Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 14 9 2005 Nacional 15 En el PP interpretan las palabras de Rajoy sobre la cruz y raya de las más variadas formas. Zaplana dice que el presidente del PP no habló del 11- M, otros diputados creen que se refería a divisiones internas y los próximos a Aznar destacan la reafirmación de los principios Interpretar a Rajoy, nuevo arte en el PP ÁNGEL COLLADO MADRID. El anuncio o consigna de Mariano Rajoy ante la Junta Directiva Nacional de su partido de hacer cruz y raya con el pasado y consagrarse a hacer oposición con la vista puesta en el futuro fue muy aplaudida el lunes por los dirigentes del PP, pero ha dado lugar a diversas interpretaciones pocas horas después entre los mismos entusiastas. Predomina la idea de que se refirió al 11- M aunque relacionado con la derrota del 14- M. No faltan los que consideran que se trataba de cortar cualquier atisbo de división interna ni los que destacaban que el presidente del PP se había reafirmado también en los principios. Todos contentos e iniciándose en la hermenéutica de la doctrina Rajoy sobre el peso del pasado en el futuro. El portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Eduardo Zaplana, se sintió obligado a recordar que el jefe de la oposición no se había referido al 11- M en ningún momento de su intervención, dato cierto pero de ambivalente interpretación. No había citado el origen de la derrota ni la comisión de investigación que ha podido dejar en segundo plano la labor de oposición del PP durante el primer año de la legislatura. En ese sentido había empezado a pasar página. Pero también es cierto que Rajoy no ha renunciado a perseguir la verdad sobre lo ocurrido en los atentados y después de los atentados. Cuando haya algo nuevo insisten en fuentes próximas a la dirección del PP. Zaplana, sorprendido ante las inter- pretaciones o acusaciones de que el Partido Popular pretende dar carpetazo al 11- M, explica que lo de mirar al futuro lo ha dicho Rajoy siempre y sin que eso quiera decir que un nuevo dato sobre la preparación de los atentados pueda ser pasado por alto. ¿Cómo no nos vamos a hacer eco de los temas del presente y de la actualidad? se preguntaba el portavoz. Para otros diputados del PP, sin embargo, lo de hacer cruz y raya iba más bien dirigido a los amagos de debate interno abierto por Josep Piqué so- bre la conveniencia de abrir el abanico de voces y caras del partido más allá de las figuras del secretario general, Ángel Acebes, y el portavoz parlamentario, Eduardo Zaplana. Para Rajoy es un asunto superado por la vía de los hechos. Ha potenciado la presencia de otros dirigentes durante este verano- -sobre todo Ana Pastor- -y repetido que el actual equipo es su equipo y con él hará la travesía por la oposición hasta las próximas elecciones. El común denominador en las filas del PP es que Rajoy estaba más que har- Piqué apoya las tesis de su jefe y dice que la gente votará pensando en el futuro BARCELONA. El presidente del PP catalán, Josep Piqué, se sumó ayer a las tesis del líder de su partido, Mariano Rajoy, de hacer cruz y raya con el pasado, y aseguró que a partir de ahora se votará al PP pensando en lo que puede hacer en el futuro. La gente no nos va a respaldar en las urnas por lo que hicimos, a pesar del buen balance que puedan hacer, sino pensando en lo que vamos a ser capaces de proponer sentenció Piqué en declaraciones a TVE. El dirigente popular dijo también que el 11- M va a seguir en el candelero, pero otra cosa, concretó, es que sea un elemento central de nuestra labor como oposición Piqué sostuvo que el PP debe ser capaz de hacer una política muy dura y contundente, pero al mismo tiempo presentar alternativas Preguntado por si se debe contar con dirigentes como Eduardo Zaplana o Ángel Acebes para el futuro, Piqué afirmó no tener ninguna duda al respecto Todos somos necesarios, cada uno desde su sensibilidad y experiencia previa tiene mucho que aportar. El gobierno es duro, pero la oposición lo es mucho más añadió. to de la comisión sobre el 11- M porque de ella no sacaba nada en limpio para ganar enteros ante la opinión pública en su conjunto más allá de los convencidos y partidarios del PP. El mensaje del cruz y raya según estos últimos hermeneutas no era sobre el 11- M, sino sobre la obsesión con el 11- M como origen de la derrota. Lo que pasó ya pasó y no ha sido bueno les dijo el jefe y todos aplaudieron cuando remató con el a partir de aquí, sólo se habla de futuro Entre los diputados más próximos al ex presidente del Gobierno José María Aznar no parece que les sentara mal las palabras de Rajoy sobre el pasado. Reconocen que se inquietaron ante lo de cruz y raya pero se reanimaron ante tanta reafirmación en los principios como plasmó Rajoy y, sobre todo, ante la consigna de hacer oposición y ofrecer alternativas, también desde el crédito de lo realizado desde el poder. Tampoco entienden muy bien la frase de marras, que de hecho aseguran no llevaba escrita Rajoy. Tampoco quiso hablar de borrón y cuenta nueva ni de pasar página O se lio o dijo lo que quería decir, el caso es que hay interpretaciones para casi todos los gustos. En conjunto, el mensaje de Rajoy parece haber calado entre los diputados más metidos en sus respectivas áreas de oposición para presentar alternativas que esperan tengan ahora más difusión en los medios, desde las rebajas de impuestos a los aumentos en las pensiones.