Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 13 9 2005 57 Toros FERIA DE ALBACETE FERIA DE SALAMANCA La expresión de Antón Cortés Plaza de toros de Albacete. Lunes, 12 de septiembre de 2005. Quinta corrida. Media entrada larga. Cuatro toros de Torrestrella, muy desiguales de presentación; destacaron 1 y 5 y dos (4 y 6 de Marqués de Domecq, uno cariavacado y estrecho y otro muy serio, fueron bastante deslucidos. Miguel Abellán, de blanco y plata. Estocada (oreja) En el cuarto, tres pinchazos y estocada. Aviso (saludos) Antón Cortés, de teja y azabache. Estocada caída (saludos con división) En el quinto, gran estocada (oreja y petición de la segunda) Salvador Vega, de azul pavo y oro. Estocada muy baja y descabello (silencio) En el sexto, pinchazo y bajonazo (silencio) Los toros de Montalvo dieron al traste con el festejo JOSÉ LUIS SUÁREZ- GUANES SALAMANCA. La corrida de Montalvo tuvo que ser remendada por su falta de fuerzas. Volvieron para los corrales el cuarto, el primero de los sobreros- -de la misma divisa- -y el sexto. La escasez de fuerzas y la invalidez de algunos fueron una constante. Con el segundo de los sobreros, que hizo cuarto tris, de Los Bayones, cortó una oreja López Chaves, que tardó en acoplarse, pues su oponente llegó huido a la muleta. Domingo lo toreó de primeras con rapidez, aunque con entusiasmo. Logró dos series de derechazos y una de naturales que fueron a más. Pasaron de ser entonadas a vibrantes y alcanzaron cierta hondura. Confirmó sus posibilidades. Había recibido al primero con dos largas cambiadas y se ajustó después en verónicas mandonas. Volvió a brillar en quites. Aguantó con la muleta en derechazos de rodillas y, tras ellos, empezó la flojera de la res. Abusó del encimismo y falló con los aceros. Saludos. Muy poca fortaleza tuvieron los dos que correspondieron a Juan Diego. Su primero perdió las manos en los inicios y el diestro no se pudo acoplar. Tras una nueva genuflexión, desistió de todo empeño. Silencio. El quinto también flojeó desde el principio. Dejó ver Juan Diego su calidad, pero la cosa no podía cuajar nada más que en esbozos, aunque se emplease con la izquierda. Saludos. Voluntariosa actuación de César Jiménez, que derrochó entusiasmo. Mejor con la derecha que con la zurda en el tercero, pues con esta mano toreó de forma intermitente, pero siempre tirando del animal. Saludos. Tardó en encontrar la distancia al sexto, reserva de Aguirre Fernández Cobaleda, en un hacer trabajoso y meritorio, pero falló con la espada. Palmas. Oyó un aviso en ambos. ZABALA DE LA SERNA ALBACETE. Fue lo que más se grabó en la memoria, la expresión de Antón Cortés. Esa forma de sentir sostuvo la faena e incluso la remontó después de un bache de desentendimiento. Superado el desnivel, tomó vuelo a partir de una tanda de naturales. Y la continuidad sobre la mano derecha siguió al alza en su cuerpo gitano, tensionado en cuerdas de guitarra de bronce pero no crispado como otras veces, con su empaque. El espadazo hasta la empuñadura, por arriba, tumbó al toro de Torrestrella, buenecito y noble, sin un mal mirar. La oreja cayó a ley, aunque parte de la plaza interpretó que una segunda se merecía Cortés: más vale una de peso que criticar ahora la validez del doble trofeo por encima del análisis de la obra. Este quinto y el primero fueron los dos mejores toros de la tarde y de la presunta corrida, un saldete impropio de Albacete, remendado con parches del Marqués de Domecq, el último un verdadero tío. Miguel Abellán entendió pronto que el pitón para apostar era el izquierdo de aquel torrestrella flacón de los albores del festejo. Pero hasta la tercera tanda de naturales no funcionó el