Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 MARTES 13 9 2005 ABC Gente Naomi Campbell, una rubia de ébano. La modelo británica que conquistó con su melena azabache al bailaor Joaquín Cortés, luce ahora el cabello en tono rubio, como se pudo ver en el desfile de ropa de baño de la firma Rosa Chá, dentro de la Semana de la Moda de Nueva York para la primavera- verano de 2006. Las tres sevillanas componentes de Las Niñas. De izquierda a derecha, Alba Molina, Aurora Power y Vicky G. Luna Las Niñas, un trío descarado Vuelven con fuerza. Savia negra es otro grito, andaluz pero sin tópicos, a las injusticias sociales. Nuevo reto desde ayer para las listas de venta TEXTO: ISABEL AGUILAR FOTO: ÁNGEL DE ANTONIO diodía en un céntrico hotel madrileño. Las Niñas atienden ya con cierto aplomo a las últimas entrevistas de una mañana agotadora, mientras que una de ellas, Alba Molina, responde espontánea a uno de los más primitivos instintos humanos: ¿Me puedo pedir un gazpachito, que tengo un hambre que me da calambre? En una visita relámpago a la capital para comenzar con pie firme la promoción de su nuevo disco, a la venta desde ayer, el trío sevillano desafía a las exigentes huestes del éxito con Savia negra Estoy convencida de Me que encantará a nuestros seguidores. El disco está guapísimo responde Alba, hija de Lole y Manuel, con una frescura pasmosa, mientras ojea la carta del menú para saciar un apetito que el gazpacho no ha aplacado. Mantiene el sonido que hemos conseguido con Ojú pero hay una fusión de estilos, incluso más reforzada que entonces- -apunta Vicky, la rubia del grupo- Hay menos hip- hop y más flamenco, un poco de funk, algo de rock- -que no había en el primero- incluso sonidos cubanos. No es que hayamos inventado nada versionando R B a la andaluza, por eso no nos gusta que nos etiqueten, porque casi nadie acierta ¿Cuánto vale el disco? -le interrumpe Molina- La verdad es que no lo sé, pero nos encantaría que costara poco para que se vendiera más- -contesta Vicky- -resuelta Colaboraciones no han faltado en este segundo trabajo del singular trío. Los Delinqüentes, el cantante de Narco e incluso Lole, la madre de Alba, que hace voces moras y la letra de unos tarantos Mientras, Vicky y Alba se decantan por una parrillada de verduras, Aurora (que luce rastas y piernas, además de cierto descaro que porta con orgullo) no deja de hablar por el móvil. Cuando se les pregunta por la coincidencia macabra del título del álbum, Savia negra con el verano de incendios que hemos tenido, Vicky no duda en indignarse: Me entristece muchísimo porque, además, la mayoría de los incendios son provocados. Bastante tenemos con el cambio climático y con lo que nos viene encima, que cualquier día va a haber un tsunami hasta en Madrid. Pero aunque no fuera por los incendios, el título viene bien porque la tierra está su- friendo Comprometidas con los asuntos sociales, como ya ocurriera con su primer disco, Las Niñas vuelven a cantar a temas como la guerra, la naturaleza o la mujer. Saben que tal vez no alcancen la gloria de Ojú (un Ondas y dos premios de la Música) pero son concientes de que Savia negra será especial por otras cosas, aunque existe el gusanillo y el nervio de ver qué pasará Después de dos años de gira y de participar en homenajes como el de Bambino, Presuntos Implicados e incluso Radio Futura (para quienes volvieron a pintar el nostálgico Corazón de tiza de los 80) Vicky confiesa que están deseando tener un directo que puedan preparar con tiempo, porque con Ojú todo fue muy deprisa y algunos temas iban a veces cogidos con pinzas. Ahora- -continúa- -tenemos muchas ganas de mon- Savia negra mantiene el sonido de Ojú pero la fusión de estilos está incluso más reforzada tar directos en condiciones No han dejado estas tres jóvenes, sin embargo, de ser Niñas de barrio como cantaban en el disco que las catapultó a la fama, puesto que, como revelan, cuando regresan a casa retoman su vida habitual. Cuando vuelvo a Sevilla- -destapa Alba Molina- -estoy dedicada a mi hija, y voy al hipercó a la farmacia y al parque. Pongo lavadoras, plancho y me encargo del equipo completo Aurora Power, en una de sus escasas intervenciones, descubre que ella ha cambiado muy poco; ahora es vegetariana, está más serena y ha creado un sello discográfico con su pareja, Andreas, uno de los productores del grupo y padre de su hija. Alba, cuya niña es hija del otro productor, confiesa que entre sus proyectos está aprender a cantar bien por soleá. Preguntada por qué opinan sus padres de esto de Las Niñas, Alba supone que ellos prefieren que cante flamenco. Al principio me decían ¿pero tú no eres gitana, niña? porque para nosotros el rock no está muy bien visto. Pero ahora ven cómo son las cosas- -finaliza- -y les parece estupendo. Entienden que es mi trabajo y que ya soy mayorcita