la capacidad aumenta 8 hm 3, mientras que en el Guadalquivir desciende en 160 hm 3. Maesojustificaguardiasdeseis díasseguidosporque trabajaba conceleridadybien El fiscal le acusa de priorizar sus intervenciones en la clínica privada porque le eran más rentables b El anestesista, juzgado por el contagio masivo de hepatitis C, asegura que dejó de hacer guardias en 1993, molesto por el rumor sobre su drogadicción ISABEL RODRIGUEZ DE LA TORRE VALENCIA. Con celeridad, rapidez y haciendo las cosas bien Así justificó el anestesista Juan Maeso la frenética actividad quirúrgica que, según el fiscal, desarrolló entre los años 93 (año en el que realizó sólo 26 guardias porque, dijo, dejó de prestar estos servicios porque se molestó cuando el director del Hospital La Fe de Valencia le participó el rumor sobre su drogadicción y le recomendó unas vacaciones) y el 97, año en el que se le contabilizan 124 guardias. Según el fiscal, que pide para el acusado 2.214 años de prisión porque supuestamente infectó con el virus de la hepatitis C a 276 pacientes a los que anestesió entre los años 1988 y 1998, Maeso llegó a permanecer de guardia durante 144 horas, seis días consecutivos, en La Fe, del que era jefe de Anestesiología de Maternidad, aunque era más habitual que permaneciera de servicio durante dos y tres días de forma ininterrupida, y que, además, compaginara sus servicios en la Sanidad pública con guardias simultáneas en la clínica Casa de Salud, en la que se produjeron la mayoría de los contagios, o con intervenciones en este centro sanitario privado. ¿Por qué siempre intervenía en La Salud cuando estaba de guardia en La Fe y nunca al revés? ¿Era más rentable intervenir en la privada? le interrogó el fiscal. La relación de guardias que usted tiene está equivocada, están puestas a bulto replicó el anestesista tras ilustrar a la Sala sobre los continuos cambios que se realizaban sobre la plantilla inicial y sobre la forma aleatoria en la que se asigna fecha a las intervenciones a la hora de justificar las guardias para cobrarlas. No tengo el don de la ubicuidad. Alguna de las certificaciones no es cierta declaró el acusado para cuestionar los partes de quirófano, hojas de anestesia y otros documentos en los que se apoya el fiscal para acreditar su participación en todas las intervenciones en las que hubo contagio. Para despejar dudas, el fiscal le hizo Maeso, visiblemente agotado, en el segundo día del juicio ayer pronunciarse, uno a uno, sobre los pacientes a los que supuestamente trató. Maeso reconoció su participación en media docena de casos, sólo en aquellos en los que existe algún documento con su firma, y contestó con un reiterado no recuerdo a las preguntas sobre su intervención en el resto de operaciones en las que el fiscal considera que su participación está acreditada por distintos documentos, algunos de ellos elaborados por cirujanos que no intervinieron en la operación. ROBER SOLSONA El fiscal le imputará un cuarto homicidio La petición de 2.214 años de prisión a la que se enfrenta el anestesista Juan Maeso por 276 delitos de lesiones y tres homicidios imprudentes, que habría cometido al contagiar la hepatitis C a otros tantos pacientes a los que supuestamente anestesió con la misma aguja con la que él se drogaba, podría verse incrementada en dos años al final del juicio. El Ministerio Público confirmó ayer su intención de imputarle un cuarto delito de homicidio por imprudencia como consecuencia del fallecimiento, el lunes, de uno de los afectados. Aunque aún no tiene conocimiento formal de esta defunción, el fiscal aseguró que si el abogado defensor lo plantea, él modificará sus conclusiones y se adherirá a esa petición. Para ello, la autopsia deberá acreditar que el paciente murió como consecuencia de la evolución de la dolencia hepática. Pese a que han fallecido otros 22 pacientes, el fiscal sólo responsabiliza a Maeso de tres. Primera denuncia en España contra la farmacéutica de Vioxx ABC BARCELONA. Una mujer de 64 años, Victoria Naranjo, ha sido la primera persona en España en presentar una denuncia contra Merck Sharp Dome, el laboratorio que fabricaba el antiinflamatorio Vioxx El abogado de la denunciante, Eduard Güells, señaló a Efe que los informes médicos que ha presentado su clienta apuntan a que el fármaco es el causante de sus lesiones y sostiene que la farmacéutica es responsable porque conocía los riesgos y, a pesar de ello, lo mantuvo en el mercado hasta 2004. Estos argumentos son los mismos que se utilizan en las demandas presentadas en Estados Unidos, donde el lunes comenzó el segundo juicio al antiinflamatorio. La primera sentencia condenó a la farmacéutica a pagar a una viuda 253 millones de dólares. El medicamento fue retirado en septiembre, pero llevaba en las farmacias desde 1999 y llegó a venderse en más de ochenta países, donde fue consumido por veinte millones de personas. En España se estima que entre 70.000 y 100.000 pacientes fueron tratados con este medicamento.