engranaje toro- torero con toda la fluidez debida. Hasta entonces las abundantes tandas se cortaban con un intermedio que las enfriaba; desde entonces Abellán se conjuntó y se centró más. La segunda parte de la obra cayó del lado diestro, por donde el toro Derechazo de Antón Cortés, que cortó una oreja también embistió, aun con menor calidad. Atacó con rectitud el volapié y se anotó una correcta oreja. A partir de aquí, ustedes y yo podríamos ahorrarnos el tiempo, y hablar, por ejemplo, de que igual la Comunidad de Madrid debería volver al sistema de la tarjeta de abono indivisible, tipo abono del Real Madrid, personal y transferible, con un código de barras que leen los tornos del Bernabéu con precisión y rapidez. Puestos a luchar contra la reventa, tal vez surta más efecto. Es más incómodo a la hora de repartirse las fechas con amigos, vecinos, parientes y compañeros, hay que andar quedando cada día, pero si se acaba o se dificulta el fraude, bienvenido sea. Todos a una soplaríamos la vela del mismo barco, y seguro que a la Comunidad no le importaría cierto trastorno a la hora de repartirse los 25 tendidos bajos, los 25 tendidos altos, los 9 palcos, las ¿20? andanadas y las localidades de opción preferente que se re- EFE serva en el pliego diariamente. Pedro Antonio Martín Marín lo apoyaría. Y ya digo que los otros dos torrestrellas que se lidiaron no valieron. El único momento de emoción fue cuando el segundo descabalgó al picador y el caballo arrolló en su huida al monosabio: Abellán estuvo perfecto al quite como director de lidia. Luego, tras un torero prólogo de Cortés, ni se empleó ni humilló. Menos, el soso tercero en la muleta de un Salvador Vega siempre muy a la pala del pitón. El bajonazo le sacudió la tontería al tonto. Los remiendos del Marqués fueron polos opuestos en cuanto a presencia. Uno flaco y cariavacado; otro hermoso y cuajado; los dos de finas astas y poca fuerza. Miguel Abellán- ¿por qué no lo midió más en el peto? -no pasó de voluntarioso y algo brusco. Y Vega quiso más que pudo hasta resolver de otro bajonazo todavía peor que el anterior. (Parecía que nunca iba a llegar el fin, como en el Mundial de Fórmula 1) Valladolid Murcia Parla (Madrid) El Juli, galardonado con el trofeo Campo Grande a la mejor faena de la feria J. L. HERNANZ. El Juli ha sido galardonado con el XVIII trofeo Campo Grande que concede El Corte Inglés al autor de la mejor faena de la Feria de Valladolid. El madrileño ha obtenido este premio por su labor del 9 de septiembre a Niñato de la ganadería de Núñez del Cuvillo, al que desorejó antes de pasar a la enfermería con una cornada grave en el muslo derecho. El trofeo al mejor toro ha recaído en Nochetriste de Torrestrella, lidiado en quinto lugar por Salvador Vega el pasado día 7. Puerta grande para Liria y oreja para Morante BLAS DE PEÑAS. Toros de Juan Pedro Domecq, descastados, y y uno de Parladé (3 bis) manso. Enrique Ponce, silencio y ovación. Pepín Liria, ovación y dos orejas. Morante de la Puebla, silencio y oreja tras aviso. El Cordobés y Cayetano salen a hombros ABC. Reses de Felipe Navas, Carmen Segovia y Sotillo Gutiérrez. Manuel Díaz El Cordobés dos orejas y oreja. Javier Conde, silencio tras aviso y ovación tras dos avisos. Cayetano, oreja y oreja. Tordesillas (Valladolid) Arganda del Rey (Madrid) Éxito de Ferrera y Valverde ABC. Toros de Santos Alcalde; 4 premiado con la vuelta en el arrastre. Ferrera, ovación y dos orejas y rabo. Valverde, dos orejas y ovación. Serafín Marín, ovación y oreja. Triunfo de Álvaro Justo en el mano a mano con Capea ABC. Toros de Torrestrella. El Capea, ovación, oreja y ovación. Álvaro Justo, silencio, oreja y dos orejas.